FIFA 19
FIFA 19
Carátula de FIFA 19

FIFA 19, análisis Switch

La temporada también arrancó el pasado mes de septiembre para Switch con la versión personalizada de FIFA 19. Un juego que se aleja de dos suposiciones: no es como en PS4, One y PC; pero tampoco es una actualización de plantillas del año anterior.

La saga de EA Sports ha presentado muchas novedades en la actual temporada. Y algunas de ellas también llegan a Nintendo Switch. Cuando pudimos probar el título en el E3 ya nos dimos cuenta que estábamos ante un juego que era distinto a FIFA 18, y que apostaba dentro de su oferta personalizada por mejorar elementos que se echaban en falta en la anterior entrega. ¿Es FIFA 19 un buen juego? Para Switch es el mejor, sin duda. Pero sigue estando lejos de la versión con la que comparar de otras plataformas y se siguen echando en falta algunos modos. Esta es su ambivalencia.

Por un lado, podemos decir que jugablemente el título ha mejorado. Vemos una relación con el balón con más opciones y herramientas defensivas en la respuestas de los jugadores más potentes. Pero por desgracia, seguimos con un ritmo muy elevado y una jugabilidad un par de escalones más tipo ‘arcade’ de lo visto en FIFA 19 para PS4, One y PC. Esto, que seguramente no gustará a los más puristas, no quita que nos permita disfrutar del fútbol de EA Sport de manera más distendida.

A nivel de opciones, contamos con un mix de características de hoy y de antes, también en las ausencias. Por un lado se ha instalado el sistema de Finalización Exacta que tan buenas sensaciones nos deja en FIFA 19, con el reto de equilibrar el riesgo de usarlo y la gloria de que salga como estábamos esperando. Por el otro, seguimos sin el elenco de regates del año pasado (el Tornado, por ejemplo) y una variedad de centros y disparos que aunque responde a lo que ya hemos visto en las dos últimas entregas, no está tan pulido como era de esperar.

Jugablemente, tenemos varios tipos de disparos, de pases, de centros y un sistema de defensa táctica marca de la casa. Las sensaciones es que todo esto no acaba de ejecutarse con la solidez exigida, por unas físicas menos cuidadas y un balón menos realista. El cómputo global es bueno, y hay muchos matices que mejoran a FIFA 18 en Switch, pero se podría pedir más en este campo. En todo caso, se nota que se ha trabajado en pulir la versión anterior y no replicar lo que ya vimos.

Rey del juego local

Donde sí se ha actualizado el juego es en los modos de partido rápido. Nos encontraremos con las opciones novedad de este año en toda la franquicia como poder jugar partidos de supervivencia (quien marca recibe una expulsión), larga distancia (los goles de fuera del área valen doble), sin reglas (ni fueras de juego ni faltas), voleas y cabezazos (solo se puede marcar de remates) o poniendo un límite de goles para marcar. Si a esto añadimos la opción de hacer partidos con equipos aleatorios, el modo rey de la colina y la presencia de la Champions, el resultado final es que tenemos un salto cualitativo sobre todo en eso que Switch quiere potenciar: el juego local con varios mandos a la vez. Eso sí, limitado a cuatro jugadores.

A ello se le añade el modo carrera que no trae novedades importantes (no, tampoco las negociaciones en directo), y las modalidades que ya conocíamos como los juegos de habilidades, campeonato del Mundo femenino y un sinfín de ligas y licencias donde destaca la inclusión de la liga China y tener las principales ligas europeas licenciadas con segundas divisiones. Tampoco hemos recibido las nuevas tácticas dinámicas de este año, por desgracia.

Por fin amistosos con amigos

Una de las asusencias más destacadas del primer juego de FIFA en Switch fue no poder jugar con amigos simples amistosos. No llegó una actualizació que clamaba al cielo, pero al menos en esta ocasión podremos mandar invitaciones y jugar con amigos sin ningún problema. Esto se añade a las modalidades ya conocidas de las temporadas en línea y a FUT, la estrella online una vez más.

Ultimate Team no es tan completo como en la otra versión de FIFA 19, pero no llega precisamente cojo. Podremos jugar a temporadas offline, torneos offline y FUT Draft para un jugador. También a los desafíos de plantillas para conseguir recompensas. A nivel de juego en línea, lo mismo: temporadas, Draft y partido único online. Por desgracia no tenemos un sistema de clasificación como Division Rivals ni tampoco las Squad Battles. Una versión por lo tanto recortada aunque con muchas horas de juego por delante con lo que ofrece.

A nivel audiovisual, FIFA 19 en Switch mejora en varias animaciones, recreaciones faciales y también en algo de iluminación. Tanto en modo portátil como en dock luce bien para la consola y teniendo en cuenta sus especificaciones, a lo que sumamos una enorme banda sonora para los menús y buenos efectos sonoros. Eso sí, los comentarios de Manolo Lama y Paco González están lejos de haberse renovado y ampliado el repertorio como sería deseable

CONCLUSIÓN

FIFA 19 es una propuesta sólida y con mejoras respecto a la anterior entrega. La mejor manera de disfrutar en modo portátil de un fútbol que había sido siempre de sobremesa y de modos de largo recorrido como FUT o Carrera. Pero por desgracia, esta entrega vuelve a tener ausencias importantes. No solo El Camino, sino también en término de novedades para Carrera, todos los modos de Ultimate Team o la falta de, por ejemplo, temporadas cooperativas. El toque más arcade del sistema de juego también deja un sabor agridulce: por un lado es divertido y está repleto de opciones; por el otro, no dejamos de pensar en que se podría haber pulido más. En definitiva, EA Sports se toma en serio su presencia en Switch, pero falta darle un impulso que pueda equiparar la versión en todo aquello que, salvo lo técnico, le debería ser posible.

LO MEJOR

  • El fútbol con mayor opciones disponibles en portátil
  • Añade los modos de partido rápido y novedades como Finalización Exacta
  • Por fin partidos amistosos online con amigos
  • Mejoras respecto la anterior entrega, no es una simple actualización de plantillas...

LO PEOR

  • ... Pero siguen faltando modos y opciones importantes
  • Jugablemente es un par de escalones más arcade de lo deseable
  • Modo Carrera sin equipararse al de los últimos años en otras versiones
7.8

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.