Fantasía mutable

Final Fantasy XV, un juego en constante evolución

La odisea del príncipe Noctis y sus amigos prosigue su camino cuando está a punto de cumplirse el segundo aniversario desde su lanzamiento.

Quién se lo iba a decir a Tetsuya Nomura. Allá por el 2006, el futuro de la saga Final Fantasy parecía prometedor. Por aquel entonces, Yoichi Wada todavía era presidente de Square Enix y se trazaban ambiciosos planes para la franquicia. No en vano, durante el E3 2006, la compañía nipona no se contentó con mostrar un único título. Además de anunciar la decimotercera entrega, protagonizada por Lightning, se desveló el tráiler de Final Fantasy Versus XIII, un ambicioso proyecto cuyas riendas había tomado el propio Nomura.

Alrededor de estos títulos y de otros más que vendrían posteriormente—Final Fantasy Agito XIII, luego renombrado como Type 0, y las secuelas de Final Fantasy XIII—, se ideó una minuciosa mitología, la Fabulla Nova Crystallis. Aunque todos estos juegos se ambientaran en lugares distintos con personajes únicos, su punto de unión se articulaba en torno a unas deidades comunes.

Ni los mismos dioses salvaron el destino de la serie durante esa época. El Olimpo, el cielo de los inmortales, ardió como lo hubiera hecho la tierra de los humanos. Lightning, en su periplo contra los Fal' Cie de Paals, halló a su hermana después de caminar en línea recta sin parar. Sin duda, la linealidad de Final Fantasy XIII fue uno de los temas más debatidos, por no hablar de la pérdida de algunos de los símbolos de identidad más importantes de la saga. Por ejemplo, se decidió prescindir de casi todos los temas musicales clásicos, algo que en cierto modo pudo desconectar a los jugadores. La falta de ciudades y aquella excusa poco creíble que decía que crear ciudades era “demasiado difícil” en las consolas HD solo contribuyeron a echar más leña al fuego.

La transición de Versus XIII a Final Fantasy XV

Pasaron los años y Final Fantasy Versus XIII no aparecía por ningún lado. Dejó de asomar por las ferias y poco a poco dejó de salir en las revistas. De vez en cuando se publicaban algunas declaraciones de Tetsuya Nomura, pero estas no servían para aplacar los seguidores más ávidos. “Seré viejo cuando salga Versus XII”, se leía entonces en los foros de Internet. Al mismo tiempo, los rumores de cancelación comenzaron a resonar con más estruendo, hasta el punto de que el propio Yoichi Wada tuvo que publicar un tuit para desmentirlo: “Corre un falso rumor de que Versus ha sido cancelado. Hace solo un minuto, la reunión ordinaria de Versus ha concluido. Si vierais la presentación de la ciudad os dejaría patidifusos”

Los rumores, no obstante, no iban muy desencaminados. El proyecto Versus XIII se desmanteló. Square Enix tomó la decisión de llevarlo a las nuevas consolas, tal y como se confirmó en el E3 2013. El juego fue presentado de nuevo y meses después se anunció que Tetsuya Nomura ya no era el director. ¿Su sustituto? Hajime Tabata, el máximo responsable de Final Fantasy Type 0.

En realidad, el juego fue cancelado y replanteado. Se mantuvieron ciertas bases de la historia: el protagonista, algunos personajes, la banda sonora y la idea de que su sistema de combate no funcionara por turnos. Más allá de eso, Final Fantasy Versus XIII, ya con su nuevo y flamante nombre, Final Fantasy XV, era un juego diferente. Incluso en la concepción de la historia se realizaron cambios profundos. Stella, una de las protagonistas en el guion original, desapareció porque ya no encajaba en la trama argumental. Por otra parte, Lunafreiya se incorporó como personaje nuevo trascendental dentro de las nueva trama.

El equipo liderado por Tabata tardó otros tres años en completar el desarrollo, o más bien, en llevar una versión jugable a las tiendas. Porque sí, el Final Fantasy XV de 2016 (una década después de su anuncio) no era más que el punto de partida, el inicio del viaje.

Una hoja de ruta llena de cambios

No hay muchos juegos que sigan una estructura parecida a la de una road movie, pero la obra de Tabata es sin duda la que más se acerca. Al volante del Regalia, el coche del príncipe Noctis, los personajes recorren unas tierras tiznadas por la guerra. La invasión del Reino de Lucis por parte del Imperio de Niflheim es el detonante de los hechos que se narran en Final Fantasy XV. Se rumorea que el rey Regis, padre de Noctis, no ha sobrevivido al ataque perpetrado por unas fuerzas oscuras que desean hacerse con el dominio del mundo. Mientras tanto, Noctis y sus amigos y compañeros de espada, Gladio, Ignis y Prompto, se hallan en el exilio en busca de una solución.

El que haya jugado a la primera versión de Final Fantasy XV y no haya vuelto a tocarlo, descubrirá que el título se ha modificado sustancialmente. Desde el principio, el estudio de Hajime Tabata anunció que su obra continuaría evolucionando, de modo que presentaron un plan que especificaba los objetivos a corto, medio y largo plazo. Los cambios no son simplemente cosméticos, sino que tocan elementos esenciales de la jugabilidad.

Cuando llegó a las tiendas, algunas críticas señalaron que era imposible manejar a otro personaje que no fuera Noctis durante las batallas. Con el tiempo, Square Enix permitió a los jugadores manejar al resto de los protagonistas. Los ajustes jugables no se detuvieron en ese punto. El capítulo 13, uno de los más controvertidos, fue actualizado para mejorar la experiencia de juego. Además, la historia no ha quedado invariable. El estudio ha añadido nuevas cinemáticas y conversaciones para intentar tapar algunos agujeros de guion. El problema es que resulta muy complicado arreglar del todo una historia que ha sido remendada y reescrita muchas veces desde la época de Final Fantasy XV.

Como en otros títulos, el contenido descargable ha sido abundante. Se han creado episodios únicos protagonizados por los amigos de Noctis, amén de una expansión multijugador. Y el viaje no termina: Final Fantasy XV: Dawn of the Future es el futuro, valga la redundancia. Se trata de una serie de cuatro capítulos centrados en los siguientes personajes:

  • Episodio Ardyn: The Conflict of a Sage

  • Episodion Aranea: The Begining of the End

  • Episocio Lunafreiya: Choice of Freedom

  • Episodio Noctis: The Final Strike

Todos los capítulos saldrán a la venta a lo largo del año que viene. No sabemos si será lo último que veamos de Final Fantasy XV, pero lo que sí está confirmado es que Tabata ya está trabajando en su próximo proyecto, del que no se sabe absolutamente nada.

Con Final Fantasy XV, Square Enix ha nutrido el juego con contenido gratuito y de pago. Es, en esencia, la evolución a la que está sometida la industria, una concepción del videojuego como servicio. Las desarrolladoras no quieren que dejes de jugar, están constantemente añadiendo nuevas aventuras para mantener a los jugadores a los mandos. Es una nueva vía de negocio que permite rentabilizar los juegos en base a un plan a largo plazo que en muchas ocasiones incluye un pase de temporada. Además, en el caso de este título en concreto, la compañía japonesa no podía retrasar más sus planes. Tras una década de espera, un retraso a gran escala hubiera sido inimaginable. Quién sabe. Quién.

Final Fantasy XV

Final Fantasy Versus XIII pasa a llamarse Final Fantasy XV, un título de rolacción ambientado en el universo Final Fantasy para PlayStation 4Xbox One y PC de la mano de Square Enix. Noctis, acompañado de sus tres amigos, se embarcará en un peligroso viaje con el fin de vengar la muerte de su padre, el Rey Regis Caelum.

Final Fantasy XV