Sanción administrativa

Valve y Ubisoft, multadas en Francia por incumplir la Ley para la Defensa del Consumidor

Borja Ruete borjaruete

Ni Steam ni Uplay se adecuan a la legislación gala en lo que se refiere a la políticas de devolución de sus artículos, por lo que deberán abonar más de 100.000 euros.

Las autoridades francesas han multado a Valve y a Ubisoft con 147.000 y 180.000 euros respectivamente por haber violado la Ley para la Protección del Consumidor, informa NoFrag. Según han especificado, la sanción se ha producido porque sus tiendas virtuales, Steam y Uplay, no han respetado la legislación en un punto concreto: la política de devolución de artículos.

Mientras que Uplay no dispone de ningún sistema de devolución en absoluto, la tienda de Valve sí permite devolver los artículos comprados, pero con dos condiciones: que no hayan pasado más de 14 días desde la compra y que el jugador no haya invertido más de dos horas en el videojuego. Sin embargo, esto último choca con la mencionada ley, ya que esta no contempla ningún límite de horas.

La Ley para la Defensa del Consumidor, en su artículo L221-18, establece que los clientes tienen hasta dos semanas para hacer uso del derecho de devolución: “El consumidor dispone de un plazo de 14 días para ejercer su derecho a la rescisión del contrato”. A pesar de ello, las empresas pueden saltarse esa restricción si avisan a los consumidores, algo que por el momento ninguna de las compañías ha hecho.

Según Ubisoft, aunque no están “en desacuerdo” con la decisión, se han mostrado dispuestos a “continuar conversando de manera productiva” con las autoridades, al tiempo que meditan posibles alegaciones. “Mientras tanto, seguimos dedicados a ofrecer grandes juegos y servicios a nuestros clientes, incluida la tienda de Ubisoft”.

Como recuerda GamesIndustry, otras compañías han recibido advertencias en la misma línea. La Asociación de Consumidores de Renania del Norte-Westfalia (Alemania), presentó una queja porque consideran que el servicio PlayStation Network no respetan la ley germana en tres puntos fundamentales:

Uno de ellos es la política “hostil” en lo que respecta a los fondos prepagados, que expiran a los 24 meses. Además, el mismo organismo ha presentado una queja tras constatar que PlayStation considera a los padres responsables de los gastos ingame que realizan sus hijos. Por último, también han criticado la política de devolución de los artículos.