Cazadores de Lore

La legendaria soldado The Boss

Paula Croft paulacroft02

Exploramos en profundidad la historia de uno de los mejores personajes creados por Kojima, The Boss, heroína de la Segunda Guerra Mundial y mentora de Big Boss en la saga Metal Gear.

The Boss es una soldado legendaria con una larga y completa carrera a sus espaldas que se sacrificó por su patria, manteniendo así limpio el nombre de los Estados Unidos y evitando otra gran guerra. Una vida que utilizó para completar un gran número de hazañas y reunir títulos de prestigio más que merecidos. Con una voluntad de hierro, una personalidad carismática y fuerte y el poder de influir a todos con los que se encontraba, cambiando sus destinos, The Boss dejó un gran legado.

Recordamos que los reportajes catalogados como “Cazadores de lore” contienen destripes del argumento del juego o saga en la que se basan. Pasemos a explorar en detalle la historia de una heroína que hizo historia y siempre recordaremos como una de las mejores personajes de la saga Metal Gear.

Forjando sus primeras alianzas

The Joy nació en 1922 y siendo hija de quién era, uno de los miembros más importantes de Los Filósofos, se esperaban grandes cosas de su persona. La organización mencionada era un grupo secreto que reúne a las mentes más poderosas y brillantes de Estados Unidos, La Unión Soviética y China, llegando a albergar tal poder que incluso se podría decir que dominaban el mundo. Fueron los predecesores de los Patriots.

Antes de llegar a la formación de esta organización volvemos a la juventud de The Joy y al punto en el que se unió al Servicio Aéreo Especial británico (SAS) en 1941. Otros personajes afiliados fueron Major Zero, Liquid Snake, Roy Campbell y Master Miller, cada uno en su época correspondiente. En cuanto a The Joy, allí conoció a David Oh (más conocido como Cipher o Zero) con quién fundaría la Unidad FOX.

La Unidad Cobra

Un año más tarde, en 1942, ella fundó la Unidad Cobra para ayudar a los aliados a vencer en la Segunda Guerra Mundial, conformada por seis soldados con habilidades especiales y poderes sobrenaturales dominando distintos ámbitos. The Pain con el poder de controlar enjambres de letales avispas a voluntad y The Fear, “el soldado araña”, con velocidad, fuerza y agilidad sobrehumanas. The End, un francotirador anciano experto con más de 100 años y poderes fotosintéticos y The Fury, protegido por un traje de astronauta y con una gran habilidad manejando el lanzallamas.

Por último, The Sorrow, que podía leer el pensamiento de los muertos en combate, siendo una habilidad táctica muy útil para las batallas. Él y The Boss tuvieron una relación muy estrecha durante la Guerra, terminando por tener un hijo juntos cuyo nombre nos sonará mucho: Revolver Ocelot (Adamska).

Tras participar en el Desembarco de Normandía, el núcleo de la unidad Cobra sufrió los estragos de la deserción de The Sorrow a favor de la Unión Soviética. Este movimiento no gustó a los Filósofos, quienes enviaron a The Boss a acabar con su vida y posteriormente le arrebataron al pequeño Ocelot de sus manos. Debido al proceso de cesárea por el que tuvo que pasar para dar a luz durante la batalla, le quedaría una gran cicatriz en forma de S en el pecho.

"Ya no queda nada dentro de mi. Nada en absoluto. No hay odio, ni siquiera arrepentimiento. Y aún así, a veces durante la noche, sigo sintiendo el dolor trepando por mi interior. Deslizándose a través de mi cuerpo...cómo una serpiente".

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial la Unidad Cobra se desmanteló y The Boss empezó a realizar misiones secretas bajo las órdenes del gobierno de los Estados Unidos de América. Además, The Boss trabajó durante aquella temporada como instructora y orientadora de soldados en instalaciones de preparación militar a cargo de Los Filósofos. Allí conoció a Jack, más conocido como Naked Snake o Big Boss. Junto a él y durante nueve largos años, desarrollaría la táctica del CQC (Close Quarters Combat) basada en el combate cuerpo a cuerpo. Además, forjarían una estrecha relación de mentora-alumno que sería clave para el desarrollo y desenlace de ambos.

Un viaje al espacio

En 1960 The Boss se unió a la NASA, donde conoció a la brillante científica británica Strangelove. Ambas desarrollaron una estrecha amistad, aunque por parte de la científica fue algo más intenso, pudiéndolo comprobar gracias a que ella replicó a The Boss en la Inteligencia Artificial BS-Imago (Unidad Mamífero) que creó como parte del proyecto de Peace Walker.

Poco después, el 12 de abril de 1961, The Boss fue enviada al espacio para comprobar cómo se adaptaba el cuerpo humano a unas condiciones tan extremas como las habidas fuera de la órbita terrestre.Estando en el oscuro espacio y observando desde ahí la silueta del planeta tierra, The Boss deja una importante reflexión:

"Política, economía, la carrera armamentística - Son solo arenas de una competición sin sentido. Estoy segura de que puedes verlo. Pero la tierra en sí misma no tiene fronteras. No hay Este, ni Oeste, ni guerra fría". Con ello nos hace pensar acerca del sentido real de las guerras a gran escala, algo que la saga de Metal Gear trata con acierto. Además, sería la premisa para la posterior creación de los Patriots por Zero, queriendo "unificar el mundo".

Aún así, la misión fue un fracaso debido a que la trayectoria escogida para la operación fue balística y por ello la nave en la que viajaba salió unos instantes de órbita para regresar de nuevo y estrellarse en el planeta, sumiendo a The Boss en un coma durante seis meses. Con esta misión, se convirtió en la primera mujer en viajar al espacio, aunque todo ello nunca fue desvelado al público debido a que fue un fracaso. Tras el incidente, The Boss no volvió a encontrarse con la Dra. Strangelove.

La operación Snake Eater

Ya en 1964, a The Boss le encargaron la importante misión de recuperar el Legado de los Filósofos, una fortuna que consistía en cerca de cien billones de dólares y que se encontraba en manos del coronel del GRU, Volgin. Al mismo tiempo a Jack (Naked Snake) le encargaron la Misión Virtuosa, en la que tenía que localizar a Sokolov y traerlo sano y salvo a los Estados Unidos, algo en lo que acabó fallando.

Por su lado, The Boss, con tal de ganarse la confianza de Volgin, le hizo entrega de dos cabezas nucleares portátiles. Volgin usó una de ellas para destruir el centro de investigaciones soviético de Sokolov para sorpresa de los presentes, causando así un conflicto de mayor escala en el que la Unión Soviética pedía explicaciones a los Estados Unidos, amenazando con causar otra guerra entre naciones.

Ante ello, The Boss permaneció junto a Volgin para recuperar el Legado por su cuenta, mientras que Jack, bajo las órdenes de FOX, inició la operación Snake Eater en la que tendría que recuperar el legado y demostrar la inocencia del gobierno de los Estados Unidos. Con esta premisa, Jack avanzó por la jungla enfrentándose a los miembros de la Unidad Cobra que permanecían con vida, poniendo fin a ésta. Además, se encontraba con Revolver Ocelot y recibía apoyo de Para-Medic y el anteriormente mencionado Major Zero.

Por otro lado, y a modo de paréntesis, The Boss tuvo que hacerse pasar por alidada de Volgin, pudiendo pasar tiempo con su hijo Ocelot. "En el campo de batalla no existe la suerte", menciona ella cuando el imprudente Ocelot juega con su revólver a modo de ruleta rusa apuntando a Sokolov. Recogiendo el arma en el aire y disparando la única bala que contenía el cargador, demostrando así saber donde se encontraba, The Boss pone en práctica sus palabras. Nunca tuvo la oportunidad de ejercer el papel de madre debido a que su perfil de soldado y el cumplir la misión están por encima de todo pero, a pesar de ello, sí que pudo enseñarle algunas lecciones a su hijo biológico y a Jack, con quién tenía un vínculo maternofilial mucho más fuerte. 

Volviendo a Naked Snake, lo más duro para él fue el hecho de tener que encontrarse en numerosas ocasiones con su mentora, creyendo en todo momento que ella realmente lo había traicionado y se había pasado al bando enemigo. "No va a hablar. Ha sido entrenado para no romperse. Entrenado por mi", menciona The Boss a Volgin cuando éste tortura duramente a Naked Snake, queriendo sacarle información a toda costa.

Finalmente, tras pasar por muchas complicaciones y batallas, llega ante The Boss en un prado de flores blancas, sabiendo que el destino de ambos va a cambiar drásticamente a partir de aquel punto crucial. Mentora y aprendiz, dos soldados preparados para cumplir una misión y ella, dispuesta a dar la vida por ella.

"¿Y tú, Jack? ¿Qué vas a elegir? ¿Lealtad a tu país, o lealtad a mí? ¿Tu país, o tu antigua mentora? ¿La misión, o tus creencias? ¿Tu deber para con tu unidad, o tus sentimientos personales? Todavía no conoces la verdad. Pero tarde o temprano tendrás que elegir. (...) La única cosa en la que podemos creer con certeza absoluta es la misión, Jack."

Así, The Boss y su discípulo Naked Snake, se enfrentaron hasta que ella quedó tendida en el suelo. Jack, sin querer apretar el gatillo, comprendió que la única forma de demostrar la inocencia de los Estados Unidos ante la Unión Soviética era acabar con la vida de la madre de las fuerzas especiales. A petición de ella, la última bala que recibiría fue disparada con su arma, la Patriot.

"Tú y yo somos iguales. Ambos siendo lentamente devorados por el karma ajeno. Nunca tendremos la oportunidad de morir en paz o de viejos. No tenemos un mañana". Con estas palabras recordó durante la pelea con Naked Snake las pruebas a las que ambos se sometieron, recibiendo grandes cantidades de rediación nuclear. Por haber pasado esta dura experiencia y por los largos años de entrenamiento juntos, The Boss se sentía íntimamente conectada a Jack, avisándolo con tales palabras de que su desenlace también se daría en unas circunstancias similares, tras enfrentarse a numerosas batallas.  

"Te he criado. Te he querido. Te he dado armas, enseñado técnicas y conocimiento. No hay nada más que pueda darte. Todo lo que me queda para ti es mi vida, por tu propia mano. Uno debe morir y el otro debe vivir. No hay victoria, ni derrota. El superviviente continuará la batalla. Es nuestro destino...Quién sobreviva heredará el título de Boss. Y quién herede el título de Boss se enfrentará a una existencia de batallas sin fin."

Esta importante frase, a modo de legado transformado en palabras, es mencionada por The Boss antes de morir, clavándosele a Naked Snake a fuego y siendo lo mismo que él legaría muchos años más tarde a su clon, Solid Snake, en Outer Heaven después de ser derrotado.

De vuelta frente al gobierno, Snake fue condecorado por el Presidente Lyndon Johnson, quién le otorgó el título de Big Boss para situarlo por encima de The Boss, quién quedó a los ojos del mundo como una traidora cuando fue todo lo contrario. Una heroína que dio su vida por defender la imagen de su patria.

El legado de The Boss

Para nosotros, las nociones del gobierno de amigos y enemigos no tenían sentido. Así como Oriente y Occidente, unimos fuerzas por nuestra propia voluntad. Nuestro objetivo era cumplir el último deseo de The Boss, unir al mundo. Y para hacerlo, Zero usó el Legado de los Filósofos, el fondo de guerra secreto obtenido durante la Operación Snake Eater. Esta organización se convertiría... En Cipher.- Revolver Ocelot en MGS V: The Phantom Pain

El último deseo de The Boss era usar el Legado de los Filósofos para unificar de nuevo a los Filósofos y exponerlos ante el mundo. Por otro lado, Major Zero creó a los Patriots reclutando a Big Boss, EVA, Ocelot, Sigint y Para-Medic.

Aún así, Zero se empezó a desviar en gran medida de los objetivos iniciales de los Patriots, por lo que Big Boss acabó creando Outer Heaven para cumplir la última voluntad de su mentora y eliminar a la organización. Con ello se desarrollaron e hilaron los acontecimientos del resto de entregas de la saga Metal Gear, siendo el punto de partida la tercera: Snake Eater y derivando a partir de ahí todo el intrincado argumento y múltiples e interesantes personajes con los que nos encontramos en la mítica obra.

Saliéndonos del universo del lore de Metal Gear para echar un vistazo en las inmediaciones descubrimos cómo el propio Hideo Kojima expresó su deseo en crear un título de la saga con The Boss como protagonista durante su intervención en PAX Prime de 2012: "No soy un gran admirador de los spin-offs, por lo que es difícil decirlo en este momento", pero aún así añadió: "Hemos hablado previamente sobre un juego que tenga a The Boss como personaje principal. Es algo que realmente me encantaría hacer”.

Por desgracia, dada la desvinculación de Kojima con Konami y el rumbo hacia la oscuridad que parece haber tomado la saga con el inacabado Metal Gear Solid V: The Phantom Pain y el mediocre MGS: Survive, parece que parece que nos quedaremos sin disfrutar la que habría sido una prometedora e interesante aventura con The Boss en cabeza. O, ¿quién sabe? Tal vez Kojima se guarde un as en la manga y sepamos algo nuevo acerca de la legendaria soldado que nos ocupa en el futuro. Ciertamente, cruzamos los dedos para que así sea.

Las fuentes principales para elaborar este reportaje han sido la wikia de Metal Gear correspondiente a The Boss, metal gear informer y "Kojima sobre The Boss, en Gamerant, además de los propios juegos de la saga Metal Gear.

Metal Gear Solid 3: Snake Eater

Tercera entrega, exclusiva de PlayStation 2, de la serie Metal Gear
Metal Gear Solid 3: Snake Eater