BeTech: noticias de tecnología

UBER

Toyota se alía con Uber para impulsar el servicio de taxis sin conductor

Toyota se alía con Uber para impulsar el servicio de taxis sin conductor

La fabricante japonesa de coches invertirá 500 millones de dólares en la polémica compañía de transporte.

Puede que Uber como tal divida opiniones -en España la situación de ésta y otras VTC como Cabify frente al sector del Taxi es de insostenibilidad máxima-, pero a nivel empresarial es una de las compañías que más apuesta por el vehículo autónomo. O sea: sin conductor. Al igual que los coches Tesla de Elon Musk, Uber lleva tiempo probando servicios de transporte en los que el conductor es una figura testimonial -aunque están lejos de ser perfectos y ya han provocado varios accidentes mortales.

 

Toyota se alía con Uber

A pesar de que aún queda bastante para que las flotas de vehículos sin conductor sustituyan a los medios de transporte públicos y privados actuales con conductor, la popular marca Toyota cree sin duda en el mismo futuro por el que Uber apuesta. Y como prueba de ello, la fabricante nipona de coches ha firmado un acuerdo de colaboración con la compañía de transporte VTC: el gigante japonés de la automoción invertirá nada menos que 500 millones de dólares, alrededor de 427,5 millones de euros, para usar la tecnología de auto-conducción de Uber en coches Toyota.

La Toyota Sienna Minivan, el vehículo elegido para formar la flota Toyota-Uber autónoma

Con el objetivo de crear una gran flota de vehículos de transporte VTC autónomos, la fabricación en masa de coches Toyota equipados con la tecnología ‘Self-Driving’ de Uber es uno de los puntos del acuerdo. La flota ‘Autono-MaaS’, acrónimo de ‘mobilidad autónoma como servicio’, estará basada en el modelo Toyota Sienna Minivan, un vehículo a medio camino entre un coche y una furgoneta que podrá llevar a múltiples pasajeros. La miniván contará tanto con el sistema autónomo de conducción Uber como con el Toyota Guardian, el sistema de soporte automatizado para la seguridad de la marca. Además, Toyota implementará más cosas como la plataforma de servicios de mobilidad MSPF, su infraestructura de información central para vehículos conectados.

Los sistemas de la Toyota Sienna

En sí, el coche elegido para la flota Uber-Toyota ya monta de fábrica medidas como el Asistente de Manejo en Carril, diseñado para detectar las desviaciones del carril cuando las líneas de separación son claras y que se activa solamente cuando superamos los 50 kilómetros por hora. También cuenta con un sistema Pre-colisión con Detector de Peatones, que usa una cámara y radar abordo para ayudar a detectar a un vehículo o peatón que pasa por delante del coche, y evitar así una posible colisión.

Todos estas medidas de seguridad se verán reforzadas por los nuevos sistemas que Toyota y Uber implementarán en el Toyota Vienna. El objetivo del acuerdo es empezar a desplegar la flota de vehículos autónomos Autono-MaaS en 2021.