Retro TV

Radikal Bikers, el Crazy Taxi español

Carlos Forcada

Recordamos un juego muchas veces olvidado dentro de los desarrolles españoles pero que tenía su enjundia.

Al igual que los juegos 2D fueron simplemente aniquilados de los salones recreativos por lo que entonces era el futuro, hay que hablar de otra dificultad añadida para una empresa como Gaelco, que no contaba ni de lejos con los medios de un coloso como Sega. Por muy acostumbrada que estuviese a obtener resultados extremadamente competentes para los mimbres de la empresa, todos sus exitazos hasta entonces corrían sobre muebles estándar, pero la nueva era de los salones iba a ser también la de los muebles dedicados, en los que Sega y Namco hacían auténticas virguerías desde hacía años, con las que una empresa como Gaelco podía competir a duras penas. Nada estaba a favor de Gaelco en torno a 1998, pero de repente los hados volvieron a conjurarse para conceder un último exitazo a la heredera de la vieja “Edad de Oro”: Radikal Bikers.

Gaelco llevaba toda su historia jugando muy bien sus cartas, pero posiblemente fue Radikal Bikers su mejor ejemplo de exitazo por méritos propios en una categoría muy concreta: la de “mejor juego que nadie esperaba”. Su premisa era la de unos repartidores de Pizzas que tenían que correr por la ciudad casi a lo “mario kart” para hacer a tiempo sus entregas, y con ella Gaelco obtuvo un éxito atronador que se anticipó a uno de los mayores bombazos de finales de los 90 en los salones: el famosísimo Crazy Taxi de Sega, un juego que prácticamente cualquiera que tuviese una Dreamcast ha jugado alguna vez. Llegados a este punto, resulta increíble darnos cuenta de cómo al contrario de lo que podría parecer no fue Gaelco la que, digamos, “se inspiró” en el juego de Sega, sino que en este caso la cosa fue más bien al revés. Radikal Bikers obtuvo un éxito muy grande en todo el mundo y fue distribuido en Estados Unidos por Atari, por lo que el hecho de que Crazy Taxi sea un juego de 1999 no deja mucho lugar a dudas: Sega se inspiró en este juego español para uno de sus mayores bombazos de aquella época, y de hecho así lo cuentan con orgullo algunos miembros de la Gaelco de entonces que no dudan en señalar incluso el momento y lugar en el que se produjo el..”espionaje”.

 

 

Radikal Bikers

Tomaremos el papel de un repartidor de pizzas a domicilio, el cual en su pequeña motocicleta debe atravesar la ciudad para entregar a tiempo los encargos. Conversión directa del arcade de las salas recrativas.
Radikal Bikers