Análisis Periféricos

Razer Panthera, análisis. El arcade Stick de Dragon Ball

Redacción

Probamos a fondo uno de los Arcade Stick más atractivos de los últimos tiempos y que arrastra el éxito de FighterZ. De Razer y con materiales sanwa.

El mundo de los Arcade Stick tiene para todos los bolsillos y para todas las exigencias. Pero los jugadores de mayor nivel o los que quieran dedicarle centenares de horas a sus juegos de lucha favoritos saben perfectamente que la calidad en uno de estos controles se paga. Este año está siendo el de Dragon Ball FighterZ, el juego de lucha de moda que ha roto todos los récords del EVO y que prepara su desembarco a Nintendo Switch en apenas un mes. Aprovechando el momento, Razer lanzó su Panthera edición Dragon Ball FighterZ para distintos dispositivos. Analizamos la versión PS4/PS3 con unos acabados de primer nivel por 220 euros.

Lo primero que destaca del Panthera es precisamente su tamaño. Acostumbrados a que algunos de los Tournament Edition que tanto triunfaron años atrás de Madcatz tuvieran cierta envergadura en lo ancho, éste se ve más compacto y ajustado, ideal para usarlo encima de los muslos si no tenemos un soporte para colocarlo. Con formas cuadradas y bordes algo redondeados, el color predominante es el naranja, que cubre todos los costados y zona posterior, dejando una lámina con un arte oficial de FighterZ en la parte frontal del mismo. Es el clásico arte donde Vegeta, Gohan SSJ2 y Goku se preparan para atacar a Cell, Buu y un Freezer que por la disposición de los botones casi no se ve.

Pero lo importante en estos dispositivos es el tacto, y es ahí donde los componentes de Panthera brillan con luz propia. Los componentes sanwa, los reyes de los Arcade Stick, ofrecen precisión y sensibilidad tal  y como se espera de ellos. Tanto del stick, que se mueve a la perfección a nuestra voluntad, como sobre todo los botones, que tienen esa particularidad que deslizando los dedos podemos pulsarlos sin que falle la conexión en ningún momento ni se quede una pulsación sin salir. Los botones están colocados en dos filas horizontales de cuatro cada una, aunque los atajos típicos del mando (R y L) teniendo esta posición no son necesarios.

Eso sí, hay que destacar algo que no acaba de convencer entre los acabados de los botones. Las pegatinas que recrean las 7 bolas de dragón quedan algo raras, con la sensación que con el uso se pueden acabar desenganchando. El efecto "pegatina" pegado encima de los botones tampoco es el más atractivo, pero en todo caso no parece que sea complicado sacarlas y dejar los botones en naranja liso. En el lado lateral derecho tenemos los botones de Option y Share de Playstation 4 y en la parte superior del dispositivo, otros extras que van desde la parte touch del mando de PS4 hasta botones para recrear R3 y L3.

El dispositivo se completa con un espacio interno para poder guardar algunos elementos, además de un cable de conexión -no es inalámbrico, como pasa en la práctica totalidad de estos dispositivos- que es generoso en longitud: tres metros. Además, en el interior del Arcade Stick vemos la presencia de un destornillador que sirve para poder modificar piezas del propio controlador.

Es uno de los ganchos del Panthera: poder cambiar tanto el stick como los botones que queramos de manera sencilla, ya sea para usar otros componentes o para personalizarlo si es preciso. La parte interna permite guardar un segundo stick con forma de bate y hay espacio para botones complementarios por si es necesario llevárselos y cambiarlos en algún torneo al que se acuda.

En definitiva, Panthera Dragon Ball FighterZ de Razer es uno de los Arcade Stick destacados del mercado actual de gamma alta. Destaca sobre todo por sus componentes Sanwa, por el peso y tamaño del propio dispositivo y por sus capacidades de modding para quien quiera personalizarlo. Los motivos de Dragon Ball son parte de su encanto, aunque es cierto que los acabados de las pegatinas de los botones no acaban de convencer y tal vez el arte escogido está ya muy visto, aunque eso no quita que siga siendo espectacular (es el mismo que la caja metálica edición limitada del juego).

Dragon Ball FighterZ

Dragon Ball FighterZ, desarrollado por Arc System Works y editado por Bandai Namco para PC, PlayStation 4Xbox One y Switch, es un nuevo título de acción y lucha de los creadores de sagas como Guilty Gear o BlazBlue, con combates de 3 contra 3 y con mecánicas basadas en las 2.5D. Permite a los jugadores entrenar y manejar el estilo de más de un jugador, con lo que se consigue una jugabilidad más profunda. El juego combina el poder del motor Unreal y el talento del equipo de Arc System Works. Disfruta de combos en el aire, escenarios que se pueden destruir y escenas famosas del anime de Dragon Ball a una resolución de 1080p y 60 fps.

Dragon Ball FighterZ