BeTech: noticias de tecnología

APPLE

Un fan adolescente consigue hackear Apple y bajar 90GB de datos

Un fan adolescente consigue hackear Apple y bajar 90GB de datos

El hacker de 16 años ya accedió al sistema de Apple antes y ha sido arrestado por la policía de Australia.

Pocas sensaciones hay mejores en el mundo para un hacker como lograr acceder a un sistema imposible de piratear. La consecución del logro más que el acto de entrar en sí es su recompensa -amén de lo que pueda llevarse en materia de información. Y eso es lo que sin duda ha sentido un adolescente australiano de 16 años que ha logrado conseguir lo que no pocos piratas informáticos deben tener como objetivo: hackear Apple, entrar en su Red y hasta descargar 90 gigas de datos.

 

Objetivo: hackear y entrar en Apple

El adolescente, cuyo nombre no puede ser revelado por razones legales, es de Melbourne, vive con sus padres, va al instituto y es un fan declarado de Apple. Tanto que en el último año logró hackear varias veces la seguridad de la compañía y entrar de forma ilegal a la Red de Apple, lo que le ha llevado ante la Justicia y a enfrentar cargos criminales por ello. Desde su casa, el hacker desarrolló varios sistemas y elementos para ocultar su identidad en el proceso, aunque no pudo camuflar su acceso furtivo a Apple, que informó inmediatamente al FBI de ello -dos compañías que en 2016 estaban públicamente enfrentadas por el caso del iPhone 5c de San Bernardino, por cierto.

El FBI avisó a la Policía Federal Australiana (AFP) y ambas agencias colaboraron en una investigación que llevó finalmente a los agentes a una casa en Melbourne y al adolescente autor del delito. En el registro hecho en 2017 en la casa de los padres del chico, la Policía encontró material incriminatorio: dos portátiles Apple “cuyos números de serial coincidían con los de los dispositivos que accedieron a los sistemas internos de Apple”, según un abogado del caso. También hallaron un móvil y un disco duro, además de que la dirección IP del ordenador del hacker ayudó a emparejar estos dispositivos con los usados en el hackeo del gigante electrónico.

Fan de Apple

Por si fuera poco, la AFP demostró que el software usado para el acceso ilegal fue instalado en el portátil del chico ¿Su propósito? “Conectar de manera remota a los sistemas internos de la compañía”, según el fiscal. El método tuvo tanto éxito que el hacker logró descargar hasta 90 gigas de datos de Apple, que guardó además en una carpeta con un nombre no precisamente discreto, ‘Hacky Hack Hack’. El chico logró acceder a llaves de autorización, que permiten obtener las credenciales de acceso a la información privada de los usuarios, aunque según Apple ni un solo dato de sus clientes se ha visto comprometido.

Según el análisis del móvil por la AFP, tras lograr su objetivo el hacker se dedicó a presumir de ello en WhatsApp con algunos de sus contactos. El acceso no autorizado a Apple continuó sucediendo hasta que la compañía detectó su presencia y lo bloqueó en el acto. A partir de ahí comenzaron las pesquisas oficiales del FBI y la AFP.

Como parte de la declaración policial tras ser arrestado, el hacker dijo que lo había hecho porque soñaba con trabajar en Apple, siendo muy fan de la compañía según el abogado del acusado, que ha pedido discreción en el caso porque su cliente se ha vuelto tan conocido en la comunidad hacker internacional “que incluso mencionar el caso en detalle podría exponerlo a un riesgo”. El próximo septiembre se sabrá la sentencia del adolescente, que se ha declarado culpable.