BeTech: noticias de tecnología

FALTA DE SUEÑO

Cuanta más velocidad de conexión, menos dormimos según un estudio

Cuanta más velocidad de conexión, menos dormimos según un estudio

Una persona que tenga Internet de banda ancha dormirá 25 minutos menos que una que no lo tenga.

Consultar las redes justo antes de cerrar los ojos. Estar cabeceando de sueño en el sofá pero aún así no irnos a la cama porque estamos con el WhatsApp. La falta de sueño hoy en día es algo que se ha acrecentado. No es solo que durmamos menos, es que la Privación del Sueño es algo que incrementa el riesgo de padecer una enfermedad crónica, y en Estados Unidos la falta de sueño está relacionada con 1 de cada 6 accidentes de tráfico ocurridos en el país. ¿Por qué sucede? Dormimos menos por una combinación de factores como turnos de trabajo más largos, estrés provocado por esto, problemas en las relaciones interpersonales, etc. Pero además, hoy día la falta de sueño también está conectada a una cosa: Tener una conexión de alta velocidad a Internet.

 

Cuanta más velocidad de conexión, menos dormimos

Un estudio publicado la semana pasada en el ‘Journal of Economic Behavior and Organization’ y fundado por el Consejo de Investigación Europea, sugiere que las personas que tienen una conexión a Internet de alta velocidad duermen de media 25 minutos menos por la noche, comparadas con las personas que no tienen banda ancha, que disfrutan de más tiempo de sueño. Se trata del primer estudio que relaciona un elemento esencial en la mayoría de países desarrollados como es la banda ancha con un mal tan común como es la privación de sueño.

Para llevarlo a cabo, un equipo de investigación liderado por Franceso Billari, un profesor de Demografía en la Universidad Bocconi de Milán, utilizó registros de Alemania, país que posee un vasto archivo de datos de investigación sobre los patrones del sueño de sus ciudadanos y el uso de la tecnología. De hecho gracias a ellos se puede establecer una relación similar al uso de las redes sociales y móviles hoy en día que nos quitan horas de sueño, con el mismo patrón uso / consumo masivo de la tecnología - falta de sueño desde los años 80 en la Alemania dividida en plena Guerra Fría.

La Digitalización del Dormitorio

Comparando muestras desde 1984 hasta ahora, los investigadores han descubierto que el acceso de alta velocidad a Internet “promueve el uso excesivo de los dispositivos electrónicos multimedia“, lo que juega en contra de la duración y calidad del sueño. Y los efectos de esta privación del sueño son mayores conforme la edad media va disminuyendo, notándose que en los grupos más jóvenes el tener banda ancha interfiere más en dormir menos, ya que “el Internet de alta velocidad hace posible quedarse hasta tarde jugando videojuegos, navegando por la web y pasando el tiempo en las redes sociales”.

¿Y por qué sucede esto de más tecnología / menos sueño? El concepto denominado ‘digitalización del dormitorio’ está definido por nuestra falta de habilidad para apagar los móviles, los portátiles, la TV justo antes de irnos a la cama, y de hecho este concepto está conectado con varios desórdenes del sueño.

Para hacerse una idea de lo grave que es seguir usando estos aparatos justo antes de irse a la cama, la luz de las pantallas de los móviles y los portátiles suprime la producción de la melatonina, que regula nuestros ciclos de sueño. Y por descontado, usar el WhatsApp cuando ya estamos cayéndonos de sueño interrumpe nuestro descanso. Una práctica motivada por el acceso a conexiones de alta velocidad, que a su vez nos impide descansar porque usamos mucho los dispositivos.