Clave en el futuro

Devil May Cry y otros remakes que Capcom tarda en anunciar

Pedro Herrero

Proponemos cinco grandes clásicos de la compañía nipona que nos gustaría ver rehechos desde cero en la presente generación.

Hace ya tiempo que Capcom avisó que rehacer algunos de los mejores juegos de su ya larga historia no solo entraba en sus planes, sino que sería una parte clave de su estrategia de futuro. Dicho y hecho, en los últimos años hemos podido disfrutar de Resident Evil y pronto de Resident Evil 2, además de poder jugar revisiones HD de algunos como Okami o reboots de Strider o Bionic Commando, y es que el catálogo de la longeva compañía nipona se cuenta por cientos de juegos, algunos enormemente queridos.

A la hora de hacer listas es difícil crear unanimidad, pero sin duda hay juegos de Capcom que necesitan una revisión, ya que no nos engañemos, algunos son muy duros de jugar hoy en día, mientras que otros no han perdido un ápice de su encanto original. Pero… ¿qué juegos debería rehacer Capcom para contentar a la práctica totalidad de la comunidad? Nosotros planteamos estos cinco grandes clásicos, contemporáneos o no, con menciones especiales a Final Fight, Ghost N Goblins o Captain Commando, entre otros.

Devil May Cry

No creemos que haya una sola persona que no quiera un remake de la obra maestra de Kamiya, el peculiar creativo que hoy es la cara visible y carismática de Platinum Games. No vamos a entrar en si fue el juego que originó el subgénero del hack & slash, pero qué duda cabe que sí fue el que lo popularizó… ¡y eso que empezó siendo una nueva entrega de Resident Evil! En efecto, aunque parezca increíble, pero cuando empezó a sentirse tan radicalmente diferente de la franquicia por entonces más célebre de Capcom, se tomó la decisión de crear una nueva IP adorada pero de trayectoria irregular. Su segunda entrega estuvo a años luz de la calidad del original, mientras que su última entrega, DMC provocó no poca controversia por el aspecto y actitud del Dante creado por Ninja Theory. El reciente anuncio de Devil May Cry V evidencia que podría ser cuestión de tiempo que este anuncio sea oficial.

Resident Evil 3: Némesis

No hay dos sin tres, y eso que hablamos del juego menos popular de la trilogía original. ¿Por qué? Probablemente por la tendencia de afirmar que todo lo posterior es peor, pero es una entrega que introdujo una novedad hasta entonces inédita en la franquicia, y es la presencia de un enemigo prácticamente imbatible que nos perseguía sin descanso, provocando algunos de los momentos más tensos vividos hasta entonces. La fórmula clásica del survival horror permanecía vigente, y Mikami seguía demostrando maestría a los mandos del género, algo que no perdería con el paso de los años.

Onimusha

Permanentemente en la rumorología, desconocemos totalmente hasta qué punto entra esta franquicia en los planes de Capcom. Podría estar ya en desarrollo (un remake o una nueva entrega) o podría no interesar absolutamente nada, cualquier cosa es posible. Sin embargo, el curioso renacer de las historias ambientadas en el Japón antiguo, con mitología de por medio (Nioh) o no (Ghost of Tsushima), nos deja lugar a la esperanza. ¿Por qué no? Al frente de la primera entrega nos encontramos con otro de los ilustres nombres de Capcom -lamentablemente venido a menos- como Keiji Inafune, en una IP relativamente desconocida que podríamos describir como Ninja Gaiden meets Resident Evil. El escaso éxito de su última entrega, Dawn of Dreams, supone un jarro de agua fría, pero como decimos, el creciente interés por los samurais y demás elementos icónicos de la tradición nipona pueden hacer que Capcom se plantee Onimusha como una posibilidad.

Dino Crisis

Probablemente una de las apuestas más arriesgadas, pero también de las más solicitadas por la comunidad. Nuevamente, Mikami se pone al frente de una fórmula que conoce al dedillo para ofrecer un survival horror que desafía las leyes del género, ya que a una angustiosa y exagerada escasez de munición, introduce una peculiaridad que pone a prueba al jugador: el hecho de que al abandonar una estancia, nuestros enemigos no dejen de perseguirnos, algo a lo que estábamos (mal)acostumbrados con Resident Evil. La introducción de dinosaurios encajó perfectamente en una franquicia que daría pie a dos entregas más, una segunda excelente aunque más enfocada a la acción y una desastrosa tercera que dejó a la IP en la nevera indefinidamente. ¿Traerá Capcom a Regina de vuelta?

God Hand

Otra genialidad de Kamiya, pero tan estrambótica que estuvo muy lejos de ser el juego de masas que fue Devil May Cry, por ejemplo. Se trata de un juego de acción que no deja lugar a opiniones intermedias, ya que dependiendo de quien preguntes pueden recomendártelo fervientemente o aconsejarte que te mantengas alejado de él, pero en cualquier caso, lo innegable es que hablamos de uno de los juegos de acción con más personalidad de la generación de los 128 bits. Su sistema de combate era su principal punto a favor, al igual que, insistimos, una personalidad arrolladora en sus apartados artístico y narrativo, aderezado con un gran sentido del humor. Lamentablemente, técnicamente dejaba mucho que desear, así como a nivel de desarrollo, ya que se hacía repetitivo conforme avanzamos. Siempre uno de los más mencionados cuando se hablan de regresos esperados pero también uno de los más improbables.

 

Resident Evil 2

Resident Evil 2 llega a PC, PlayStaton 4 y Xbox One como la nueva versión del popular título de acción y aventura survival horror del mismo nombre aparecido originalmente en PlayStation a manos de Capcom, en el que sus dos protagonistas, Leon S. Kennedy y Claire Redfield, viajan hasta una Raccoon City infestada de zombis.

Resident Evil 2