LEGO Los Increíbles
LEGO Los Increíbles

LEGO Los Increíbles, análisis: Alargando la diversón de la peli

Antes de ir a ver esta semana Los Increíbles 2 en cines, echamos un vistazo al videojuego LEGO oficial basado en las dos entregas de Disney-Pixar.

“No importa cuántas veces salvas al mundo, siempre vuelve a estar en peligro otra vez”,
Mister Increíble

Estrenada en 2004, el momento en que Pixar ya se había hecho un nombre con las dos Toy Story o Monstruos S.A., Los Increíbles fue una apuesta más adulta que cualquiera de las cintas anteriores Pixar, dándole las riendas a un director como Brad Bird y la primera oportunidad al músico Michael Giacchino. Bird pergeñó a la postre la considerada como una de las mejores películas de superhéroes hasta la fecha, mezclando la base de los 4 Fantásticos -de hecho a The Incredibles se le llama la mejor adaptación de Fantastic Four hasta la fecha, aunque no sea oficial- con elementos del Watchmen de Alan Moore y Dave Gibbons, la América de los 60 en plena Guerra Fría y las cintas de espías como los Bond de Sean Connery. Y esta semana, tras 14 largos años y una espera de mes y pico más larga aún entre el estreno USA y el español, nos llegan The Incredibles II, una secuela que ya describen como otra obra de arte de Pixar.

Reescribiendo la trama en formato LEGO

Peli Disney, peli Pixar, cinta de animación ‘para niños’, condiciones ideales para lanzar un videojuego. La agradable sorpresa fue que en vez de un juego licenciado al uso tenemos una versión LEGOlizada de Los Increíbles, que siempre es de agradecer dada la extrema fidelidad que la marca, TT Games y Warner ponen en sus obras. Pero esta vez podemos decir que la cosa no ha salido tan redonda, y aunque indudablemente es el mejor juego de Los Increíbles hasta la fecha -la primera cinta tuvo entregas en la generación de PS2 y su propio universo con figuras y modo Historia en el primer Disney Infinity-, su simplicidad le pesa a la hora de brillar más.

Entremos en materia con el modo Historia: tras una escena inicial de créditos brillante, el juego arranca directamente con la primera secuencia de Los Increíbles 2, el ataque del Socavador con el que la primera entrega se cerró -y que curiosamente constituyó la trama del segundo videojuego lanzado en PS2 y el resto. Y durante la mitad de las 12+1 misiones que componen el modo Campaña, se dedica a recrear el film a través de sus set-pieces clave -genial la de la moto y el nivel del tren. El resto de la campaña está dedicado a los momentos clave de la primera The Incredibles, contado a modo de Flashback.

Sin duda una elección curiosa, ya que nos esperábamos un modo Campaña ordenado o al menos que nos dejase elegir entre las dos películas, igual que LEGO Jurassic World, pero prefiere mezclarlas a lo LEGO Avengers. La duración es corta, y el modo Campaña no pasa de las 6-8 horas. Como siempre se puede volver a él con nuevos personajes, y así desbloquear todas las sorpresas, minikits y ladrillos que nos hemos dejado. Y como decimos, hay niveles como el de Elastigirl con la moto que están muy bien.

Un mapeado abierto no tan Increíble

El elemento que ampliará la duración del juego es la inclusión de un modo Open World similar al de los juegos de Spider-man: dos ciudades llenas de delitos criminales que resolver. Tenemos dos zonas principales, Municiberg y New Urbem. Cada una está dividida en 5 distritos diferentes -financiero, turístico, industrial, zona costera, centro, etc-, y dentro de cada uno de estos distritos tendremos cosas que hacer en forma de desafíos: gente que encontrar, ciudadanos que rescatar, cosas que arreglar, carreras de coches, criminales que romper en piececitas.

Por si esto fuera poco, en cada distrito puede desatarse una Ola de Delitos, que suman más cosas que hacer al juego. En cualquier momento podemos salir del distrito en cuestión y seguir o explorando a nuestro gusto, o retomando el modo Historia. En total tenemos 210 ladrillos dorados que conseguir a lo largo del mapeado abierto, así que hay juego para rato. ¿El problema? Que aunque estas oleadas nos hacen sentir que somos superhéroes salvando la ciudad, a la postre resultan muy repetitivas. Y además, esta vez el modo Libre ha sido aligerado en cuanto a dificultad, ya que hay menos puzzles a resolver y los objetivos están muy guiados. De hecho se progresa muy rápido encontrando ladrillos rojos, y algunos dorados están simplemente ahí para coger.

Uno de los elementos más interesantes es la Casa de Edna Moda, que actúa de HUB y nos permite crear nuestro propio superheroe, tanto a nivel físico y de vestuario como asignarle los poderes que quedamos -igual que nos permitirá el LEGO Villains que vimos en el E3-, algo crucial de cara al juego libre y contar con personajes capaces de volar, de romper los objetos plateados o de sumergirse.

Los 4 Fantásticos de Pixar

Jugablemente destaca el cuidado puesto para que cada personaje se note distinto a los mandos. Jugar con Mister Increíble es como manejar al Hulk de LEGO Avengers, nos sentimos poderosos golpeando y sobre todo cargando con el hombro; con Dash es como llevar a Flash y correr y golpear a la velocidad del rayo; Elastigirl es un dechado de skills, y puede saltar más alto, estirarse e incluso planear; Frozono es simplemente una pasada, porque con su capacidad de deslizamiento en el aire es lo más parecido de momento a llevar a Silver Surfer / Estela Plateada.

En las mecánicas de puzzles tenemos la introducción de la Multiconstrucción, que permite romper elementos ya construidos de un puzzle para resolver otra parte de este. Y también de los ‘Family Builds’, consistentes en tener que localizar ladrillos especiales para llevarlos a una zona y empezar una construcción maestra ‘en familia’ para crear elementos gigantescos que usaremos de forma puntual. Aunque visualmente llamativos, el resolver los Family Builds con un mero minijuego de machacar botón le resta gracia. Aunque eso sí, gracias a ellos tendremos en el modo Libre ‘cameos’ de personajes Pixar de otros films como Dory -ideal para bucear por la costa de las dos ciudades-, Rayo McQueen o Russel de Up.

Visualmente Increíble

Una vez más, gráficamente un juego LEGO vuelve a ser una delicia, porque a las estupendas animaciones de cada personaje -la plasticidad de Elastigirl, el vuelo helado de Frozone- se les suma los detalles de cada escenario. Desde el mismo nivel introductorio, en lo alto de la máquina del Socavador, ya vemos un entorno iluminado de manera realista para mostrar metal oxidado y piezas corroídas, al que se le suma un ciclo día / noche muy bien implementado. En el apartado sonoro hemos gozado al oír la magistral partitura que Giacchino hizo para ambos films, y a ello se le suma un doblaje al castellano que aunque efectivo, por desgracia no son los actores de doblaje del film.

CONCLUSIÓN

Quizás porque LEGO nos está ‘malacostumbrando’ a adaptar licencias de forma tremendamente fiel, esperábamos más de LEGO Los Increíbles. Sí, a nivel de la licencia la adaptación es encomiable en cuanto a representar los poderes en pantalla de cada miembro de la familia Parr, amén de un modo historia divertido. Pero aunque TT Games se ha currado novedades como el Multibuild o las olas de crímenes para darnos la sensación de ser un superhéroe las 24 horas del día -genial el ciclo días / noche-, la repetición de las misiones dentro de las Crimewaves y sobre todo la disminución del reto -menos puzzles, ladrillos apenas escondidos- le restan puntos. Aunque si la intención es comprar este juego para jugarlo con tu hijo / sobrina / hermano pequeño / prima, o para que él / ella lo juegue solo, LEGO Los Increíbles es la elección más perfecta dado su humor, presentación visual, doblaje y la suficiente facilidad como para que no se quede atascado/a.

LO MEJOR

  • El juego tiene la espléndida BSO original de Michael Giacchino de las pelis
  • Como siempre, el multijugador local es un acierto de cara al público base
  • El modo Historia y sus distintas set-pieces, como la genial de la moto y el tren con Helen.
  • Los cameos Pixar en el modo Open World y la función Multibuild
  • La introducción de las Olas de Crímenes en el mapeado el juego…

LO PEOR

  • … Aunque se tornan muy repetitivas en seguida
  • Es uno de los juegos LEGO de menor dificultad, muy guiado y aligerado de puzzles en el modo abierto para que el encontrar los ladrillos dorados y rojos sea super-sencillo
  • El control de los vehículos, se hacen complicados de manejar en espacios pequeños
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...