Actualidad

Dragon Ball Super regresa a España con censura en sus Blu-ray

Sergio C. González Sergio5Glez

Llegará con escenas eliminadas

La comunidad de seguidores de Dragon Ball en España se ha comenzado a manifestar en contra de la decisión de Toei Animation de censurar el doblaje de Dragon Ball Super también en las nuevas ediciones que se han comenzado a vender en DVD y Blu-ray por parte de Selecta Visión. Después de una emisión en Boing (Mediaset) con escenas eliminadas, ahora es la propia compañía la que ha comunicado por redes sociales lo que está pasando con los nuevos episodios, algo ajeno a su decisión.

De acuerdo con las palabras de Selecta Visión, a partir del episodio 53 del anime habrá escenas en las que el doblaje al castellano quedará censurado y, por ende, esos momentos se mostrarán en los DVD y Blu-ray con audio en japonés y subtítulos en la lengua de Cervantes. Poniéndonos en situación, habrá momentos en los que algunas escenas tendrán porciones con audio en castellano y entremedias otras escenas con audio en japonés y subtítulos en nuestro idioma.

El Box 4 llega con escenas sin doblar

Esta medida, calificada por los fans como de auténtica chapuza, es nueva para Dragon Ball Super en España. Los tres boxes recopilatorios previos no tenían ningún tipo de censura; estaba íntegramente doblada al castellano junto a la de por sí disponibilidad de audio original y textos en castellano.

Antes Toei actuaba de una manera que se basaba en el envío de las escenas originales sin intervención a Alta Frecuencia, estudio de doblaje encargado de Dragon Ball Super en España, mientras que en otro lote les llegaban las escenas censuradas (no emitidas en televisión pero sí en los DVD y Blu-ray). Ahora lo harán de otra manera, mandando solo el material sin censura. De esta manera, es imposible que Selecta Visión incorpore las escenas censuradas con doblaje porque el estudio de doblaje no las ha recibido.

Personalidades de la comunidad como Mr. Kaytos ha emitido mensaje que se ha hecho viral por las redes, una llamada donde se manifiesta la desafección ante una decisión donde gana la censura y pierde la calidad de unos productos que han llegado a las tiendas incompletos. El Box 4 de Dragon Ball Super, por tanto, llega a España incompleto en su doblaje por la censura.