Judgment: Apocalypse Survival Simulation
Judgment: Apocalypse Survival Simulation
  • Plataforma PC
  • Género Strategy, Tactical
  • Lanzamiento 03/05/2018
  • Desarrollador Suncrash
  • Texto Español
  • Voces Inglés
  • Editor Suncrash
  • +16
Carátula de Judgment: Apocalypse Survival Simulation

Judgment: Apocalypse Survival Simulation, análisis

Borja Ruete-

La Tierra ha sido invadida por seres del averno, demonios que han llegado para destruir el mundo que conocemos. Los pocos supervivientes que quedan deberán recuperar las habilidades de nuestro pasado más remoto para construir sus refugios, salvaguardarlos y obtener los recursos necesarios para continuar viviendo.

Hace unas semanas emitimos en MeriStation un directo de Judgment: Apocalypse Survival Simulation, un videojuego que, como su título sugiere, es una experiencia de supervivencia ambientada en un mundo postapocalíptico. Con menos de una hora a las espaldas, iniciamos el programa dispuestos a demostrar que podíamos evitar la muerte durante el tiempo que hiciera falta. A lo sumo, nos conformábamos con no fenecer durante el directo, algo que—adelantamos— no fue posible. En cualquier caso, tomanos el teclado y el ratón, dimos el click pertinente y la pantalla de título se materializó ante nuestros ojos, a los que pronto se unieron unos cuantos más a través del streaming.

Comenzamos la partida no sin antes elegir la dificultad. Tenemos a nuestra disposición cinco modos diferentes—casual, indulgente, desafiante, difícil y personalizado—. Este último permite modificar ciertos parámetros individuales como el progreso de los enemigos o las necesidades de los supervivientes. Quizá con más corazón que cabeza, seleccionamos el modo desafiante para que los espectadores disfruten de un espectáculo con algo de chispa. A continuación, llega el turno de elegir a los protagonistas, que se generan aleatoriamente, aunque es posible cambiar su apariencia física, no sus atributos ni habilidades.

Criaturas del infierno en una lucha continua por la supervivencia

La historia del juego se cuenta a través de ilustraciones estáticas con la voz de un narrador. Cabe destacar que la obra se ha traducido finalmente al español después de dos años en acceso anticipado. El doblaje, como es de esperar en un título con valores de producción modestos, se mantiene en perfecto inglés. En cuanto a la trama en sí, no juega un papel demasiado importante, ya que el peso de la propuesta reside en la jugabilidad. 

Nos encontramos en el mundo actual, una época contemporánea muy diferente de la que conocemos. Sentados en el umbroso bosque, tres amigos charlan al calor de la fogata. De repente, dos cazadores llegan a toda velocidad y advierten al grupo de que escapen, pues un ser monstruoso los persigue. Entre los árboles, se dibuja la figura de una terrorífica criatura del averno, un demonio de cuernos curvados que tiene una única misión: asesinar a los humanos. De las profundidades del infierno, las huestes demoníacas salen a la superficie. ¿Sobrevivirás un solo día a la masacre?

El primer contacto con la obra de Suncrash no es demasiado halagüeño. Judgment: Apocalypse Survival Simulation es esa clase de juego que no entra por los ojos ni por los oídos. Su aspecto gráfico es muy poco atractivo. Presenta una vista isométrica funcional, pero los personajes y los escenarios resultan anodinos. Lo mismo ocurre con la banda sonora, cuyos temas no logran mantenerse en la cabeza ni por un segundo. Aún así, el que escarbe un poquito más profundo se topará con un buen juego de supervivencia. 

La introducción sirve como prólogo y como tutorial del combate. Es un sistema de lucha estratégico en tiempo real que, al más puro estilo Baldur's Gate—salvando las distancias, Judgment es mucho menos complejo—, permite pausar la acción para elegir los comandos. Dependiendo del arma, podremos atacar cuerpo a cuerpo o en distancias más largas, todo ello con un simple click. Además, algunos elementos del escenario, como por ejemplo los vehículos, sirven como cobertura y aumentan la defensa de los personajes. Así, mientras uno de los superviviente ataca con su espada, el otro se oculta detrás y dispara con su escopeta desde lejos. Tras derrotar a un par de hordas, la salud de uno de los personajes empezó a resentirse. Por fortuna, hallamos una habilidad de curación que restauró su vida. Acto seguido, seleccionamos la granada en el menú y pinchamos en el botón del ratón para seleccionar al grupo de enemigos a los que queremos batir. Una vez muertos, el tutorial finaliza con otra escena de historia. 

De manera un tanto abrupta, controlamos ahora al grupo de supervivientes que hemos seleccionado al principio. No terminamos de comprender por qué se ha introducido inicialmente un tutorial del sistema de batalla en lugar de mostrar de la misma manera cómo se construyen los refugios y se obtienen los recursos que nos permitirán sobrevivir. Sea como fuere, las mecánicas se presentan por medio de instrucciones escritas, tal vez de una forma que resulta menos orgánica que de haberse hecho ingame

Por lo pronto, construimos un par de refugios. Dos de los personajes se encargan de su construcción mientras el tercero tala árboles para conseguir madera. Como todo ser humano, nuestros protagonistas también tienen necesidades. Deben dormir para restaurar salud y comer para no morir. Sin embargo, a pesar de su condición de supervivientes en apuros, digamos que sus paladares no están acostumbrados a las bayas del bosque ni a los hierbajos del camino. No, ellos quieren la comida bien cocinada. En el menú correspondiente, elegimos construir la mesa de comida, lugar donde ellos van coger el cuchillo y tenedor para llevarse los alimentos a la boca. Evidentemente, los recursos son muy escasos, por lo que es necesario erigir una parcela para cultivar vegetales y otros alimentos. 

Otros elementos esenciales son la cama—los supervivientes son demasiado exquisitos para dormir a la interperie, en el frío suelo—, el pozo de agua y la mesa de experimentos. Esto último resulta crucial si deseamos desarrollar nuevas habilidades de construcción, elaboración y artes místicas. Existe una especie de árbol de habilidades que nos brinda la opción de mejorar cada destreza, desde la carpintería o la albañilería, pasando por las habilidades de cocina hasta la maestría en la elaboración de armas de distinto tipo. 

Cuando llevábamos cuatro días sobreviviendo a duras penas, descubrimos que los personajes tenían seleccionada la casilla de tareas automáticas. Por ese motivo, a veces ordenábamos a uno de ellos que fuera a picar piedra, pero en lugar de eso se dirigía al pozo a extraer agua. Además, cuando sufrían de hambre o de sueño, se desplazaban al momento para paliar sus necesidades más básicas. Decidimos entonces desactivar esa opción con el objetivo firme de controlar cada una de las acciones de los supervivientes. Craso error. En la vorágine del directo, sin tiempo suficiente para interiorizar las mecánicas y con algún que otro fallo imperdonable—como descuidar el huerto—, duramos menos de tres minutos con vida. Sin comida, los tres protagonistas murieron uno a uno por inanición, justo cuando se nos anunciaba la llegada de los demonios. Al menos, que nos sirva de consuelo el hecho de haber sobrevivido casi la hora completa que iba a durar el directo.

Ya en la tranquilidad del hogar y con más sosiego, reiniciamos la partida y comenzamos a explorar todo lo que ofrece Judgment: Apocalypse Survival Simulation, que no es poco. Si durante el streaming no conseguimos que ningún personaje subiera de nivel, en esta segunda vuelta lo apreciamos por primera vez. Todos ellos pueden reforzar habilidades como la maestría en armas y elaboración. Por otra parte, la faceta fantástica del videojuego se puede explorar investigando libros ocultos y aprendiendo rituales. Como en todo juego de supervivencia que se precie, no faltan las construcciones de defensa ni las invasiones de enemigos. Por tanto, proteger el refugio y armar a los protagonistas es vital para no sucumbir. 

Sin innovar un ápice, lo cierto que es que el videojuego entretiene en todo momento. Las múltiples opciones van más allá de recolectar objetos en tu refugio particular. Al tratarse de un mundo generado de manera aleatoria, cada partida es una invitación a la exploración. De hecho, es posible enviar a expediciones para obtener recursos más valiosos, aunque los peligros estarán presentes en todo momento. También existe la posibilidad de buscar a otros supervivientes cautivos, liberarlos de sus cadenas y unirlos a nuestras propias filas. Una de los mayores aciertos de la producción de Suncrash es que su jugabilidad es accesible para todos los públicos, tanto para los más experimentados en el género como para los que se acerquen a él por primera vez.

LO MEJOR

  • Sistema de juego con muchas opciones
  • Equilibrado y accesible para los más novatos
  • Tremendamente adictivo
  • Está traducido al español

LO PEOR

  • Gráficamente muy flojo
  • Banda sonora genérica a más no poder
  • El argumento, poco o nada interesante
  • No aporta nada nuevo al género

CONCLUSIÓN

Es evidente que Judgment: Apocalypse Survival Simulation no destaca por su apartado audiovisual. A simple vista, el videojuego de Suncrash puede echar para atrás a los jugadores, pues sus gráficos son genéricos a más no poder y muy poco inspirados, al igual que su sonido. Pese a todo, el que pase por alto el envoltorio se encontrará ante un producto de supervivencia muy completo, con múltiples opciones y accesible para todo tipo de usuarios. Es verdad que no innova y que tampoco aporta gran cosa al género, pero la mezcla entre su sistema de combate pausado y la recolección y construcción de estructuras engancha rápidamente.

El argumento nos lleva al mundo contemporáneo, aunque las cosas han cambiado un poco si las comparamos con nuestra realidad. Las puertas del infierno se han abierto de par en par y los demonios campan a sus anchas, sembrando la destrucción. Hordas de enemigos arrasan con todo lo que ven a su paso, incluidos los pocos supervivientes que aún quedan con vida. Como en tantas otras producciones del estilo, la trama argumental está bastante descuidada y sirve aquí como mera excusa para que el usuario se ponga a jugar. Algo de agradecer, sin embargo, es que tras dos años en acceso anticipado y tras salir en su versión final, el título ha sido traducido al español.

Manejamos una interfaz con cámara isométrica. El objetivo es sobrevivir a todo costa, así que desplazamos a los personajes por el mundo abierto—se genera de manera procedural—para que obtengan recursos. Estos personajes tienen necesidades y deben dormir y comer para no expirar, así que disponer de camas, cocina y alimentos será vital si queremos durar más de unas horas. Sin la mesa de experimentos, no tendremos opción de investigar y aprender nuevas habilidades. Al mismo tiempo, crear armas y proteger el refugio nos ayudará a lidiar con las hordas de enemigos a las que sin duda habremos de hacer frente en cualquier momento. A medida que vayamos avanzando, los propios supervivientes incrementarán su nivel, de modo que mejorarán sus habilidades en el manejo de armas, construcción y elaboración de objetos. Además, los viajes a lugares desconocidos nos permitirán reunir materiales más valiosos, sin tampoco olvidarnos de los supervivientes apresados que requieren de nuestra ayuda y que podremos incorporar a las filas aliadas.

6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.