Actualidad

Déraciné, el desarraigo de las hadas

LauraLuna

Cuento de hadas intimista

Déraciné fue una de las sorpresas del pasado E3 2018, no sólo por resultar una novedad inesperada, sino por el cambio de registro que ofrece FromSoftware. Los creadores de la saga Souls y Bloodborne, títulos que redefinieron el género de rol de acción con un complejo sistema de combate y una dificultad exigente, ha presentado un título de fantasía oscura que llegará a PlayStation VR a lo largo de 2018.

Déracine se presenta como una aventura point & click más pausada e intimista. Su título, en francés, signfica desarraigo, que es la situación en la que se halla nuestra protagonista: un hada atrapada en el mundo tangible, invocada por una niña, y que busca demostrar su existencia a los humanos. Esta criatura faérica, desplazada hacia un internado congelado en el tiempo, tendrá el poder de animar objetos inanimados, de tal modo que su presencia mágica se hará evidente y el destino de los alumnos se verá alterado. Para lograr insuflar vida a dichos objetos, deberemos resolver una serie de puzzles que nos permitan cumplir el deseo de la niña que nos ha invocado, como la obtención de unas hierbas con el fin de envenenar una sopa. A medida que avance la partida, el hada irá tejiendo y fortaleciendo un vínculo especial entre ella y los niños, y ahondaremos en temas tan intrínsecos en nuestra naturaleza como la soledad y el deseo de ser reconocido. Otro tema principal será el de la vida, abordada desde un enfoque muy espiritual y representada a través de la acción que cobren los objetos que reaninemos. 

Cuando pudimos probarlo en el E3, nos encontramos algo que se alejaba mucho de la base jugable que cualquiera puede imaginar con From Software. En un sistema semi libre de movimiento podíamos apuntar a casi cualquier espacio del escenario, una especie de clase dentro de un edificio donde inspeccionábamos objetos, fotos en una pizarra y otros detalles. Cuando nos acercábamos a la protagonista, podíamos conectar con ella dándole vida a una flor marchitada. Era el primer objetivo, el que hizo que creyera en la presencia de un hada. De tono pausado, místico pero sin apenas tensión ni nada por el estilo, la narrativa y la descripción de objetos que íbamos cogiendo desprendía cierto aroma a From Software, aunque muy alejado de los mundos oscuros de los Souls. Poco después arrancamos otra parte en la que debíamos activar cinco puntos de luz relacionados con personajes repartidos por el edificio. Navegábamos en un espacio mucho más amplio -incluso acabamos fuera y debajo de un puente donde se escondía el perro de uno de los humanos- y ahí acabó nuestra experiencia.

Con la esencia de From Software

Hidetaka Miyazaki, presidente de From Software, ha detallado los diversos motivos que le han llevado a hacer Déraciné: “Como desarrolladores, debemos estar al día con el espacio que ofrece la realidad virtual, y hemos buscado un proyecto que tenga que algo que aportar en dicha plataforma”. Asimismo, también reconoce que, pese a que Déraciné se mueve en una línea radicalmente distinta a los Souls, conserva la esencia de FromSoftware: Nuestra marca personal son los juegos inesperados, casi extravagantes y únicos. Echamos un ojo a nuestro pasado y, antes de los títulos de acción por los que se nos conoce, ya habíamos explorado la aventura con Echo Knight. Sin embargo, no queríamos traer de vuelta un título del pasado, sin más; sólo crear algo que honrara nuestro legado”. Asimismo, Déraciné es el cumplimiento de un sueño que albergaba Miyazaki antes de crear la saga Souls: el de crear un manga destinado al público femenino juvenil. Con Déracine, From Software nos ofrecen un título más pequeño y lleno de sensibilidad, pero asequible para su equipo —que está gestando Sekiro: Shadows Die Twice— al mismo tiempo que dan rienda suelta a su creatividad. Miyazaki, a su vez, es consciente de que muchos fans neófitos desconocerán el pasado de From Software y que pueden extrañarse ante un título que no ofrece la adrenalina de un Dark Souls, pero él, como creador, aprecia el encanto de explorar nuevos géneros, en lugar de encasillarse.

Sin embargo, Déracine tiene más en común con Dark Souls y Bloodborne que lo que se aprecia a simple vista. Miyazaki destaca cuatro puntos en común, que configuran su propia firma: la narrativa fragmentada, en la que el jugador deberá explorar por sí mismo pistas al margen del hilo principal para descifrar todo el lore; serenidad, la atmósfera sosegada que transmiten los títulos de From Software; belleza, que, en palabras del mismo Miyazaki, se define como “el ideal estético al que aspiran nuestros juegos, aunque la belleza en cada uno de ellos se expresa de manera diferente”; misterio, en cuanto al halo de intriga que, al igual que la belleza, es común en todas las obras de la desarrolladora, aunque en cada uno se trate de diferente forma. 

Déraciné, por su lado, encuentra inspiración en la literatura victoriana, al igual que Bloodborne. Si bien este último bebe de la obra lovecraftiana, los versos de Fiona McLeod, seudónimo del poeta William Sharp, son los que ayudaron a perfilar la sensación de pesar y aislamiento que permeará en nosotros durante la partida. Sin embargo, Miyazaki promete que acabaremos sintiendo la felicidad del hada cuando empiece a ser reconocida y establecer comunicación con los niños. 

El relato a través de la narrativa fragmentada

En cuanto a dicha narrativa fragmentada, a través de la cual se nos relatará el cuento de Déraciné, Miyazaki aplica la misma técnica que hemos visto en los Souls. Invita al jugador a profundizar más allá de limitarse a completar el juego, y deja un poso en él que le inspira a elaborar sus propias teorías sobre el universo en el que se ha sumergido. Miyazaki se inspiró en su propia forma de experimentar historias: “De pequeño, leía libros destinados a un público de mayor edad, y me costaba entender algunas palabras o conceptos. Entonces resolvía esas lagunas de la historia con mi imaginación, o retomaba la lectura años más tarde. Este proceso ha influenciado en mi diseño de narrativa, y me gusta crear en el jugador esa satisfacción de entender un universo complejo”. 

Déracine promete ser una aventura cargada de ternura y melancolía, con ritmo más calmado que la acción a la que los Souls nos han acostumbrado, y en la que viviremos un hermoso cuento de hadas en el que nuestra etérea protagonista, en un mundo retratado en colores ocres, hallará compañía en unos niños tan solos y desarraigados como ella y que, al igual que los humanos, sólo buscan ser vistos. 

Déraciné

Déraciné, desarrollado por From Software y editado por Sony para PlayStation 4, es una aventura especialmente diseñada para la realidad virtual de PlayStation VR en la que somos un espíritu que responde a la llamada de una niña en un internado. El título nos propone dominar nuestros poderes para intervenir en las vidas de los alumnos de dicha escuela.

Déraciné