Actualidad

Anthem, ¿cómo es el acercamiento de Bioware a Destiny?

Fran García narfm

El RPG online estará en el E3 2018

Bioware ha dejado de ser el referente de los estudios de videojuegos dedicados al rol que era hace apenas un par de años tras algunos fracasos sonados. Electronic Arts ha dejado de ser esa compañía que, aun siendo conservadora en sus propuestas, trataba bien al aficionado al jugador, principalmente por agresivas políticas de monetización en todos sus juegos. Ambos nombres propios tienen mucho que demostrar el próximo 9 de junio en el E3 2018, cuando tendrá lugar a las 22:00 la conferencia de EA y por fin sabremos un poco más del misterio que es Anthem, el título llamado a ser uno de los protagonistas de la conferencia de EA junto a otros juegos como Battlefield 5.

Los precedentes

Bioware se ganó que todos los aficionados al videojuego conocieran su nombre gracias a juegos como Baldur's Gate, Star Wars: Knights of the Old Republic, Mass Effect y Dragon Age, entre otros. Una serie de grandes títulos de rol que marcaron a distintas generaciones. Sin embargo, en los últimos años hemos visto cómo su prestigio ha ido cayendo. No han dejado de ser uno de los mejores estudios de videojuegos que hay ahí fuera, pero ya no son el Rey Midas del ocio interactivo; ahora se cuestiona que todo lo que tocan vaya a convertirse en oro.

El cambio de paradigma vino tras la compra del estudio por parte de Electronic Arts. Bajo la gran editora han lanzado juegos inolvidables, desde odiseas espaciales a grandes aventuras de magia y dragones, pero también han cometido errores, en parte por la presión de EA, en parte por decisiones propias. Por ejemplo, el criticado Dragon Age II lo tuvieron que hacer en apenas año y medio para que sus dueños pudieran cubrir las cuentas del año, según se cuenta en Blood, Sweet and Pixels.

La tercera parte de esa saga, Inquisition, salió bien de milagro; decidieron usar el motor Frostbite (desarrollado por DICE para juegos de disparos en primera persona) y tuvieron que gastar gran parte del tiempo de desarrollo modificando la herramienta, retrasando en varias ocasiones la ventana de lanzamiento del juego. Y luego vino lo de Mass Effect Andromeda, que de nuevo tuvo un proceso de cocinado rápido de 18 meses (pensaron en generar mundos de manera procedural, idea que descartaron teniendo que hacer a mano muchas cosas que en principio iban a automatizarse). Esto provocó que el juego no cumpliera las altas expectativas de los aficionados - y que incluso se hicieran bromas con aspectos como las animaciones -, y que, finalmente, EA decidiera congelar en el frío del espacio la franquicia galáctica hasta nuevo aviso.

Y entonces llegó el E3 2017, donde Electronic Arts mostró en su conferencia un breve teaser de Anthem que se enseñaría en todo su esplendor en la presentación de Microsoft. Bioware volvía al futuro, pero esta vez con un RPG de acción con importantes elementos online que rápidamente encontró comparación con Destiny, una propuesta de Bungie en principio similar que también ha ido dando bandazos desde su lanzamiento. Sin embargo, tanto la editora como el estudio que una vez fue referente del género han ido calmando las aguas y emocionando a las masas en estos casi 365 días que han transcurrido.

Fecha de lanzamiento

A pesar de haber calmado las aguas en términos como la construcción de la historia - seña de identidad de Bioware - o la monetización (hablaremos más adelante de esto), a principios de este 2018 EA cambiaba la fecha de estreno prometida en la conferencia de Xbox de 2017 (otoño de 2018). El lanzamiento se posponía al último mes del actual ejercicio fiscal, es decir, marzo de 2019.

Probablemente en el EA PLAY 2018 digan exactamente en qué mes, o incluso día, el juego llegará a PC, PlayStation 4 y Xbox One. Quizá incluso den una fecha para la confirmada beta que tendrá Anthem, de la que sabemos pocos detalles. De momento, Casey Hudson, el jefe de Bioware, ha asegurado que en el E3 responderán a las preguntas de los aficionados.

RPG de acción cooperativo

El gameplay mostrado en el E3 2017 nos mostró las similitudes de Anthem con Destiny, pero también sus diferencias. El vídeo comenzaba con la jugadora (al menos, tenía voz de mujer - deja entrever que habrá creación personajes) entrando en primera persona en un mercado de ambientación árabe, donde un transeunte le salía al paso para entregarle una misión; los efectos de iluminación y las animaciones faciales parecían de otro mundo, pero desde EA han asegurado que el juego se verá tal y como en los trailers. El vídeo continuaba con la jugadora embarcándose en esa misión con otra jugadora, para lo cuál se introducían en los Javalin, unos exoesqueletos que dotan a los humanos de grandes poderes y la capacidad de volar; al ponerse estos trajes, la cámara pasaba a ser en tercera persona.

Una vez fuera de ese mercado nos encontrábamos con un amplísimo escenario lleno de vegetación y vida animal. El director de diseño de anthem, Brenon Holmes, aseguró que mientras que Destiny tiene una tecnología que exige escenarios relativamente pequeños para permitir a los jugadores ir rápidamente de un lado a otro, en Bioware han tomado otro camino que les permitirá escenarios de juego mucho más grandes, aunque previsiblemente con tiempos de carga entre ellos.

Cada robot Javalin se podrá personalizar, y la idea es conseguir que sus estadísticas (y su nivel) estén equilibrados con el de tus compañeros de juego. Como si se tratara de Monster Hunter World, en el mundo abierto habrá criaturas ficticias pero realistas interactuando entre ellas (normalmente, interactuando quiere decir dándose de tortas) que probablemente atacarán al jugador si lo ven. Asimismo, por el escenario no solo podremos volar y andar, sino que si vemos un lago podremos sumergirnos en él sin riesgo de cortocircuitar el exoesqueleto - estos podrán usar distintos tipos de armamento, desde una gran variedad de ametralladoras a una ráfaga de misiles autodirigidos.

Como en Destiny, los jugadores podrán encontrar armas aleatorias con distinto nivel, habrá eventos aleatorios en el escenario que requerirán de cooperación para superarlos (en el gameplay se producía una gran tormenta que destrozaba el bosque) y los jugadores podrán entrar en un grupo de partida sobre la marcha.

La historia no se quedará atrás

A principios de mayo, Hudson publicaba un comunicado, una especie de testamento sobre qué es Bioware y cuáles son sus metas. En él, deja claro que el papel de los creadores de Mass Effect es crear "mundos de aventura, conflictos y compañerismo", y que eso está en el ADN de cada uno de los juegos del estudio, pasados y futuros, sean online o no.

Por ello, prometió que todos los jugadores se sentirán como el "héroe de la historia" de Anthem, y que esta tendrá un gran peso y que permitirá tomar decisiones que afectarán al mundo de juego, algo que hasta ahora no hemos visto bien desarrollado en un juego con elementos online.

"Creo que la razón por la que la gente está preocupada sobre si estas cosas son posibles en un juego multijugador es porque esto no ha sido bien resuelto anteriormente [...]. Con Anthem hemos enfrentado este problema de frente y hemos estructurado el diseño del juego al completo para ofrecer una solución específica a esto".

El representante de Bioware quiso tranquilizar a aquellos jugadores que prefieren jugar a una historia en solitario que a una experiencia online, asegurando que encontrarán un juego único "donde tienes el control sobre tu historia, pero tu historia está situada en un mundo multijugador constantemente cambiante".

La monetización, tema espinoso en EA

La conversación sobre la industria del videojuego se centró, a partir del 17 de noviembre de 2017, en los micropagos, microtransacciones, cajas de botín, contenidos adicionales, adicción y modelos de negocio. Ese día fue la fecha de lanzamiento de Star Wars Battlefront II, otro juego de Electronic Arts que contaba con una agresiva estrategia de monetización al vincular poderes de héroes y naves del universo intergaláctico a cartas obtenibles en cajas de botín, que podían conseguirse pagando dinero real.

Desde entonces, y después de que organismos de regulación de las apuestas de distintos países se hayan pronunciado sobre el tema, y con los jugadores quejándose más insistentemente que nunca sobre este tema, EA parece haber dado marcha atrás con su agresiva monetización. Patrick Söderlund, vicepresidente de la compañía, aseguró que han aprendido de los errores del pasado. "Para los juegos que vayan a venir", decía, "los jugadores deben tener claro que no podemos afrontar errores similares. Y no lo haremos".

Eso no quiere decir que no vaya a haber micropagos, pero sí que no habrá cajas de botín y que las microtransacciones no estarán vinculadas de ningún modo al gameplay. Como pasa con Battlefield 5, lo más previsible es que haya una moneda premium de algún tipo que nos permita obtener cosas cosméticas para personalizar al personaje o al Javalin, y que la ampliación de contenido sea gratuita para no dividir a la comunidad - aunque esto es teniendo en cuenta lo ocurrido con el shooter de DICE; es especulación.

Anthem

Anthem, desarrollado por Bioware y editado por Electronic Arts para PC, PlayStation 4Xbox One, es un título de rol y acción de mundo compartido protagonizado por los Freelancers, unos cuantos valientes con el valor suficiente para dejar atrás la civilización, explorar un paisaje de belleza primitiva y enfrentarse a cualquier peligro. Hasta cuatro jugadores podrán formar un equipo heroico para acabar con los peligros que descubran. Aprovecha un arsenal de exotrajes Javelin, cada uno equipado con habilidades y armas únicas. Personalízalos con los equipos que encuentres y construyas y utilízalos para volar, saltar y trepar por un mundo abierto contiguo. Haz frente a enormes acontecimientos que alterarán el mundo, como las tormentas Shaper. Lucha contra bestias salvajes y saqueadores despiadados. Indaga en ruinas olvidadas en tu búsqueda de la forma de derrotar a las fuerzas que conspiran para dominar a la humanidad.

Varios héroes se unen para vencer unidos: Anthem ofrece una experiencia social interconectada. Únete hasta a tres jugadores más en aventuras cooperativas que premian tanto el trabajo en equipo como las destrezas individuales. La alabarda que escoja el jugador definirá su contribución y su papel estratégico dentro del equipo. Emprended una expedición juntos u ofrece un contrato a tus amigos para que te ayuden con los desafíos más complejos. A medida que explores, descubrirás una historia cautivadora repleta de personajes memorables y únicos. Un emparejamiento fluido e inteligente garantizará que encuentres de forma rápida y fácil a otros jugadores con los que sumergirte en esta aventura. 

Tendrás a tu disposición un arsenal de exotrajes personalizables: como librancero, accederás a tu colección cada vez que entres al mundo y podrás seleccionar una potente alabarda, un exotraje acorazado diseñado para conferir a su portador unas increíbles habilidades ofensivas y defensivas. Usa armas potentes y poderes devastadores. Supera los ataques más contundentes como si nada. Desplázate a una velocidad increíble, surca los cielos o recorre las profundidades acuáticas con seguridad. A medida que juegues, tus habilidades como piloto de alabarda mejorarán, así como las capacidades de combate y desplazamiento de tus exotrajes.

Personaliza tus alabardas para exhibir tus hazañas: conforme subas de nivel y venzas a poderosos enemigos, acumularás botines y completarás logros del juego que desbloquearán fantásticas opciones de personalización para convertir tus alabardas en testamentos visuales de tus habilidades y proezas.

El motor Frostbite te permite explorar una tierra cambiante llena de riesgo y misterio: en el espectacular mundo abierto de Anthem, en constante evolución, estarás a merced de las situaciones, los peligros y los enemigos más impredecibles. Puesto que se trata de una experiencia viva, Anthem cambiará y evolucionará con el tiempo: aparecerán historias, desafíos y eventos nuevos. Este mundo es tan bello como letal y cada nueva expedición en la que te embarques con tu equipo de libranceros te supondrá un reto estratégico.

Anthem