BeTech: noticias de tecnología

PROYECTO NATIK

Microsoft sumerge un centro de datos y servidores bajo el mar, ¿por qué?

Microsoft sumerge un centro de datos y servidores bajo el mar, ¿por qué?

Sí, un centro con 864 servidores y 27,6 petabytes de datos, hundido en la costa de Escocia.

Hoy día Internet es esencial, imprescindible y necesario para casi todo. Y la forma de hacer posible lo de conectar al mundo es a través de los centros de datos de la Red, espacios equipados con lo necesario y dedicados a almacenar y procesar los enormes volúmenes de datos digitales necesarios para el proceso. Los gigantes de la Red como Google o Facebook tienen sus propios centros de datos repartidos por todo el mundo, mientras que si eres una Pyme lo usual es que utilices la infraestructura que un proveedor especializado te brinda para tus apps y páginas web.

 

Microsoft sumerge un centro de datos

En estos centros, los servidores son cruciales en el proceso, ya sea para la instalación de distintos sistemas operativos, el alojamiento y procesamiento de bases de datos, el almacenamiento de grandes volúmenes de datos o la ejecución de aplicaciones. ¿El problema? Que un centro de datos puede llegar a genera un calentamiento enorme debido al equipo informático que usa de manera constante, por ello, el consumo energético destinado a enfriarlos puede llegar a ser enorme. Tanto que compañías como Apple y Facebook buscan países fríos a Europa para mantener sus servidores a baja temperatura. De hecho Facebook quiere tener instalado un centro de datos en Dinamarca para el año 2020, reduciendo su gasto de energía gracias al clima del lugar.

Y este es, exactamente, el motivo que ha llevado a otro nombre importante de la Red como es Microsoft a hundir un centro de datos bajo el mar bajo el nombre de Project Natik. El elegido ha sido un centro de datos equipado con 864 servidores y 27,6 petabytes de información (en pocas palabras 1 petabyte es más de 10.000 gigas), que ha sido hundido en el mar cerca de la costa de Escocia con la intención de determinar si la medida es efectiva de cara a enfriar el centro de datos mientras está operativo. El centro hundido será alimentado por un cable submarino que llevará energía renovable de las Islas Orkney, a la par que también conectará los servidores a Internet.

Proyecto Natick

El tiempo dirá si el Project Natick resulta o no un éxito. De hecho, si lo tiene, seguro que veremos muchos más centros de datos sumergidos bajo el agua de cara a evitar los terribles costes de enfriarlo. Y para Microsoft sería el éxito con el que cerrar los 5 años que lleva experimentando con la idea de centros de datos submarinos, como el que hundió en la costa de California en 2015.