Actualidad

Milla Jovovich, más allá de Resident Evil

Paula Croft paulacroft02

Una pasión más allá de la interpretación

Jovovich, una heroína del cine con mucha más carrera que Resident Evil

Ucraniana de nacimiento (17 de diciembre de 1975), Militza Bogdanovna Jovovic, más conocida simplemente por Milla Jovovich, es una actriz reconocida por encarnar a Leeloo en El Quinto Elemento y a Alice, protagonista de las películas de Resident Evil, además de muchos otros films. Recientemente descubrimos que protagonizará una nueva película sobre Monster Hunter dirigida por su marido Paul W. S. Anderson (director de la mayoría de entregas de RE) y padre de sus dos hijas. Pero antes de llegar a este punto de la actualidad vamos a echar la vista atrás y hacer un repaso por la vida y filmografía de Milla Jovovich, a quién siempre le gustaron los videojuegos.

El primer trabajo que tuvo Milla fue como modelo, a los once años, apareciendo en portadas de revistas como la seventeen o la lei Glamour, ya que desde pequeña siempre tuvo una belleza admirable. Más tarde ampliaría sus contratos a campañas de cosméticos como L'Óreal, Dior, DKNY y Versace, ya de más adulta. 

Aún así, enseguida se dio cuenta de que lo que realmente levantaba su pasión era la actuación, por lo que obtuvo su primer papel en 1988 (con 12 años) para una película televisiva llamada Night Train to Kathmandu, actuando ese mismo año en su primer largometraje: Two Moon Junction. Fue unos escasos tres años después cuando interpretó el papel que le dió la fama necesaria para despegar su carrera en Regreso al Lago azul (1991).

Tras Dazed and Confused, en la que compartió espacio con Ben Affleck y Matthew McConaughey, le llegó un papel por el que se la conocería mucho más allá del año estreno en 1997: El Quinto Elemento. El mítico ¡Multipase! y la combinación de ciencia ficción, excentricismo y comicidad otorgaron al film un renombre que la ha convertido en inolvidable a día de hoy, con la fabulosa Leeloo de Jovovich como protagonista. Posteriormente también encarnó a Juana de Arco (1999) y a Katrina, la enemiga de Zoolander (2001). 

Antes de adentrarnos en el tema núcleo que nos atañe, mencionar como curiosidad que Milla también dio unos pasos en el mundo de la música con su original álbum de estudio The Divine Comedy, lanzado en 1994.

Milla y los videojuegos

"Primero que todo: no sé porqué alguien querría pasar por todo lo que yo pasé al grabar esta película si no fueran fans del juego y fueran psicópatas. Yo me siento completamente psicópata y jugué a este juego, me encantó y mi hermano pequeño, quién me introdujo a la saga cree que soy Dios ahora porque he convertido este juego en una película", explicaba Milla en una entrevista que le realizaron cuando iba a salir la primera película de Resident Evil, dando una lección al entrevistador ya que le preguntaron si conocía los juegos antes de tomar el rol.

El periodista rectificó y su siguiente pregunta fue: "¿Tienes otros juegos favoritos?. Jovovich sin duda respondió: "Bueno, Final Fantasy obviamente porque es increíble (...) y Bloody Roar creo que mola mucho porque tienes a esos personajes luchando en el ring y transformándose en animales". Tras ello explica y representa con gestos y sonidos una de las escenas sangrientas donde uno de los personajes utiliza su garra para acabar con su enemigo, repitiendo lo impresionante que le parecía. El presentador ante esto ríe y contesta: "Es algo muy familiar". Ella, dando un interesante argumento que se podría rescatar hoy en día al hablar sobre violencia y videojuegos (un tema polémico que no deja de resurgir), contesta: "Pues sí, creo que es algo familiar porque si dejas a los niños jugar por sí solos pueden extraer algunas ideas extrañas, así que deberías estar allí para supervisar a la gente joven que juega a Bloody Roar, Resident Evil o Final Fantasy".

En la imagen que añadimos vemos a una joven Milla adolescente jugando al Super Mario Bros original acompañada de su mascota perruna de la infancia. Por ello, comprobamos cómo los videojuegos formaron siempre parte de su vida y forjaron su personalidad cómo adulta y profesional.

Años más tarde, otra entrevista para promocionar Resident Evil Afterlife (2010) realizada por MTV, dejaba unas divertidas imágenes en las que tanto Milla como Ali Larter (Claire Redfield en las películas) y Boris Kodjoe leían de forma original y con entonaciones propias las líneas originales del primer videojuego de Resident Evil que sentó las bases de una gran franquicia que crecería con los años hasta límites insospechados. A ello nos dirigimos ahora, de vuelta a 2002 cuando los zombies y el incidente de la mansión original llegaron a la gran pantalla.

El virus T se extiende al cine: películas de Resident Evil

Un científico del centro de investigación de Umbrella Corporation rompe un vial con un misterioso líquido azul y huye. Tras ello, la Inteligencia Artificial que protege y controla las instalaciones, la Reina Roja, sella los laboratorios alegando que hay una infección afectando a todas las personas que se hallen dentro. Poco tardamos en ver las primeras muertes y transformaciones en zombies producidas por el Virus-T, un experimento de Umbrella que pretendía ser un arma biológica pero que acabó siendo una amenaza que acabaría con la mayoría de la población terrestre. "Azul el virus, verde el antivirus...¡existe cura!".

Antes de ese apocalíptico momento, un equipo de fuerzas especiales es enviado a la mansión que protege el complejo secreto para investigar qué ocurrió allí abajo, una premisa similar a la habida originalmente en el juego de Capcom (1996) en la que podíamos escoger entre encarnar a Jill Valentine o a Chris Redfield. En la versión cinematográfica la protagonista es Alice, quién se mantendrá durante el resto de entregas y quién resulta ser inmune al virus, obteniendo un gran poder físico y mental en lugar de transformarse en un monstruo.

Una segunda entrega (Apocalypse) llegaría dos años más tarde, esta vez sí contando con Jill Valentine en el reparto (interpretada por la maravillosa Sienna Guillory) y enfrentándose al temible Némesis, que conocimos en el tercer juego de la saga. Hay que tener en cuenta que la filmografía de Resident Evil ha tomado siempre un camino propio, presentando grandes películas de acción con los personajes y argumento de los juegos adaptados a su manera. Por ello, no deberíamos comparar ambos mundos y sus múltiples entregas con lupa, ya que tanto películas cómo juegos son disfrutables por sus características propias.

El la tercera parte de las películas (contando de por medio con otros films de Jovovich como Ultraviolet), Extinción (2007), Jill Valentine se cambiaba por Claire Redfield (Ali Larter) y nos llevaban a un escenario desértico que nos hacía ver el alcance de la devastación que había creado el virus a nivel global. Además, se nos presentaba por primera vez el tan conocido archienemigo Albert Wesker. Esta fórmula se mantenía en la cuarta entrega, Afterlife o Ultratumba (2010) elevando el listón en presupuesto y efectos especiales para contar con asombrosas escenas con clones de Alice y batallas en las que ella, junto con Claire y Chris Redfield se enfrentaban a Wesker calcando algunas de las escenas jugadas en los juegos y viendo a una Jill Valentine maligna en la sorprendente escena final.

La quinta entrega, Retribution o La Venganza (2012) recuperaba esta pista para colocar a Jill como enemiga, trayendo de vuelta a algunas/os compañeras/os de Alice en el pasado en forma de clones como Rain O'Campo (interpretada por Michelle Rodríguez) que murió en la primera película. Además, vimos a otros/as grandes personajes de los juegos como Ada Wong y Leon S. Kennedy.

Finalmente, tras un parón un poco más largo que el que llevaban durante el resto de la saga, acompañamos a Alice por última vez el pasado 2017 en El capítulo final de Resident Evil en el cine. Un film que cerró la trama de las películas pero pudo haber sido mejor llevado, presentando un ritmo demasiado frenético y no permitiendo despedirnos de todas/os los personajes que nos habían acompañado a lo largo de todos estos años, si no tan solo de una selecta minoría.

Futuro después de Resident Evil 

Gusten más o menos, no hay duda en que las adaptaciones cinematográficas de Resident Evil al cine son grandes películas de acción, entretenidas y con un gran cast de actrices y actores que han encarnado a las/los personajes más emblemáticas/os de una se las sagas de videojuegos más queridas de la historia. La mayoría fueron dirigidas por Paul W. S. Anderson (Newcastle, Inglaterra 1965), quién acabó siendo marido de Milla en 2009 (durante el rodaje de la cuarta entrega) y con quién tuvo dos preciosas hijas: Ever y Dashiel.

Anderson es considerado por muchos/as cómo uno de los creadores del género de películas basadas en videojuegos, ya que además de Resident Evil también realizó Mortal Kombat (1995) y produjo DOA: Dead or Alive (2006) entre otras.

Volviendo a Milla, quién ya cuenta con una carrera más que consolidada, ha firmado para encarnar a la Reina Sangrienta en la siguiente película de Hellboy, que llegará el próximo año 2019. Además, tal y cómo conocimos recientemente, protagonizará la adaptación al cine de Monster Hunter, que también será dirigida por su marido. Estamos deseando conocer más detalles acerca de esta nueva entrega cinematográfica de un videojuego pero siendo Milla Jovovich de quién estamos hablando no dudamos en que nos ofrecerá una gran interpretación para el recuerdo. 

Resident Evil

La aventura trascurre en un escenario espeluznante de terror, una verdadera pesadilla. El protagonista se enfrentará a zombies que escupen ácido, luchará contra perros mutantes, todo esto para unir las piezas de los rompecabezas que liberarán la casa de los monstruos resultantes de un experimento del govierno que ha salido mal.

Resident Evil