Actualidad

Sea of Thieves, un mes después

Fran García narfm

El comienzo de una travesía.

Sea of Thieves: Un viaje prometedor con algún naufragio

En el año 2015, pocos jugadores pensaban en Rare como en aquella compañía mítica de los años 90 que llenó de joyas el catálogo de Nintendo 64. Tras algunos títulos interesantes pero sin demasiado éxito para Xbox 360, Microsoft había enfocado el estudio británico a la creación de juegos para Kinect, su cámara con detección de movimiento. En el E3, la mayor feria mundial del videojuego comercial, la conferencia de Microsoft sorprendió con un vídeo en el que se exploraban frondosas selvas, se exploraban oscuras grutas y se libraban espectaculares batallas navales. El vídeo era de Sea of Thieves, el nuevo juego en el que Rare estaba trabajando.

En una época mucho más cercana, concretamente el 20 de marzo de 2018, se ponía a la venta Sea of Thieves para Xbox One y Windows 10. El título se convirtió en la nueva propiedad intelectual (IP) original de Microsoft más exitosa de la actual generación. En apenas una semana ya contaba con dos millones de jugadores, gracias a que el título está incluido desde su lanzamiento en Xbox Game Pass, el servicio de suscripción similar a un Netflix de los videojuegos. El mismo día que pudo jugarse debutó en Twitch superando a Fortnite y PlayerUnknown's Battlegrounds, los battle royale que cada día tienen millones de espectadores y jugadores.

A pesar de las cifras positivas, los primeras críticas del juego no lo fueron tanto. En Metacritic abundaban las puntuaciones de 70 o inferiores - al contrario que en la industria del cine o la musical, en la prensa del videojuego una nota inferior al 7 está mal considerada por el público y por las distribuidoras, que en ocasiones vinculan los pagos extra al estudio en función de la puntuación media obtenida en los medios. "Sea of Thieves es una de las mejores definiciones de juego cooperativo. Ya sea con amigos o con una tripulación de extraños, las situaciones que es capaz de crear el mundo de piratas de Rare son algunos de los momentos más divertidos que hemos vivido en un juego online", decíamos en nuestro análisis, firmado por quien escribe estas líneas. "Sin embargo, Rare necesita mantener viva la curiosidad propia de los piratas incorporando nuevo contenido que suponga una excusa para salir a vivir aventuras a este mar de ladrones".

Desde el lanzamiento del juego, la principal crítica que se le hace es justamente esa: la falta de contenido. Sea of Thieves tiene tres tipos de misiones (buscar tesoros, matar esqueletos y encontrar animales) que te llevan a explorar un mar donde el encuentro con otros jugadores puede llevar a situaciones inesperadas; algo que para muchos jugadores no es suficiente. En el momento de escribir estas líneas, el subreddit del juego es prácticamente igual que hace un mes: publicaciones de "amo este juego", otras tantas preguntando si hay problemas con los servidores, y muchas sugiriendo a Rare nuevo contenido.

Los diseños legendarios llegan a Sea of Thieves

Eric "Diablo" Murillo, el primer jugador español de Sea of Thieves que ha conseguido subir al nivel máximo con todas las facciones (las organizaciones que te dan un tipo de misión u otro) tras jugar "más de 400 horas", da "toda la razón" a quienes se quejan de que no hay contenido. "El juego no está completo. Solo hay que ver lo que sucede cuando llegas a nivel máximo", nos cuenta en una conversación por correo electrónico. "No sucede nada, ni siquiera un título. Algo leí por ahí que los de Rare dijeron que no se esperaban que se pudiera subir tan rápido el nivel, y les entiendo. Hemos jugado de una manera que ellos no se esperaban. No por horas de juego, sino por la manera de hacer las misiones y ser productivo a la hora de hacerlas".

Preguntando a otros miembros de la redacción de MERISTATION con quienes hemos jugado asiduamente, nos encontramos con respuestas similares. Borja Ruete nos dice que "para mantener el interés de la gente, Microsoft y Rare deben trazar una estrategia de largo recorrido. De lo contrario, por muy divertido que sea, creo que la fórmula terminará agotándose". El 13 de abril, Rare anunció la hoja de ruta de Sea of Thieves, una planificación del contenido gratuito que llegará en los próximos meses con nuevos enemigos y mecánicas, nuevas zonas de exploración y más recompensas. Alejandro Castillo, otro miembro del equipo de colaboradores de esta casa, espera que "el próximo E3 será el punto de inicio al conglomerado del contenido postlanzamiento. Lo importante en estos momentos es que Rare trace una hoja de ruta sólida, restando importancia a los elementos cosméticos y centrándose en aquellos contenidos que influyan positivamente en las mecánicas de juego planteadas". "Es cierto que faltan contenidos, aunque actualmente es lo que menos me preocupa", dice nuestro compañero Sergi González. "El juego necesita un netcode más estable, eliminar los problemas de conexión antes que el contenido. Confío en que Rare sabrá alimentar la vida del título a lo largo de estos meses".

Durante la primera semana de Sea of Thieves, el oro con el que se recompensa al jugador tras vender un cofre o una calavera, o al entregar un animal, no se guardaba; había que desconectarse del juego y volver a entrar para verlo en nuestra saca. Los logros estuvieron desactivados durante semanas por problemas del servidor. Los mantenimientos previstos se alargaban. El contenido cosmético prometido a aquellos que reservaran el juego, el Black Dog Pack, no se entregó hasta más de una semana después del lanzamiento. Uno de los parches para solucionar estos primeros problemas obligaban a descargar el juego de nuevo, algo que no hizo ninguna gracia a quien tenía una conexión a internet con poco ancho de banda, algo habitual en nuestro país.

Aquel éxito de las primeras semanas se fue desinflando. Los casi 200.000 espectadores que veían partidas de Sea of Thieves en Twitch se han convertido, en el momento de escribir este artículo, en 2.385. Algunos jugadores lo han dejado de jugar, en ocasiones para siempre, y en la muchos otros casos, a la espera de nuevo contenido y por la llegada de la gran "cantidad de propuestas que llegan hoy en día", se sincera Castillo. "A poco que sigas la actualidad a rajatabla, apenas tieme uno tiempo para darle todo lo que quisiera a sus juegos favoritos". Lo mismo le ocurre a Ruete, que apunta que ha estado con "muchos otros títulos" que lo "han tenido apartado de los mares". 

Sea of Thieves se actualiza corrigiendo varios errores

Quien no lo ha dejado es "Diablo", que califica la experiencia de "agridulce". "Por una parte, el hecho de que cuando ven mi barco y mi pirata la gente miedo o asombro, es una sensación cómica [en Sea of Thieves no hay niveles ni habilidades que indiquen lo bueno que es un jugador, sino caros objetos cosméticos que solo pueden obtener quienes hayan conseguido ingentes cantidades de oro]". "Por otra parte, la falta de contenido hace que a veces, a pesar de ser un grand sandbox, me resulte un tanto aburrido. Lo que me hace seguir jugándolo, sin lugar a dudas, es que cada vez que te lanzas al mar, no sabes lo que va a terminar pasando. Cada historia es distintta, y la gran mayoría muy divertidas". Nuestro compañero Sergi, quien lleva jugando desde la alpha técnica, opina de manera similar: "La experiencia es formidable. Jugarlo con amigos y enfrentarnos a los peligros del mar mientras nos ponemos al día no tiene precio".

A lo que pocos jugadores hacen críticas es la forma que tiene Rare de relacionarse con la comunidad. Los desarrolladores británicos publican un post semanal en la web anunciando los bugs solucionados en las actualizaciones que lanzan periódicamente, responden en sus foros, y publican vídeos frecuentes en YouTube donde responden dudas de los jugadores y piden sus comentarios, como ha ocurrido esta misma semana en un vídeo en el que hablan del funcionamiento del barco para uno o dos jugadores. Sergi dice que se nota que "están preocupados por solventar todos los problemas del desarrollo", y "Diablo" apunta que "han tenido detalles muy buenos, y cada semana añaden algo nuevo y lo explican".

Un mes después de su lanzamiento, Sea of Thieves sigue dividiendo a los jugadores tanto como en su primer día. Hay quien lo deja por falta de contenido, y hay quien sigue jugándolo aun siendo conscientes de la falta de este. "La situación me recuerda a la vivida con el primer Destiny: cortísimo de lanzamiento, Bungie poniéndose las pilas y obrando en consecuencia en los meses posteriores a su llegada [para tener] uno de los ecosistemas multijugador más populares de la actual generación", compara con acierto Alejandro. Aunque a ciertas partes de la comunidad no le importa tanto ese nuevo contenido, tanto para ellos como para quienes dependen de él para volver al mar será algo nuevo. Y lo anunciado por Rare es prometedor: "5 expansiones totalmente gratuitas en un solo año, donde ya han confirmado que incluso añadirán zonas nuevas en el mapa en verano", apunta "Diablo". Eso sí, siempre queda el riesgo de que se naufrague a medio camino por sacar "más de lo mismo" o contenido "insuficiente". De ello depende que las olas de Rare sigan brillando.

Sea of Thieves

Sea of Thieves llega a Xbox One y PC como el título más ambicioso creado por Rare, una aventura de acción ambientada en un mundo de piratas y centrada en el modo multijugador.

Sea of Thieves