Actualidad

7 sagas de videojuegos que han sobrevivido a grandes cambios

Xose Llosa

Cambios irreconocibles

Sagas históricas

Falta menos de una semana para el lanzamiento de God of War en PS4. La nueva entrega de la franquicia llega con la presión de ser también un enorme cambio en las bases de la saga. Mientras el público espera para descubrir cómo es la reinvención de Kratos, la prensa internacional ha dado su veredicto: aplauso unánime para el trabajo de Santa Monica.

Muchas de las grandes sagas de videojuegos duran décadas, como algunos de los casos que comentaremos en este artículos. Hay puntos de inflexión en los que una franquicia, por motivos muy diversos, necesita reinventar su fórmula. Se trata de momentos de alto riesgo, ya que si bien representa la oportunidad de un nuevo comienzo para su vigencia, una mala ejecución también puede suponer una despedida. Similar al caso de God of War es el de Tomb Raider a partir de 2013.

La evolución de God of War en Metacritic

El cambio de Tomb Raider no es tanto una renovación al completo como una reorientación en el rumbo de la franquicia. Hasta el desarrollo de 2013, la saga mantenía unos mimbres prácticamente inalterados respecto a lo que se planteó en los juegos originales. El paso de la franquicia en los años inmediatamente anteriores al reboot fue una travesía jadeante, con una pérdida de relevancia progresiva. Sin embargo, Crystal Dynamics planteó un punto y aparte para la saga, que supuso devolverla a la primera línea de actualidad como referente en su estilo.

No obstante, un momento de grandes transformaciones fue el salto a los desarrollos poligonales. En ese periodo sagas como Super Mario, con Super Mario 64, u otras como Zelda, con Zelda: Ocarina of Time, no sólo renovaron la vigencia de sus respectivas franquicias, sino que también asentaron muchos de los elementos básicos a la hora de realizar videojuegos en entornos 3D.

De hecho, Nintendo se descubre como una de las compañías con más acierto a la hora de renovar sus franquicias. Buena parte de los grandes nombres de la firma son a la vez nombres muy clásicos, que con diferentes aproximaciones han ido adaptándose a los tiempos siendo referentes en no pocas ocasiones. La saga Zelda, sin ir más lejos, ha visto un nuevo punto de inflexión con el estreno de Zelda: Breath of the Wild, sembrando de nuevo excelencia al zambullirse por primera vez de manera decidida a una formulación de mundo abierto.

Todas las notas de God of War

Otro buen ejemplo es el de Metroid: Prime. La historia de Samus Aran, con Metroid: Prime, no sólo supuso la primera incursión de la franquicia en un juego de desarrollo 3D, sino que también impuso el cambio de equipo de desarrollo con la entrada de Retro Studios. Metroid: Prime tiene la relevancia de haber logrado trasladar muchas de las ideas y sensaciones de los juegos creados anteriormente a una forma tan diferente como el FPS.

Un camino similar lo ha visto la saga Resident Evil con Resident Evil 7. A pesar de que la historia de Capcom ha vivido muchos cambios en sus décadas de andadura, el más radical y a la vez uno de los más aplaudidos ha tenido lugar con Resident Evil 7. La paradoja del séptimo numerado es que, a pesar de implementar una modificación tan profunda como es el paso al desarrollo de la historia en primera persona, la aproximación al terror es más reconocible respecto a las primeras entregas de la licencia, que muchos de los juegos publicados bajo el sello Resident Evil en los últimos tiempos.

No obstante, uno de los casos más curiosos es el de GTA. El de Rockstar comenzaba su andadura como un juego isométrico muy pobre a nivel técnico, que desde la primera entrega claramente supeditada la libertad de acción en un mundo enorme a cualquier otro elemento. Los primeros juegos despertaron interés, pero ni mucho menos fueron juegos excesivamente populares. No fue hasta la tercera entrega, sin embargo, cuando GTA se convirtió en una franquicia de público masivo. Con el salto a PS2, Rockstar dispuso de la tecnología suficiente para plasmar las ideas de las primeras entregas en entornos poligonales. Confiar en su fórmula, y llevarla un paso más allá, dio lugar a la fundación de uno los mayores imperios del entretenimiento que jamás se han creado.

Por último, la franquicia Metal Gear, una de las más longevas y en constante metamorfósis. Desde los primeros Metal Gear hasta Metal Gear Solid pasaron varios años, y de por medio Kojima trabajó en diferentes proyectos. Este lapso temporal supuso también un salto tecnológico muy evidente, que con Metal Gear Solid abrió una fórmula completamente renovada. El hilo argumental encontró continuidad, así como el universo creado, pero de los Metal Gear de MSX al juego de PlayStation hay una reinvención total de forma y conceptos. Un momento que se puede considerar una refundación de la licencia. Incluso a partir de la saga Metal Gear Solid hemos visto variaciones muy profundas en la fórmula, la más importante de todas ellas al llevar el juego al mundo abierto con la quinta entrega numerada.

God of War

God of War es el renacimiento de la famosa franquicia de aventura y acción de Sony Santa Monica que continúa con las aventuras del legendario espartano Kratos y las consecuencias de sus actos. Como ya sucedió con la tercera entrega numerada, se trata de un videojuego exclusivo de PlayStation 4. Esta entrega, popularmente conocida como God of War 4, transcurrirá tras los acontecimientos ocurridos en God of War 3, pero en esta ocasión se ha optado por reemplazar las leyendas de la mitológia griega como marco argumental, en favor de la mitología nórdica, además de incluir un nuevo personaje: El hijo de Kratos. El juego se presentó de manera oficial durante la conferencia de Sony en el E3 de 2016 y por lo que se pudo ver, el gameplay también ha sufrido un importante cambio respecto a los títulos anteriores de la franquicia mostrando mecánicas de juego y planos de cámara que nunca antes habían sido empleados, entre otras novedades. Durante esta nueva aventura, los dragones, gigantes, dioses y todo tipo de criaturas fantásticas volverán a interponerse y complicar el camino del jugador.

God of War