Copas, pizzas y videojuegos: los bares gamer en España

Laura Luna https://twitter.com/lauralunalu

Los bares gaming, que reúnen videojuegos, bebida y comida, son cada vez más populares. En MeriStation os traemos una guía de los locales más populares en la geografía española y que merecen una visita esta Semana Santa.

Hace tiempo que quedó atrás el estereotipo del jugador de videojuegos como una criatura asocial que pasa los días enteros en casa pegado a la pantalla. Hay un gran número de jugadores a los que les gusta salir y relacionarse, cuanto mejor si es con gente que comparte su afición. De esta necesidad de ocio nacen los bares gaming, locales en los que disfrutar de una partida con nuestros amigos mientras nos tomamos una copa. 

Ya en los 80 y los 90 los salones recreativos y cibercafés ofrecían la posibilidad de tomarnos un refresco, aunque las posibilidades de cenar cómodamente mientras organizábamos una misión en World of Warcraft eran escasas. En los bares gaming podemos pausar la partida para reponer energías con una pizza y tomar de postre un cóctel temático mientras vemos en la televisión cómo van la Liga Overwatch. ¿Y qué rincones en España nos ofrecen este espacio donde se aúnan juegos y manjares inspirados en la cultura jugona?

Next Level ArcadeBar

En el centro de Madrid, en plena plaza de la Luna, hallamos este pequeño local subterráneo que nos despierta tiernos sentimientos de infancia y adolescencia. Rodeados de recreativas donde accedemos a clásicos como Golden Axe, Metal Slug o Street Fighter II, podemos disfrutar de la noche en la compañía de nuestros amigos, ya sea ante un título retro o tomando una cerveza alrededor de una mesa con taburetes. La carta de copas incluye bebidas nacionales y de importación y cabe destacar dos grandes joyas: la máquina Crazy Taxi, con volante y pedales; y la pista Dance Dance Revolution.

MeltDown Bar

Esta taberna gaming, perteneciente a una franquicia internacional, ha llegado a Madrid y Valencia. No sólo podemos cenar pizzas y generosos bocadillos y perritos calientes alrededor de sus barriles; también podemos recostarnos en puffs comodísimos mientras mantenemos un torneo entre amigos a Tekken. También hay una sección PC con equipos de último modelo y una vasta biblioteca de juegos. En cuanto a los refrigerios, tenemos cócteles y chupitos de receta propia e inspirada en iconos del mundo del videojuego, como Samus Aran

Pixel Bar

Uno de los pioneros de los bares gaming en la capital del reino. En Moncloa, lo cual supone un buen punto de encuentro para los universitarios, se sitúa este local de dos plantas destinado a los esports y videojuegos competitivos, a los que destina seis televisores para retransmisión. Asimismo, ofrece diez ordenadores, así como PlayStation 4, Super Nintendo, Nintendo 64 y Wii-U. Su menú se basa en la cocina americana —pizzas, hamburguesas, aros de cebolla, alitas de pollo, etc— y no faltan los cócteles temáticos, como Lara Croft. Destacan sus fiestas temáticas nocturnas, como la de Star Wars con motivo del estreno de Los Últimos Jedi.

Oh My Game!

Esta franquicia de origen valenciano se ha expandido el pasado febrero en Madrid, donde ha abierto un nuevo local bajo su característico eslógan MEET-PLAY-FUN. Centrado en los esports, es un espacio donde podemos asistir a campeonatos televisados en 20 monitores y torneos presenciales. Quienes tengan un interés en formarse como jugador profesional tienen oportunidad de entrenar e iniciarse en las competiciones. Para derrotar el hambre, hay generosas hamburguesas y perritos calientes, así como nachos y patatas fritas. Próximamente, planean aterrizar en Bilbao.

Kingdom Gamer

Este humilde local en Colmenar Viejo no luce una decoración vistosa, pero ofrece un rincón agradable para los amantes de los esports. Además de televisar torneos, organizan competiciones internas cada semana, así como talleres sobre cómo llevar a cabo un streaming o confeccionar un cosplay. Su oferta de videojuegos, en los que priorizan los títulos más competitivos, está centrada los amantes del PC, que contarán con diez equipos de último modelo, mientras que el público consolero dispone de dos PlayStation 4. Asimismo, se ofrece un menú de meriendas y cenas para reponer fuerzas entre partida y partida.

Level Up

En el centro comercial de La Garena (Alcalá de Henares, Madrid) se halla esta pequeña taberna equipada con diez ordenadores de alta gama y una pequeña colección de consolas actuales y retro. Además de torneos internos y retransmisión de partidos de esports, podemos jugar una partida mientras merendamos de una carta en el que los más golosos hallarán el paraíso en un bizcocho decorado con el logo del mismo centro o el batido de Ferrero Rocher. Nuestro bolsillo, además, se verá tentado por el mercado de figuras Funko o de Dark Horse.

BlitzBar

El blitzball es el popular deporte acuático en el que Tidus, protagonista de Final Fantasy X, era toda una estrella. Esta especie de waterpolo subacuático ha inspirado BlitzBar, un local que nació de una empresa de eventos de esports. En este rincón barcelonés, no sólo los amantes de la competición pueden asistir y participar en sus torneos preferidos; también hay puestos de consola y PC para quienes prefieran una partida solos o en equipo sin pretensiones de ser galardonados. Además de contar con un catálogo con 50 juegos actuales o de temporadas pasadas, BlitzBar no olvida a los jugones de la vieja escuela, quienes disfrutarán de una máquina recreativa con más de 500 títulos que apelarán a la nostalgia.

Afterlife

La misión de este local en Barcelona es potenciar la socialización física de la comunidad jugona. No sólo consiste en ver partidos de esports en la televisión mientras nos tomamos uno de sus temáticos combinados —como una NukaCola Quantum, hecha de ron blanco y Sprite; o un Alex Kidd, que hace las veces de un San Francisco; o sus célebres pociones de vida o maná—, sino que también potencia los eventos en espacio, destinados a conocer gente o aprender aspectos profesionales del mundo del videojuego. Además de torneos, se organizan veladas para ver la retransmisión de la Blizzcon, charlas sobre cómo gestionar un canal de YouTube enfocado a los videojuegos o quedadas entre fans de Monster Hunter.

Retro Gamer Brasa

Bien es sabido que la nostalgia es una eficaz baza comercial, y en Retro Gamer Brasa se hacen eco de ella. En Terrassa (Barcelona) hallamos un local dedicado a los videojuegos más clásicos, destinados a quienes deseen reencontrarse con su infancia o descubrir los primeros Metroid a las generaciones más jóvenes. La guinda de su encanto la pone una amplia carta de platos caseros y temáticos, con manjares a la brasa como el entrecot Dino Crisis o pizzas de 27 centímetros de diámetro, como la Monkey Island que equivale a la hawaiana, amada y odiada por partes iguales.

Bar Gamers Club

Su decoración rústica hace de este local gamer en Terrassa (Barcelona) un rincón familiar, donde hallamos opciones consoleras modernas, que incluyen PlayStation VR; y clásicas como una Nintendo 64 o una máquina recreativa. Asimismo, cuentan con juegos de mesa clásico como Cluedo. En su carta de consumiciones, destaca la Pokepizza, donde el peperonni, las aceitunas y el queso se distribuyen para recrear el diseño de una Poké Ball. Los fumadores podrán disfrutar de una cachimba en su terraza.

Login Gaming

En Vigo cuentan con este local centrado a la rama más competitiva de los videojuegos, con la organización de torneos internos semanalmente. No obstante, también cuidan no olvidan a quienes sólo van a disfrutar de una partida con los amigos desde PC o una PlayStation 4 con un catálogo cuya variedad es cada vez más creciente. Destaca su económica carta de consumiciones y el cuidado que ponen a las retransmisiones de esports, para lo que disponen de unos sofás amplios y cómodos multiplaza.

Respawn Gaming Bar

Con el aspecto de una taberna clásica española, Respawn en Vigo ofrece una variado menú lúdico a sus parroquianos. Además de una carta de cervezas en la que destaca Estrella Galicia y comidas clásicas de un bar de tapas nacional, la calidad de sus equipos informáticos son muy elogiadas. En cuanto a consolas, ofrecen PlayStation 4 y Nintendo Switch. Ofrecen retranmisión de ligas y organizan torneos propios, en los que FIFA y Magic son protagonistas muy celebrados. 

La Grieta

Este bar de humilde decoración y una carta de consumiciones sencilla, en la que destaca la tortilla de patatas casera, ofrece una retransmisión de torneos muy regular, amén de ocho puestos de PC destinados a la competición más popular, como FIFA, LOL, Street Fighter y Heroes of The Storm. Para quienes prefieran la consola, disponen de PlayStation 4 y PlayStation 2. Tampoco olvidan a los jugadores de tablero, que podrán acceder al repertorio más clásico de Parchís y Uno, como al más moderno, en el que no faltan Catán, Bang! o el disparatado Munchkin.

Be a Legend

En Zaragoza hallamos este local cuya decoración mezcla la cultura del videojuego con el cine, y en la que los propios clientes aportan ilustraciones. Su oferta lúdica está dedicada únicamente al PC, con seis ordenadores destinados a los títulos competitivos más actuales como Overwatch, Hearthstone o LOL. Además, no sólo retransmiten partidos de ligas de esports, sino que también organizan quedadas para ver conferencias como el E3. Su carta gastronómica ofrece bocadillos y tostas, así como helados de postre. Los juegos de mesa, como Catán, también tienen su cabida, así como la baraja de cartas española. Se organizan retos semanales, como la superación de un minijuego, lo cual se premia con una invitación a un menú especial.

Unreal e-Sports Zone

En Valladolid tenemos un local que fusiona un bar con una tienda destinada a equipos informáticos y merchandising. Por un lado, podemos adquirir camisetas y Funkos, así como componentes para montar un equipo informático destinado a jugar o competir. Ofrecen, además, servicio de asesoramiento y reparación. En la barra, podemos tomarnos una cerveza o copa, y como nota de originalidad, disponen de hidromiel. En la zona jugona, retransmiten ligas y podemos acceder a doce puestos de PC, y también disponemos de PlayStation 4 y Wii-U. Asimismo, hay juegos de mesa y cabe hacer mención especial a su futbolín.

Kame House Bar

El hogar del maestro Mutenroshi, en el que se reunían a menudo la pandilla de Goku en Dragon Ball, ha inspirado el nombre de este local sevillano en el que diferentes héroes cotidianos de los videojuegos se dan cita. Equipados con PS4, Xbox y Wii-U, amén de consolas retro, y una modesta pero elegante decoración que homenajea a Super Mario Bros, Spiderman y más, podemos tomarnos un buen aperitivo, un bol de ramen y una cerveza, refresco o algo con mayor gradación mientras compartimos partida con nuestros amigos o mirar un streaming o torneo en una pantalla central de 64 pulgadas. Asimismo, no sólo se centra en videojuegos; ofrece juegos de tablero y rol, así como organización de eventos y sorteos habituales para fidelizar a la clientela.

AFK Gamer Bar

Este pub en Tenerife evoca la vida nocturna en su iluminación, y añade una decoración basada en vinilos de temática del videojuego. En su carta de platos temáticos, en la que los bocadillos es la opción más abundante, las “papas locas” son las más populares. Su carta lúdica cubre muchas plataformas, como PC, PlayStation 4, Wii-U, GameCube, MegaDrive, realidad virtual y una máquina recreativa. Su catálogo no se dedica únicamente a lo competitivo, y los juegos musicales como Just Dance harán las delicias de los más bailarines. En cuanto a la retransmisión televisiva, son los propios clientes quienes solicitan qué desean ver. Asimismo, organizan talleres de cosplay y conferencias destinadas a los desarrolladores indies. 

New Game Bar

En Málaga se encuentra este local cuya decoración no se diferencia a la que cualquier otro pub nocturno, pero su encanto radica en su oferta para los jugadores. Se retransmiten torneos y programación habitual de Movistar eSports. Además de 10 ordenadores, ofrecen PS, PS2 y PS4, así como Wii-U y Mega Drive, con un catálogo de juegos competitivos populares. Su carta de picoteo es bastante generosa y variada y, como elemento diferenciador, se organizan torneos de futbolín.

Myrtia Games

En Murcia nos espera este rincón en el que no sólo tienen cabida el mundo del PC y consola, con 10 ordenadores, 2 PS4, una Xbox One y una PS3 con el consabido catálogo de juegos competitivos; también hallamos una colección exhuberante de juegos de mesa y puestos de conexión para portátiles. En un proyector, se retransmiten torneos y se organizan competiciones locales de Hombres Lobo de Castronegro. En su carta de platos andaluces, lo más elogiado son los bollos preñaos

Gold Saucer Bar

Popular por lanzar ofertas a jugadores de Pokémon Go durante el auge del mismo título, este local de Granada es popular por un futbolín que recrea a New Team y Muppet, dos de los equipos más icónicos de la serie Campeones: Oliver y Benji. Su nombre se debe al memorable parque de atracciones de Final Fantasy VII, y su elaborada decoración refleja el cariño que tienen al mundo del videojuego. En su carta de bebidas destacan combinados llamados pociones de maná, vida y resistencia y, aunque su oferta lúdica es más modesta que otros locales, cuidan mucho al cliente con jugosas ofertas en las consumiciones, que podrá tomar mientras disfruta con la retransmisión de ligas y streamings.

GL HF Bar

Este pequeño rincón con una decoración admirador resulta acogedor y bien situado al lado del Campus Universitario de Fuentenueva (Granada). Con una humilde oferta de juegos de consola y PC, también se abre a los juegos de mesa clásicos y a una biblioteca de cómics, con su correspondiente sala de lectura. En una pantalla, se retransmiten torneos a petición de la clientela. Asimismo, organizan competiciones propias, en las que Pokémon y Monster Hunter se han ganado el puesto de ser las más apreciadas.

La receta de un buen bar gaming

Nunca es fácil dar con una fórmula que garantice el éxito de un buen negocio, pero está claro que los bares gaming tienen varios ingredientes en común. En un espacio acogedor, la decoración equilibrada hace un buen guiño a su público, aunque no es lo más importante. Asimismo, una carta en la que los platos más sencillos para comer —bocadillos, pizza, hamburguesa— mientras jugamos llevan nombres populares de la cultura del videojuego, atraerá al consumidor, aunque esos mismos manjares tengan un nombre más común en otro más. Los cócteles de receta propia resultan atractivos y también se suman al aliciente comercial de llevar un nombre de algún personaje del mundo lúdico. Y, si bien los esports, tanto para espectadores como competidores, configuran un elemento clave para crear un local de esta índole, no hay que olvidar al público que acude a disfrutar con sus amigos a una partida breve a Mario Kart o Tekken. En todos ellos, no descuidan las ofertas mediante las cuales con una consumición se incluye un tiempo limitado de juego, fragmentado en bonos según los intereses del local en cuestión. Por último, la organización de eventos sociales, como torneos o charlas formativas fomentan que nuevos clientes acudan, inicien nuevas amistad y se conviertan en futuros habituales. 

Con todo, los bares gaming ofrecen un amplio menú de posibilidades a los jugadores que les apetezca vivir una velada con sus amigos o conocer más gente, ya sea viendo la Liga CS:GO, participando en un torneo de Street Fighter o compartiendo una cena basada en una voluptuosa pizza y una copa inspirada en Mario Bros.