Actualidad

La responsabilidad de Dragon Quest XI en Occidente

Sergio C. González Sergio5Glez

Clave para el futuro de la franquicia

Dragon Quest XI, algo más que el décimo primer título numerado

Si el juego más vendido del año 2017 en Japón, Dragon Quest XI, con más de tres millones de copias entre todas sus versiones todavía no se ha pronunciado con detalle sobre su fecha de salida en Occidente es porque Square Enix sabe tiene en su mano un título que puede sentar un precedente no solo en la historia de la franquicia sino del género en estas tierras.

Después de haber podido jugar a la versión de Nintendo 3DS, que aun con ciertas diferencias en PS4 en apartado que van más allá de lo gráfico, sigue siendo una de las propuestas más excelentes de la saga, a la altura de la novena entrega en Nintendo DS.

Yuji Horii confirmó meses atrás que el equipo se encontraba en proceso de localización del título a cinco idiomas más, donde se incluye el castellano. Esto es una declaración de intenciones que deja entrever que aterrizará como una apuesta sólida, que seguirá el camino marcado por otros títulos más recientes que se atrevieron a contar sus historias en las lenguas con decenas de millones de hablantes, no solo el inglés.

Pero el cuidado de Dragon Quest XI va más allá. Aunque Dragon Quest Heroes haya sido una buena manera de poner el acento a sus treinta años como franquicia, la versión de PS4 lcanza unas cotas de calidad técnica que no recordábamos, aprovechándose del atractivo y familiaridad que otorgan las caras dibujadas por Akira Toriyama.

El camino de Dragon Quest: un fenómeno irrepetible

Evolución jugable: looteo y medios de transporte

Su mundo, que evoluciona al eliminar barreras y dar más libertad al jugador en territorios vastos y explorables, traerá también novedades en lo jugable: por un lado, una forja en la que crear nuestras propias armas. Al contrario que antaño, donde el sistema solía basarse en la sustitución de un arma por otra con mejores características, se introduce este elemento de búsqueda y recolección de materiales, un looteo clásico, para crear herramientas personalizadas. También se incluirán recetas, todo ello escondido en el mundo o como recompensa en misiones y encargos.

Por otro, un modo Zona donde poder hacer mejores los ataques durante un tiempo determinado. Será en este punto donde también se podrán desencadenar ataques combinados. Si a eso sumamos las monturas, que darán una verticalidad que no habíamos visto antes en la saga (dragones voladores, criaturas para trepar o animales marinos para atravesar lagos u océanos), el desplazamiento será más ágil, ameno y rápido.

Un All-in sin fecha de salida

La conclusión a la que podemos llegar solo con estos pequeños avances es que el título se ha diseñado desde el principio con el objetivo de poder conquistar al público occidental, ese donde nunca supo consolidar su sitio. Fire Emblem es un espejo en el que mirarse. Después de dos largas décadas sin apenas reconocimiento internacional, las últimas obras de 3DS han facilitado que el próximo capítulo de Nintendo Switch sea uno de los más esperados en el catálogo de la híbrida.

Pero Dragon Quest XI cuenta además con la ventaja de ser multiplataforma: lo tendremos en PS4, Switch y Nintendo 3DS, a no ser que alguna de ellas se caiga en el proceso. Ahora o nunca, podríamos decir, al ser con todas las papeletas uno de esos RPG de la vieja escuela con elementos que sepan cautivar a los que ahora descubren esa nueva manera de interpretar el JRPG.

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido, desarrollado y distribuido por Square Enix para PCPlayStation 4, Nintendo Switch y Nintendo 3DS, es una nueva entrega de la mítica saga de rol que conmemora su 30 aniversario. Sigue el peligroso viaje de un héroe perseguido que debe resolver el misterio de su destino con la ayuda de un carismático grupo de personajes. Ellos se embarcarán en una búsqueda a través de continentes y vastos océanos en la que aprenderán sobre la amenaza que se cierne sobre el mundo.

Un joven a punto de participar en la ceremonia de mayoría de edad de su pueblo, viaja hasta la Roca Sagrada junto con su amiga de la infancia. Tras una serie de inesperados acontecimientos, el intrépido aventurero descubrirá que es la rencarnación de un legendario héroe de una era olvidada.

El joven héroe se adentrará en un viaje a través de un mundo desconocido para desentramar los misterios de su pasado... pero le espera una bienvenida nada cálida. Tras revelarse su identidad ante el rey, el héroe es señalado como el “Engendro Oscuro” y un implacable ejército intentará darle caza. 

Huyendo de sus perseguidores, el héroe reúne una banda de atrevidos aventureros que creen que él es realmente el Luminario renacido. El héroe y sus nuevos compañeros se embarcarán en una misión que les llevará a atravesar varios continentes y vastos océanos mientras van descubriendo más detalles sobre la amenaza que se cierne sobre el mundo.

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido