Actualidad

Horizon Zero Dawn y el respeto por el tiempo del jugador

Fran García narfm

Gracias a un buen sistema de división de misiones.

Aloy no pierde el tiempo llevando objetos y pieles a unos y otros; al menos, si el jugador no quiere

Los juegos de mundo abierto han tenido que soportar siempre un problema que no ha hecho más que acrecentarse en los últimos años: una forma irrespetuosa de tratar el tiempo del jugador que quiere adentrarse en el mundo, conocerlo a él, a sus gentes y a su historia.

En la mayoría de juegos, esas misiones que van más allá de la historia personal del protagonista o de los objetivos centrales de la trama se clasifican como "misiones secundarias", un cajón de sastre donde caben encargos de ir a matar 10 jabalíes para llevar sus pieles al contratista; recoger unas plantas curativas en la otra punta del mundo para curar a un personaje que acabas de conocer; o una épica aventura con distintas fases que te da un nuevo punto de vista de una problemática o del propio universo ficcional.

Es decir, si quieres adentrarte en el mundo que unos desarrolladores han estado construyendo durante años más allá de la historia principal, es habitual que en el mejor de los casos te encuentres alguna misión que no te aporte nada (salvo un aumento del porcentaje de completista) entre las misiones más trabajadas; en el peor (y en la mayoría) de los casos, es justo al contrario.

Horizon Zero Dawn rompe con esto. Guerrilla es consciente de que a muchos no nos gusta estar atrapados en el mismo mundo por el simple hecho de ser un completista o de conseguir el mejor equipo posible, sino porque esperamos conocer más de ese entorno, de sus habitantes, de su historia, de sus enemigos...

La solución en la aventura de Aloy ha sido hacer una división de misiones más compleja. Lo que habitualmente serían misiones secundarias, se dividen en recados, tutoriales, cuellilargos y entre otras categorías más, las misiones secundarias como tales.

Son estas últimas las más numerosas, y también las que nos permiten conocer a nuevos y complejos personajes, descubrir bestias mecánicas o profundizar en el contexto de este mundo postapocalíptico.

Para aquellos que quieran aprovechar al máximo los euros pagados por el juego y explotarlo al máximo no es ningún problema esta clasificación, pues la gran cantidad de contenido y misiones más o menos superfluas están ahí. A la vez, para quienes prefieran centrarse en lo que realmente importa a nivel narrativo, Horizon es un alivio respecto al resto de títulos del género.

Esperemos que el sistema de misiones creado por Guerrilla se expanda en el horizonte de los mundos abiertos.

Horizon Zero Dawn

Horizon Zero Dawn es lo nuevo de Guerrilla Games y Sony, los creadores de la saga Killzone, para PlayStation 4, una aventura de acción ambientada en un mundo post-apocalíptico en el que las máquinas se alzan como especie dominante del planeta. Aloy, una joven marginada de una sociedad tribal, se enfrentará a ellas en un mundo de desarrollo abierto.

Horizon Zero Dawn