BeTech: noticias de tecnología

HOLA, PROCRASTINACIÓN

Google Song Maker, así es el adictivo compositor musical online de Google

Google Song Maker, así es el adictivo compositor musical online de Google

Chrome Music Lab es una web para aprender música que nos puede enganchar horas. Y más aún con la opción de crear temas musicales.

En la época actual las formas de comunicarnos han cambiado. Pero el lenguaje musical sigue siendo el lenguaje musical, y ese da igual que vengan todas las redes sociales del mundo, que no va a cambiar. Estrenada en marzo de 2016, Chrome Music Lab es una especie de ‘laboratorio’ online con distintos experimentos para aprender conceptos y fundamentos de la Musica. Podemos jugar con sonidos, melodías, ritmos, y al estar desarrollada para la web, Music Lab nos permite acceder al instante igual que si abriéramos Google para buscar o Amazon para comprar.

 

Google Song Maker, compositor online

Conscientes del éxito de la propuesta, en Google han decidido ampliar las funciones de Music Lab y darle a partir de hoy mismo la herramienta Song Maker, que como quiere decir en otro idioma es un compositor musical online para que creemos una canción. Uno muy sencillo de usar pero complicado de dominar, ya que tiene bastantes funciones que conocer.

Al abrirlo en este enlace nos aparece una cuadrícula. Cada rectángulo es una nota, y van desde la más grave a la más agudo. Si pinchamos en varios cuadrados de una misma fila en vertical, se reproducirán a la vez. Al darle al botón de Play se iniciará la secuencia de reproducción y podremos escuchar lo que hemos compuesto. Pero no queda aquí la cosa, sino que hay más, ya que Song Maker nos permite elegir si queremos que lo compuesto suene como un piano, como las cuerdas de un Cello, como un instrumento de viento, como un sintetizador o como un xilófono.

Ideal para echarle horas

El tempo, si queremos que lo compuesto suene más despacio o más lento, también viene en la pantalla inicial, pero ya entrando en ajustes es la locura, puesto que hay podemos alargar la duración de las notas, personalizar la pulsación del tono por barra, elegir la escala -pentatónica, cromática, etc-, ir cambiando el rango de octavas y hasta los acordes en sí.

Como reseñamos, una herramienta bastante completa que cuenta con micro por si queremos añadir audio o cantar algo mientras componemos. Cuando ya tengamos el temazo listo, podemos guardarlo y exportarlo a nuestro disco duro para tenerlo disponible. ¿No te gusta cómo suena? Pues se pueden deshacer los cambios o directamente borrar el pentagrama interactivo al completo.