Actualidad

Konami y los videojuegos: un negocio con un as bajo la manga

Sergio C. González Sergio5Glez

Del pago al micropago

Un vistazo a la Konami de hoy la Konami de mañana en los videojuegos

Durante el último MeriPodcast se puso sobre la mesa la situación de Konami en la actualidad de los videojuegos. La que en su día nos deleitase con sagas como Castlevania, Metal Gear Solid, Contra o Silent Hill, ahora parece únicamente preocupada por Pro Evolution Soccer. Sin embargo, los nipones tienen todavía un par de columnas que mantienen en pie el negocio del ocio electrónico.

 

Tal como vemos en el último informe financiero de Konami publicado a comienzos de este mes de febrero, la compañía japonesa no está ni mucho menos experimentando una mala época; es más, los números salen. Más allá del negocio de los pachinko, los negocios en economías occidentales han ayudado a que Konami termine en números verdes, aumentando sus beneficios en el ejercicio fiscal 2017 gracias principalmente a sus juegos de cartas para móviles, una idea que ha terminado siendo extraordinariamente acertada al mezclar su ya de por sí asentado negocio en los TCG con Yu-Gi-Oh! para hacer lo propio también de forma digital. Las cifras de Yu-Gi-Oh! Duel Links y PES Card Collection son para comer aparte.

Las cartas, una vez más, se cuentan por millones

En total, Konami ingresó 1662 millones de dólares entre los meses de abril y diciembre; es decir, en el presente curso fiscal que terminará en poco más de cuatro semanas, los ingresos han crecido por ahora un 9%. Los beneficios operativos son de más de 355 millones de dólares. Pensamos que la escasez de lanzamientos –PES 2018, Super Bomberman R y Metal Gear Survive­– no son sino la antesala de la despedida de la Konami tradicional del negocio de los videojuegos. Pero en un momento donde los micropagos de los dos títulos de cartas mencionados cumplen su cometido con creces, parece que la tendencia va a continuar por este camino.

Centrémonos ahora en Yu-Gi-Oh! Duel Links, un juego con más de 60 millones de descargas contabilizadas globalmente entre iOS, Android y Steam; por su parte, PES Card Collection cuenta con otros 80 millones de descargas globalmente.

La comparación entre lo que gana Konami actualmente de videojuegos respecto a lo que saca de beneficio a través del contenido digital habla por sí solo: en los últimos doce meses han obtenido unos ingresos de 284 millones de dólares a través de sus videojuegos tradicionales; sin embargo, del entretenimiento digital, donde se encuentran los dos juegos mencionados, los ingresos ascienden a 1120 millones de dólares.

Este último segmento es el que permite que las previsiones actuales sean de 45 millones de beneficios operativos para el término del presente curso fiscal; sin ello, las pérdidas estarían garantizadas.

¿Adónde puede dirigirse Konami?

El futuro de Konami es poco predecible. Dados los acontecimientos, el modelo de negocio más atractivo para su sostenibilidad es el de las microtransacciones, el de los juegos gratuitos con pagos in-game. En smartphones ha funcionado, demostrando que sus jugadores prefieren pagar antes diez veces un dólar que diez dólares de golpe. Interpretar el negocio de los videojuegos como un servicio, tal como hacen con las máquinas pachinko, está siendo fructífero en teléfonos móviles. El futuro nos dirá hacia dónde dispararán con lo que queda de sus franquicias en consolas y PC.

 


 

Referencias