BeTech: noticias de tecnología

PROYECTO SPACEX

Starlink, el nuevo Internet de 1GB por satélite imposible de piratear ni censurar

Starlink, el nuevo Internet de 1GB por satélite imposible de piratear ni censurar

El ambicioso proyecto de SpaceX y Elon Musk suena a ciencia ficción, pero es verdad: usará una red de 12.000 satélites.

Hace unas semanas, todos nos quedamos pegados a la pantalla, ya fuese del móvil, del TV o del ordenador, para ver cómo un cohete espacial lograba dos gestas: la primera, poner un vehículo en el Espacio, un coche modelo Tesla con un muñeco de conductor y cámaras que retransmitían la increíble estampa en tiempo real; la segunda, que los cohetes usados para el despegue aterrizasen solos en el mismo sitio -excepto por el principal, que no cayó exactamente donde debía.

 

Starlink, internet de 1GB por satélite

El autor detrás de esto es Elon Musk, un físico y emprendedor sudafricano que empezó a sernos conocido por estar detrás de los coches autónomos Tesla, pero que a la postre se está convirtiendo en un gurú y hacedor del futuro tecnológico capaz de llevar cosas como Internet a lugares recónditos o plantear los trenes del futuro con Hyperloop.

Un Tesla en el Espacio, sin trampa ni cartón

Un Tesla en el Espacio, sin trampa ni cartón

Uno de sus múltiples proyectos, porque este hombre no para y tiene varios frentes abiertos, se llama Starlink, y como en toda buena novela de Ciencia Ficción es una mezcla de reto, de buenas intenciones, de tecnología nunca vista, de hacer algo que no se había hecho antes y de demostrar que sí se puede: Internet en todo el mundo, en todos los rincones del planeta, a la vez. ¿Cómo? Una pista: no es mediante cables…

Starlink, el proyecto más ambicioso de la empresa SpaceX de Musk fundada para el transporte aeroespacial, lleva unos años siendo conocido, ya que SpaceX anunció que lanzaría miles de satélites al espacio para crear una Red de Internet a nivel mundial posicionándolos todos alrededor de la Tierra, con el objetivo de que en cualquier parte del mundo haya Internet por WiFi a 1 giga de velocidad y una latencia bajísima de 25 ms, algo que se obtiene colocando los satélites en órbita baja.

El sueño se hace verdad

La semana pasada, Starlink cobró forma al lanzarse los primeros satélites al Espacio para realizar las primeras pruebas. Y aunque es cierto que esto ya existe -Hispasat y Eurona por ejemplo brindan Internet a 30 megas en España, Portugal y parte de África-, el nivel de latencia es elevadísimo y mantener una conexión estable es muy difícil. Por descontado esto es un proyecto a medio plazo, y entre 2019 y 2024 SpaceX tendrá que estar lanzando satélites hasta lograr su ansiada red de 12.000 satélites en órbita baja alrededor del mundo.

Esta semana, el propio Elon Musk estuvo contestando en Twitter a preguntas sobre Starlink formuladas por los usuarios. El Internet que proporcione su Starlink no utilizará el mecanismo NAT (traducción de direcciones) que las IPs de routers utilizan para intercambiar paquetes de datos, sino “definitivamente peer-to-peer”, o sea, P2P, el mismo protocolo usuario-usuario que redes como Torrent han utilizado desde sus inicios.

Impirateable y sin poder ser censurado

Que los satélites no utilicen direcciones IP lleva a pensar a un protocolo de red propio como explican los compañeros de ADSZone, un sistema propio para una única red que no se parecería a ninguno visto. Todo más seguro, más rápido, y según Musk imposible de hackear con las herramientas y los equipos actuales. Todas las conexiones serán cifradas y por tanto no se podrá censurar el contenido de estas, algo que en países como China seguro que plantearán problemas dado que el gobierno debe tener acceso a todas las comunicaciones.

¿Tendrá SpaceX éxito con su Starlink?