Actualidad

La influencia de Firewatch: el joven que estudia torres de incendios

Sergio C. González Sergio5Glez

Con 14 años ya ha recorrido cerca de 150 bosques

Cómo Firewatch inspiró a un joven a estudiar las torres de incendios

Con tan solo 14 años, un joven de Massachusetts llamado Jack Kelley decidió conocer a fondo qué había detrás de las torres de observación de incendios forestales. Este impulso nació tras su experiencia con Firewatch, la obra de Campo Santo que celebra su segundo aniversario.

A priori, una torre de vigilancia no inspira ningún tipo de interés: se refiere a un trabajo pasivo, que requiere de paciencia, soledad y calma. Casi igual que cualquier otro puesto de vigilancia, solo que a Jack había algo que le hacía sentirse más vinculado de forma diferente a este tipo de torres que a otras preocupaciones de un adolescente americano.

Se ató los cordones y se marchó con libreta en mano

Una de las cosas con las que me sentía reamente atraído eran las torres de vigilancia, así que decidí hacer algunas búsquedas por mí mismo”, dice. Lo cierto es que en Estados Unidos son numerosas estas edificaciones en medio de los bosques para mantener el control de posibles incendios forestales tanto por causas naturales como promovidos por el ser humano. En su momento fueron de la mano de la vanguardia tecnológica por sus métodos para detectar humos a largas distancias, pero ahora parecen estar obsoletas por la llegada de otros métodos, principalmente aéreos o con vía satélite.

El interés de Jack le llevó a unirse a la Forest Fire Lookout Association, una organización natural para preservar las antiguas torres de vigilancia. Por diferentes motivos, la mayoría de torres similares a las vistas en Firewatch han quedado abandonadas y son objetivo de demolición para muchos organismos locales. No hay interés para mantenerlos en pie.

El proyecto de Jack: de aficionado a guía turístico

El que es hasta la fecha miembro más joven de la FFLA ha realizado un trabajo de campo realmente ambicioso durante más de dos años, visitando 140 de estas estructuras para conocer y documentarse. El pasado verano se convirtió en guía turístico de algunas de las edificaciones con más historia, todo con el objetivo de informar y divulgar la cultura de preservación de bosques a través de las torres de vigilancia, la piedra angular donde se ejercía la mayor parte del trabajo décadas atrás. Allí, en Belknap Range (New Hampshire) es donde más ha evolucionado como profesional.

Con todo, ha organizado eventos de preservación en la Maryland Historical Society para salvaguardar los restos todavía en pie de Powellville, donde aún se pueden ver diferentes torres de detección de fuego en buen estado. El propio Jack Kelley ha dicho en Twitter recientemente que organismos reales y compañías como Campo Santo se han puesto en contacto con él para agradecerle su trabajo; y a raíz de esa publicación se generó un pequeño foro donde diferentes personas interesadas en esta temática compartieron experiencias, conocimientos y esperanzas.

El increíble trabajo del joven Jack, iniciado en febrero de 2016, continúa con el objetivo de que nadie se olvide de la tarea de las torres de vigilancia por incendios forestales, que tal como vemos en la imagen que él mismo publicó, son cerca de 150. La moraleja de la historia es que un videojuego, Firewatch, salvó una estructura como éstas, y eso motivó a una persona a hacer lo mismo en la vida real.

Juegos de una tarde: Firewatch y su relevancia

Firewatch

Firewatch, desarrollado y editado por Campo Santo para PC, Xbox OnePlayStation 4 y Switch, es una aventura en primera persona en la que debemos investigar misteriosos sucesos en un entorno salvaje. Estamos en el año 1989. Eres un hombre llamado Henry que se ha retirado de la vida ajetreada para trabajar de vigilante contra incendios forestales en los montes de Wyoming. Estacionado sobre la cima de una montaña, tu trabajo será localizar el humo y mantener a salvo tu entorno natural. Es un verano más caluroso y seco de lo habitual y todo el mundo está nervioso. Tu supervisora, una mujer llamada Delilah, estará disponible en todo momento para ayudarte; puedes contactar con ella utilizando una pequeña radio portátil, pues es tu único contacto con el mundo que has dejado atrás. Pero, cuando algo extraño te lleva a salir de tu torre de vigilancia para salir al mundo, explorarás un entorno salvaje y desconocido, deberás enfrentarte a tus dudas y tomar decisiones que puedan construir o destruir la única relación significativa que tienes.

Firewatch