BeTech: noticias de tecnología

Ley Francia

Francia prohibe usar el móvil en el coche, incluso parado

Francia prohibe usar el móvil en el coche, incluso parado

El país europeo quiere acabar con las distracciones al volante de forma drástica con estas nuevas multas.

Las distracciones son el peor enemigo que podemos encontrar al volante. Según datos de la DGT, el 30% de los accidentes que encontramos en carretera están originados por una disminución de la atención del conductor, que deja de concentrar sus sentidos en la carretera para, por ejemplo, consultar el teléfono móvil.

Cada año fallecen numerosos viajeros por distracciones al volante, pero a pesar de ser conscientes de los peligros que tiene usar o consultar el smartphone mientras se conduce, son muchos los conductores que son incapaces de dejar el teléfono tranquilo mientras se encuentran compartiendo espacio con otros conductores en la carretera.

Francia es uno de los países donde más se está actuando contra estas actitudes. En la nación una reciente encuesta anónima reveló que nueve de cada 10 conductores admitieron usar su teléfono para hacer llamadas mientras conducían.

Este es solo uno de los motivos que ha llevado a un tribunal francés a dictaminar que es ilegal que los conductores usen teléfonos móviles en sus automóviles. Esto no sería ninguna novedad pues en España es igual, pero es que ahora tampoco se podrá usar cuando el vehículo esté detenido o tenga las luces de emergencia encendidas.

De hecho, los conductores podrán ser castigados por usar un teléfono móvil siempre que el coche no está estacionado en un área destinada para ello. Ello quiere decir que si un conductor para en doble fila para realizar una consulta con su smartphone, también podrá ser multado por el uso del teléfono, además de por entorpecer la circulación.

Nuevas multas

En el país europeo ahora los infractores que usen el smartphone en el coche siempre que el mismo no se encuentre correctamente estacionado, se enfrentan a una multa de hasta 135 euros y se arriesgan a perder tres puntos del carné de conducir durante tres años. Esta es la misma pena impuesta a los que usan el móvil mientras están conduciendo en Francia.

La decisión se tomó después de que un conductor apelara una multa que recibió en 2017 que lo castigaba por usar un teléfono mientras estaba estacionado en una rotonda con sus luces de emergencia encendidas. La nueva regla solo se aplica al uso de un teléfono que el conductor tenga en la mano, es decir, los sistemas de manos libres no están sujetos a la nueva norma.