BeTech: noticias de tecnología

TRUCOS

Cómo evitar que Skype se active al encender tu PC

skype

Te contamos cuál es el secreto para que Skype no se inicie nada más encender tu ordenador.

Que tu ordenador arranque como el primer día es algo difícil. El disco duro se llena de programas y actualizaciones que tiene que cargar para que todo funcione correctamente, ya hasta que ves la pantalla del escritorio tendrás que esperar un rato. Por si fuera poco, algunas apps tienen la fea costumbre de iniciarse con tu ordenador y eso también influye. Una de estas es Skype, que es muy útil para comunicarte con tus amigos pero hace que todo vaya más lento. Por eso, te enseñamos cómo evitar que Skype se active al encender tu máquina.

 

Cada versión de Skype tiene su forma

Si, Skype es una de las aplicaciones que pueden ralentizar tu ordenador y para colmo se puede activar de forma automática. Lo primero que tienes que hacer es tan sencillo como no pulsar el botón de recordar la contraseña. De este modo, aunque la aplicación se active, tu sesión no se iniciará y tu ordenador seguirá con sus tareas.

Pero pongámonos en el caso opuesto. ¿Cómo evitar que Skype se active al encender el PC?, pues todo depende del software que utilices. Si utilizas la aplicación de escritorio, que puedes descargar gratis de su página web, tendrás que navegar por las distintas opciones que ofrece. Una vez dentro de la configuración, dirígete a los Ajustes Generales y encontrarás dos opciones que debes desmarcar: Iniciar cuando Windows arranque e iniciar sesión cuando Skype se active.

Si quitas una de las dos opciones la otra quedará inutilizada, pero lo mejor es quitar las dos por seguridad. No precisamente porque se inicie la app, sino porque cualquiera que utilice el software podría entrar con tu cuenta y acceder a todas tus conversaciones.

skype

Vayamos a la versión de Windows 10, la que viene integrada en el sistema operativo y también está disponible en la Tienda. Lo mejor que puedes hacer en este caso es no volver a entrar. La aplicación estará funcionando en segundo plano todo el rato, así que asegúrate de cerrar tu sesión cuando dejes de utilizarla. Pero todavía hay algo que puedes probar y es muy sencilla de ejecutar.

Lo primero es utilizar la combinación ctrl+alt+supr para acceder al Administrador de tareas. Dirígete a la pestaña denominada como Inicio, un espacio donde encontrarás todas las apps que tienen permiso para iniciarse a la par que Windows 10. Simplemente dirígete a Skype, haz clic derecho y pulsa sobre deshabilitar para aumentar de paso la velocidad de arranque de Windows 10.