BeTech: noticias de tecnología

Super Bowl

Super Bowl 2018: la última con Microsoft Surface en juego

surface pro nfl

Este año finaliza el contrato de Microsoft y la NFL para usar las tablets de la marca en los partidos de la Liga.

Este domingo 4 de febrero, aunque en España lo podremos ver la madrugada del lunes 5, tiene lugar el partido más importante de la NFL del año. Nos referimos, por supuesto, a la final de la National Football League, más conocida como la Super Bowl. La edición número 52 del evento enfrentará a los Philadelphia Eagles con los New England Patriots, los actuales campeones del torneo.

Sin embargo, el partido que se jugará en el U.S. Bank Stadium en la ciudad de Minneapolis para muchos será recordado por poner fin a una etapa que nos ha dejado algunas de las imágenes más míticas de la NFL, el fin del contrato del Microsoft con la Liga Nacional para que los equipos usen sus dispositivos Microsoft Surface.

Esas tablets de color azul brillante que usarán los entrenadores, los jugadores y el personal en la Super Bowl este fin de semana son las últimas unidades de Microsoft Surface que aparecerán en el campo de juego de una final de este tipo, ya que la firma tecnológica y la organización llegaron el año pasado a un acuerdo para extender su colaboración un año más. Esto significa que en la Super Bowl de 2019 ya no habrá Microsoft Surface en el campo, a menos que se produzca una renovación de contrato entre ambas partes.

Una relación de amor odio

Todo comenzó en 2013 cuando Microsoft y la NFL firmaron un contrato de 400 de millones de dólares que convirtió a Microsoft en el patrocinador tecnológico oficial de los jugadores y el personal de la NFL. El acuerdo significó que cada equipo tendría 13 dispositivos (Surface Pro 2, Surface Pro 3, etc.) para revisar jugadas o preparar estrategias de forma mucho más sencilla que con el papel tradicional. Las unidades de Microsoft están reforzadas para soportar todo tipo de amenazas climatológicas como calor, nieve, lluvia o temperaturas bajo cero. También están preparadas para soportar caídas en el terreno de juego.

Sin embargo, no todos han visto el periplo de las Microsoft Surface por la Super Bowl y la NFL con buenos ojos. Para el recuerdo quedan imágenes como las de Bill Belichick, entrenador de los Patriots, que pagaba su frustración con una tablet Microsoft Surface lanzándola fuera del terreno del juego hace un par de años. El mismo aseguraba que estaba harto del dispositivo y prefería seguir usando el papel.

No sabemos si en la próxima Super Bowl seguiremos viendo tablets en el campo, si la NFL optará por pasarse a la competencia de Microsoft y facilitar iPads a los equipos técnicos o el papel volver a protagonizar las charlas de los entrenadores.