Actualidad

Del éxito al fracaso: así desaparecieron los juegos de Skate

Sergio C. González Sergio5Glez

Un desarrollador de Tony Hawk lo explica

¿Por qué desaparecieron los juegos de Skate? Un desarrollador lo explica

Hubo una época en la que el Skate era sinónimo del videojuego. De hecho, algunos de los juegos mejor puntuados en la época de la quinta y la sexta generación pertenecen a la saga Tony Hawk. La popularidad de los títulos fue de la mano de su calidad, pero con el paso del tiempo fueron cayendo en el olvido hasta el punto de que a día de hoy brillan por su ausencia.

El propio Tony Hawk hizo de su nombre un fuerte producto comercial explotado por Activision, que encargó su desarrollo al estudio Neversoft Ent. Tiempo más tarde tuvimos la trilogía Skate, de EA Black Box, una despedida que dejó un gran sabor de boca, pero que también presentó síntomas de agotamiento. Ahora, un diseñador de Neversoft Ent. Chris Raush, ha opinado sobre la desaparición total de los juegos de Skate en consolas en Game Brain, un declive que según su criterio se debe principalmente al exceso de títulos, el mismo efecto que experimentó Guitar Hero:

Nunca gusta hablar del trabajo de otros y ese equipo tenía un reto muy difícil por delante. Todas las decisiones venían de Activision porque Guitar Hero estaba funcionando realmente bien, así que decidieron que todo tenía que tener periféricos. Tenías Guitar Hero, Dj Hero y, al final, todo giraba en torno a un trozo de plástico por el que te pudiesen sacar otros 30 dólares”.

Así es como llegaron al punto en que Tony Hawk’s Pro Skater 5 llegó a las tiendas, un título que intentaba recoger los frutos del pasado… pero fue en balde. El título no cuajó ni en la crítica especializada ni tampoco entre el público; el juego fue un fracaso:

Se tomaron muy extrañas con ese juego. Empezabas en un lobby online, algunos de los minijuegos eran divertidos, pero en mi opinión la clave residía en que no se sentía como un juego de Tony Hawk. Algunas decisiones de diseño iban en contra a lo que creamos en el pasado. Podías golpear los raíles, la barra de balanceo se comportaba de manera distinta, y lo peor de todo es que estaba repleto de bugs”.

Con todo, Chris Raush cree que la reputación cayó en picado y no se supo remontar el vuelo, ya no era un producto de interés a pesar de que seguía habiendo pasión por el Skate en casi cualquier país. “Es una de esas decisiones donde sabes que los jugadores quieren más, pero no les das lo que merecen. Es entonces cuando consideraron de forma unilateral que a la gente ya no le gustaban los juegos de Skate…, concluye diciendo con desaliento.

El futuro del Skate en consolas pasa por Session, que ha triunfado en KickStarter.