BeTech: noticias de tecnología

Adicción videojuegos

La adicción a los videojuegos es un problema mental oficialmente

angry gamer

La OMS acaba de incluir la adicción a los videojuegos como una de las nuevas enfermedades mentales en 2018.
Nominadas al Oscar a mejor actriz 2019

Desde hace tiempo parece que los videojuegos han estado en el centro del huracán de toda polémica. Estos contenidos siempre han sido culpados de diferentes problemas y los medios jamás han destacado sus muchos beneficios, pero ahora hemos llegado al punto de que los videojuegos forman parte de una nueva enfermedad mental, según la OMS.

Y es que hace unas horas la Organización Mundial de la Salud ha reconocido un nuevo tipo de dolencia relacionada con la salud mental. Y realmente estamos de acuerdo, ya que la adicción a los videojuegos, como cualquier otra adicción, supone un riesgo para cualquier persona que sufra de ello, igual que la adicción al alcohol o la adicción al juego.

Trastorno de juego

La OMS ha definido a la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental denominada “Trastorno de Juego” y se caracteriza por "un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente”. En el borrador de la próxima actualización de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11) de la OMS, que saldrá en 2018, el desorden de juego ahora se incluye como una aflicción.

oms

Según el estamento las personas que padecen el trastorno tienen "un control deficiente sobre el juego” o, dicho de otra forma, los usuarios adictos a los videojuegos no son capaces de controlar el tiempo que pasan frente a la pantalla, sea el ordenador, el móvil o la televisión, así como el contexto de sus hábitos y puede llegar a afectar a sus relaciones sociales de forma grave. La OMS también señala que quienes priorizan los videojuegos sobre "otros intereses de la vida y las actividades cotidianas" y continúan escalando en la cantidad de horas jugadas a pesar de la aparición de las consecuencias negativas”.

No obstante otros medios, como el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, creado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), todavía no reconoce el juego como una condición oficial. Sin embargo, la guía incluye el desorden de juegos en Internet como un problema potencial que podría suponer un riesgo en un futuro cercano.

Es cierto que los videojuegos pueden llegar a convertirse en un problema si no los usamos con mesura. Para ello la educación y, sobre todo, el sentido común es la mejor forma de evitar problemas que a la larga se conviertan en una enfermedad mental de la que curarse pueda suponer un largo tiempo de recuperación.