BeTech: noticias de tecnología

juego iphone X

Rainbrow, el juego para iPhone X que se controla con los ojos

rainbow

Rainbrow es un nuevo juego compatible sólo con el iPhone X, ya que para ganar hay que usar el movimiento de los ojos.

Es evidente que cuando la oferta es exageradamente elevada, cuesta destacar. es el caso de los juegos para iPhone que podemos encontrar en la App Store de Apple. Con millones de juegos gratuitos disponibles para el usuario es difícil hacerse un hueco y alcanzar las listas de éxitos de iOS. Sin embargo Rainbrow, el juego con el que tienes que usar tus ojos, puede lograrlo en poco tiempo.

Y es que la originalidad de su planteamiento puede convertirlo rápidamente en un “must have” de iOS 11. Eso desea Nathan Gitter, graduado de informática por la Universidad de Washington que ha lanzado Rainbrow, un juego arcade controlado por los ojos del usuario. ¿Cómo? De forma más sencilla de lo que podría parecer en un principio.

Se trata de un juego para iPhone la mar de simple dónde simplemente se le exige al jugador usar sus ojos para acabar con un enemigo, y evitar obstáculos como coches, balones de baloncesto y patos. Así de simple. sin embargo el hecho de que debamos controlas Rainbrow sólo con nuestros ojos le añade al título el plus de originalidad que tanta falta hace en App Store. Como podrás imaginar, por el momento esta aplicación sólo es compatible con el iPhone X.

Jugando en el iPhone X con los ojos

Rainbrow, el juego de iPhone X que se controla con los ojos usa ARKit de iOS para detectar la posición, tipología y expresión de la cara de un usuario utilizando el nuevo sistema de cámara TrueDepth del iPhone X.

Simplemente levanta las cejas para mover el emoji que protagoniza Rainbrow, frunce el ceño para mover el emoji hacia abajo, o mantén una expresión neutral para que el emoji se quede quieto. Recuerda que si levantas las cejas y las mantienes arriba, además de darte un “pasmo” el emoji seguirá ascendiendo en la pantalla del iPhone X hasta que vuelvas a cambiar la expresión de tu rostro. Cuesta de controlar en un principio, pero cuando lo pruebas es uno de los juegos más adictivos de Play Store.

El juego no plantea niveles que superar, pero a medida que pasamos más tiempo jugando, las cosas se pondrán más y más difíciles. Al igual que sucede en otros títulos como Flappy Bird, la gracia está en aguantar el mayor tiempo posible sin “morir”.