BeTech: noticias de tecnología

ADIOS KINECT

Confirmado: Microsoft se rinde con el Kinect de Xbox

kinect

Después de casi siete años en el mercado, los de Redmond dejarán de fabricar la cámara de Xbox One.

Hace casi siete años del lanzamiento de uno de los periféricos más atrevidos para Xbox. Hablamos de Kinect, esa cámara que era capaz de reconocer los movimientos del jugador y transferirlos al personaje del juego. Tuvo dos versiones, una que acompañó a Xbox 360 y otra posterior para One que llegó hasta ser obligatorio para que la consola funcionara. Sin embargo, hoy Microsoft ha confirmado que dejará de fabricar Kinect.

 

Del proyecto a la realidad

Pongamos en antecedentes al periférico de Microsoft, que no fue el primero de su especie. Previamente, Sony tenía su EyeToy, una pequeña cámara que interpreta los movimientos del jugador en el minijuego que tenía en pantalla. Desde explotar unos fuegos artificiales a algo parecido al boxeo todo parecía diversión para quien tuviera una PlayStation 2. Sin embargo, el éxito de la consola no estaba en estos títulos y la compañía japonesa decidió no continuar por este camino en el futuro.

En la generación siguiente, fue Microsoft la que tomó el relevo de este proyecto con su cámara Kinect, el llamado project Natal. Mejores gráficos y un reconocimiento de movimiento algo más pulido eran sus estandartes. La fórmula en cuanto a títulos fue similar: deportes y minijuegos en los que el mando tradicional quedaba relegado al menú de la consola.

pack kinect

Así era el pack de salida de Xbox One: Consola, mando y Kinect.

Pero las grandes promesas llegaron con Xbox One. De hecho, Microsoft llegó hasta tal punto que lo convirtió en un elemento indispensable para jugar. Esto suponía que sí o sí tenías que comprar la consola con la cámara, algo que encarecía su precio y no la ponía en un buen lugar frente a la competencia. ¿Pero merecía la pena tener el nuevo Kinect? todo apuntaba a que sí.

En Ryse: Son of Rome se podía tomar el control de un soldado romano en primera persona, dando espadazos y patadas para defender Roma. Los amantes de Star Wars alucinaron con Kinect Star Wars con el que se podría utilizar la Fuerza y enfrentarte a hordas de droides con un sable láser. Por desgracia, la realidad fue otra. Los juegos no respondían bien a los movimientos del usuario y eran algo ortopédicos, lo que causó la decepción de muchos. Tampoco cuajó en otros campos, como la medicina utilizado en rehabilitación. Estos fueron, a grandes rasgos, motivos para que Microsoft decidiera abandonar a Kinect.

 

La herencia de la cámara de Xbox

Por suerte para los de Redmond este fracaso con el que dice adiós a Kinect se puede convertir en un brillante futuro. Resulta que la tecnología desarrollada con este dispositivo les ha permitido progresar en otros campos. Uno de ellos ha sido las mejoras del asistente Cortana, que ahora utilizan desde ordenadores hasta smartphones. Pero el más importante está en un aparato que ha estado muy presente en esta portada.

Hablamos de las Hololens. Microsoft dice adiós a Kinect, pero parte de la base del desarrollo de las gafas de realidad mixta se apoya en lo aprendido de este periférico, que no es poco. Con esto en mente se puede plantear si las Hololens serán todo un éxito o si acabarán como la cámara de Xbox, pero esto es algo que solo los usuarios pueden decidir.