BeTech: noticias de tecnología

HOLOLENS

Las HoloLens de Microsoft salvan vidas en el Gregorio Marañón

médico

Las gafas de realidad aumentada de Microsoft ayudan a los médicos y especialistas en sus intervenciones.

Todavía quedan unos meses para la llegada de las Hololens, las gafas de realidad mixta de Microsoft. Sus aplicaciones son muchas, aunque para el gran público tienen un enfoque de entretenimiento. Pero no hay que olvidar que hay personas que trabajarán con ellas, como artistas y también médicos. Y es que en el campo de la salud estos dispositivos tienen mucho que ofrecer como podemos ver en el uso que dan a las Hololens en el Hospital Gregorio Marañón.

 

Información sin perder de vista al paciente

La realidad aumentada permite a los usuarios utilizar su entorno como el escritorio de su ordenador. Es decir, a través de las gafas se puede distribuir el plano virtual que genera una máquina. Los usos pueden ser varios, desde dibujar a mano alzada un cuadro inmersivo en 3D hasta jugar a en VR. Pero en el Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid tienen un uso más práctico. Son, además, el primer centro en el mundo en dar este uso a estos dispositivos.

Como puedes ver en este vídeo, la aplicación de las Hololens en el plano sanitario son muy diversas. Para un médico será más sencillo ubicar una radiografía realizada a un paciente y ubicarla en un esqueleto virtual. Por otro lado, en los quirófanos se pueden apreciar todos los datos del paciente en tiempo real y abrir cualquier documento digitalizado en plena operación.

 

Pioneros en tecnología y medicina

No es la primera vez que el hospital madrileño se coloca como el primer en usar tecnología en el campo de la salud. Ya en 2014 se utilizó la impresión 3D para una cirugía de un cáncer maligno. Ahora, con las gafas de realidad aumentada de Microsoft será más sencillo integrar los modelos de tres dimensiones en un paciente virtual. Además, ayudan a que las operaciones sean más rápidas.

Según las pruebas realizadas, el hecho de disponer de toda la información sin esperas e interactuar en tiempo real con ella supone una gran mejora. Una buena gestión del espacio ayuda a reducir el estrés del especialista y el tiempo de la intervención un 50 por ciento.