BeTech: noticias de tecnología

ESCANEO FACIAL DE LUJO

La extravagancia en el aeropuerto de Dubai: Acuarios de seguridad

La extravagancia en el aeropuerto de Dubai: Acuarios de seguridad

La ciudad del lujo y el exceso no se conforma con el típico escáner de seguridad tradicional.

Situada en el golfo Pérsico, Dubái es una ciudad emiratí, capital del emirato del mismo nombre, uno de los siete Emiratos Árabes Unidos. Y para el resto del mundo es básicamente Las Vegas de los ultra-ricos, de los billonarios, capital del lujo, el exceso y el derroche por el simple placer de que a muchos les sale el dinero por las orejas gracias a los negocios o a los petro-dólares. Pero, ¿sabéis algo divertido? Cuando se fundó en el Siglo XVIII la ciudad era pobre como las ratas, aislada y sobreviviendo gracias a la pesca de perlas. Y mirad ahora, tres siglos después.

 

Acuarios de seguridad

Todo el que ha cogido alguna vez un avión -o ha ido a Hacienda a entregar un papel- seguro que ha pasado por un escáner corporal, de esos que son capaces de detectar hasta un pañuelo de papel en el bolsillo. Según el aeropuerto, la ciudad y el país, los hay de mayor o menor nivel de seguridad -los de Estados Unidos son de lo más potentes. Pero en Dubai siempre tienen que ir por delante del resto, de Occidente y de Oriente. De hecho ya innovaron este verano implantando la primera app de pasaporte en el móvil, por la que sólo necesitas el smartphone para identificarte ante el control de seguridad.

Pero ya estamos en octubre, y hay que seguir innovando al tiempo que mantener el sello del lujo y el placer. ¿Y qué mejor que mezclar la seguridad con el dinero y la tecnología? ¿Qué sale de eso? Pues algo único en su clase: un acuario virtual que además sirve de túnel de seguridad para comprobar la identidad de cada uno de los pasajeros que va a subir a un avión, al tiempo que muestra peces virtuales para que todo el mundo se relaje en medio de un trámite como es el de pasar un cordón de seguridad que puede ser estresante para muchos, aunque no hayan hecho nada.

Reconomiento facial, el truco

Imaginad lo que describen como básicamente un acuario por el que pasar, un túnel con el techo abovedado y largas y lisas paredes en las que se proyectan imágenes de ciudades, panoramas, paisajes, desiertos, etc (incluso anuncios). Y uno pasea por él contemplándolas a poco más de medio metro de ellas. Pero ahí está el truco, ya que mientras nos deleitan con las imágenes, un total de 80 cámaras repartidas por las paredes y el techo escanean los rostros y hasta el iris de los pasajeros que atraviesan el mini-túnel.

Si pasamos el escaneo porque estamos en el vuelo que va a despegar, entonces el sitio muestra un mensaje de ‘Que tenga un buen viaje’. Pero si el sistema de seguridad detecta algo raro, entonces las paredes mostrarán un signo rojo para alertar al personal de seguridad. Y es que para eso es el acuario: para que miremos a uno y otro lado y las 80 cámaras capten bien todo el detalle del sujeto que están rastreando. La idea del aeropuerto de Dubai es implantar el primero de estos controles de seguridad en su Terminal 3 para el final del verano de 2018, el próximo año. Y repartir más por el aeropuerto durante 2020.

Un método tan ingenioso como en boga, ya que el escaneo facial se está convirtiendo en la nueva medida de seguridad estrella en muchos aeropuertos del mundo. Pero con la elegancia del de Dubai, ninguno, por descontado.