BeTech: noticias de tecnología

LO HACÍA SIN PERMISO

Uber ya no te espiará tras bajarte del coche

Uber ya no te espiará tras bajarte del coche

La polémica función que rastrea nuestra posición 5 minutos después de terminar el trayecto ha sido borrada.

Introducida el año pasado por motivos ‘de seguridad’ para el pasajero, Uber implementó una de sus más polémicas funciones. Una en la que a través de su app y nuestro teléfono móvil, la compañía rastrea nuestra posición. Esto es lógico antes del trayecto para saber dónde debe enviar a su conductor, y es lógico durante el viaje para saber dónde está el pasajero. Pero no es lógico tras terminar el trayecto.

 

Uber ya no te espiará tras bajarte del coche

Antes de esa actualización, en la app de Uber teníamos la opción de compartir dónde estábamos con Uber al usar su app. Pero tras el update, esa función lo hacía de forma automática incluso cuando queríamos que lo hiciera y hasta cuando ni siquiera estábamos compartiendo nuestra posición. Uber se empeñó en asegurar que era una medida que aumentaba la seguridad del pasajero, y para mejorar las zonas de recogida y bajada de los clientes.

Pero esto, unido a que Uber anunció que también recogería información de dónde estaba el pasajero de 1 a 5 minutos después de haberlo dejado, provocó la lógica reacción contraria de abogados especializados en Privacidad quejándose de que Uber limitaba el control de los usuarios sobre sus propios datos personales, y de un público que se ha sentado espiado. Aunque esto se acabó, ya que el Oficial Jefe de Seguridad de la compañía, Joe Sullivan, ha confirmado a la prensa que están eliminando la controvertida función mediante una actualización que llega esta semana primero al iOS del iPhone, y luego a la app Android presumiblemente la próxima.

Una medida mal explicada

Sullivan ha señalado que Uber no ha sabido explicar bien la forma en que este rastreo de los pasajeros beneficiaria más a los usuarios que a la compañía, debido a una “falta de experiencia” en cuestiones de privacidad, la misma falta que ha provocado el tumulto que se está viviendo en la compañía, con cambios de CEOs en la directiva y medidas a tomar para aumentar la transparencia y privacidad del cliente.

Y es que ¿quién en Uber pensó que a un usuario le gustaría ser rastreado sin su permiso, tras haber dicho que no y además localizado después de un servicio, cuando ha llegado a un destino que no le interesa más que a él saber? Desde luego eso de “falta de experiencia” en cuanto a privacidad aclara muchas cosas, como la falta de sentido común de quien planeó la función.