BeTech: noticias de tecnología

CALMANTES VR

Ir al dentista duele menos con la Realidad Virtual

Ir al dentista duele menos con la Realidad Virtual

Llevar unas gafas VR hace más pasable el mal trago de acudir.

Ir al dentista es para algunos una cosa normal, para otros un mal trago necesario, y para el resto es peor que una maldición. Hay como una fobia con los sacamuelas, obviamente porque incluso una simple revisión no suele ser un proceso agradable -a nadie le gusta que le metan cosas por la boca, sinceramente. Pero al igual que quienes lo pasan mal en un avión, mantener distraídos a los que tienen fobia al dentista es la clave para bajar los niveles de ansiedad. ¿Y qué mejor forma que con la VR?

 

Ir al dentista duele menos con la Realidad Virtual

Unos investigadores británicos se han puesto manos a la obra investigando si el uso de la Realidad Virtual se podía aplicar a la hora de relajar un paciente y calmar el dolor y la ansiedad en plena consulta, y para ello contactaron con 79 sujetos que debían hacerse empastes y endodoncias. Una parte se sentó en la silla del dentista con unas gafas VR viendo un paisaje costero, otra parte hizo lo propio pero con un escenario urbano, y el resto se sentaron sin llevar gafas VR ni nada.

¿Estaremos así en el dentista en un futuro cercano?

¿Estaremos así en el dentista en un futuro cercano?

Los resultados es que los que tenían el paisaje costero sintieron menos dolor en el proceso que los otros dos, de hecho incluso los recuerdos de la experiencia en la silla del dentista eran menos dolorosos. Los que vieron una ciudad en realidad virtual sintieron casi lo mismo que los no llevaban headsets, lo que reseña que la clave está en colocar un elemento relajante como lo era el paisaje costero. Así que si tenéis unas Google Carboards, unas Samsung Gear VR o cualquiera de las gafas VR para smartphones, la próxima vez que vayáis al dentista podéis hacer el experimento, a ver si de verdad resulta que la mezcla de novocaína y naturaleza VR es el mejor calmante.