BeTech: noticias de tecnología

ESTAFAS MILLONARIAS

Google y Facebook, víctimas en un timo de 100 millones de dólares

Google y Facebook, víctimas en un timo de 100 millones de dólares

El acusado ha estafado a varias compañías más.

El timo por Phishing es aquel en que se suplanta una identidad con el fin de cometer un delito, y lleva siendo una plaga en Internet desde que prácticamente la Red empezó. Y del Phishing no se libra nadie, ni a nivel de usuarios ni tampoco a nivel de compañías tan cotizadas como Google y Facebook, que han hecho de la Red su negocio y están al tanto de cualquier timo. Entonces, ¿cómo han podido ser embaucadas por una sola persona?

 

Víctimas en un timo de 100 millones de dólares

Evaldas Rimasauskas, de 48 años de edad, es un ciudadano lituano que fue arrestado a finales de marzo pasado. ¿El motivo? Estafar 100 millones de dólares a dos firmas tecnológicas americanas. Pero aunque el Departamento de Justicia no quiso revelar la identidad de estas, el medio Fortune ha conseguido averiguar que se trataban de Google y Facebook, no precisamente dos novatas que empiezan en Internet, sino básicamente dos de las compañías que han levantado Internet y estandarizado su uso. ¿Cómo pudieron caer víctimas? Esa precisamente es la pregunta que todo el mundo se hace.

En 2013, el acusado creó una estafa falsificando direcciones de email, facturas y sellos corporativos para hacerse pasar por empleado de una de las compañías suministradoras de materiales de Asia. Una empresa real a la que las compañías timadas llevan años comprándole materiales de forma regular. Ese fue el truco y con ello Rimasauskas logró que los departamentos contables de estas firmas le transfirieran los pagos a una cuenta bancaria que él mismo controlaba. Y cuando estas se dieron cuenta de lo sucedido, el acusado había logrado estafarles 100 millones de dólares en pagos que distribuyó por cuentas bancarias a lo largo de Europa del Este.

Quanta, Google y Facebook

Aunque las autoridades han mantenido el anonimato de las compañías implicadas, hace unas semanas Quanta Computer, con sede en Taiwan y suministradora importante de componentes para empresas americanas, reconoció en público que era la compañía por la que el timador se había hecho pasar como trabajador. El Departamento de Justicia americano dio pistas evidentes sobre las firmas implicadas, por lo que ante las dudas de sites como Fortune, Google y Facebook les confirmaron que habían sido víctimas de los fraudes de Rimasauskas, señalando que han conseguido recuperar la mayor parte del dinero en caso de Facebook y “todos los fondos” en caso de Google, “estamos encantados de que esta cuestión se haya resuelto”.

¿Qué sucede con el timador? Pues Rimasauskas está detenido en Lituania, esperando a ser extraditado a Estados Unidos para juzgarlo allí, y niega las alegaciones de fraude vertidas contra él, clamando junto a su abogado lo ilícito de la investigación que las autoridades americanas están realizando y que “no se puede esperar que mi cliente tenga un juicio imparcial y justo en los Estados Unidos”. Lo más curioso de este caso es que ni Google ni Facebook informaron de entrada a sus accionistas de las pérdidas monetarias sufridas. ¿El motivo? Pues lo primero para no animar a más criminales tras ver que era posible, y segundo porque siendo firmas valoradas en miles de billones de dólares, 100 millones $ no eran motivos de preocupación.