BeTech: noticias de tecnología

GADGETS

Blink!, el sillín con luces integradas controlado desde el manillar

blink sillín

Ya puedes circular de noche con tu bici con este sillín que indica tu posición y dirección.

La bicicleta es el medio de transporte más sano en el que puedes desplazarte por ciudad. Solo debes tener cuidado cuando maniobres entre dos coches para sortear un atasco, señalizar correctamente los giros y llevar la ropa adecuada para circular. Sin embargo, la bici no tiene luces a menos que se la instales, las cuales son algo caras. Por eso te recomendamos Blink!, el sillín con luces integradas controlado desde el manillar.

 

No pierdas el control en los giros

Uno de los momentos más difíciles cuando montas en bici llega cuando realizas un giro. Para ello debes soltar una mano del manillar, por lo que pierdes temporalmente algo de estabilidad y control del vehículo. No tiene por qué pasar nada, pero si un coche te sorprende puedes caerte en medio de la calzada. Ya no hablemos si circulas de noche, momento en el que es más difícil ver a un ciclista si este no lleva ropa reflectante.

La solución a este problema es tan simple como instalar el sillín con luces integradas Blink!. A primera vista parece un sillín normal y corriente, con una luz de posición que indica en todo momento tu situación. Dispone de una batería interna con una autonomía de unas 6horas que puedes cargar por USB de 5v y es resistente a la lluvia y al polvo, así que no pasará nada porque se moje en un día de lluvia. Lo más interesante es la tecnología que incorpora, denominadas B-Linked y Smart Brake System (SBS).

La primera consiste en la instalación de un pequeño mando por control remoto en el manillar con el que puedes indicar con un gesto la dirección hacia la que giras. Unas guías de luz colocadas desde los laterales hasta la parte trasera del asiento son las encargadas de lanzar la advertencia en un ángulo de 270 grados, un rango visual ideal para advertir al resto de conductores de tus maniobras. El SBS es un dispositivo interno del sillín que detecta cuándo el ciclista activa los frenos para disminuir la velocidad. Esto aumentará la intensidad de la luz de posición central para indicar a los conductores que te siguen que estás frenando.

blink!

 

Instalación sencilla y barata

Si das una vuelta por Internet, encontrar un juego de luces para tu bici es muy sencillo, pero todos los tienes que colocar por tu cuenta y ajustarlos al sillín. Blink! lo tiene por defecto y su precio es de 75 euros en Kickstarter por tiempo limitado. Es el compañero perfecto para Urban X, otro proyecto de crowdfunding dedicado a los ciclistas.