BeTech: noticias de tecnología

CHOCHES ElÉCTRICOS

Las farolas de las calles serán las estaciones de carga del futuro

char.gy

Char.gy convierte las farolas de la calle en estaciones de carga para los coches eléctricos.

Los coches eléctricos toman cada vez más protagonismos en las calles de las ciudades del mundo. Todavía hay mucho camino por delante en términos de eficiencia y autonomía de las baterías, pero no cabe duda de que son el futuro. Sin embargo, estos coches tan modernos tienen un problema muy importante que solucionar: el repostaje. Las gasolineras necesitarán, tarde o temprano, unos surtidores o puntos de recarga, pero Char.gy promete convertir las farolas en estaciones de carga.

 

Energía para tu coche siempre cerca

Los que tienen un coche eléctrico necesitan que su vehículo ‘duerma en garaje’ para cargar su batería. Dejarlo en la calle con la reserva de energía activa sería un riesgo, a menos que tu destino no esté lejos o dispongas de un punto de recarga cercano. Pensado en esta situación una compañía inglesa ha dado con la solución al problema: hacer de las farolas las estaciones de carga del futuro.

char.gy calle

Su nombre es Char.gy y lo que plantéan es un sistema de pago por uso del enchufe público, muy parecido a los coches Emov, los cuales puedes alquilar por el tiempo que utilices por las calles de Madrid. En este caso, el usuario debe aparcar cerca del punto de carga y pagar una cuota según lo que utilice. Las hay de tres tipos: un pago al día, en el que se tiene toda la energía que necesites durante 24 horas, y dos mensuales que dependen de la potencia solicitada. Sus costes son de 24 euros el día a 40 o 70 euros al mes según se necesiten 100 o 400 kwh respectivamente.

 

Alternativas para el garaje

Como comentábamos antes, es cuestión de tiempo que los coches eléctricos sean cada vez más. El abaratamiento de la tecnología, la autonomía de las baterías y el aumento de los puntos de recarga son factores esenciales para el progreso de esta tecnología. De estos problemas la solución más cercana parece cubrir el último de los citados antes gracias a Char.gy, el enchufe que convierte las farolas en un punto de recarga.

De momento, habrá que esperar al desarrollo de esta tecnología y el coste que supondría para una ciudad implantar este sistema. La única solución para aquellos que quieren un transporte que respete el medioambiente es guardar su coche eléctrico en un garaje u optar por una bicicleta eléctrica para los recorridos cortos o utilizar un gadget como UrbanX para no gastar más dinero en un nuevo transporte.