BeTech: noticias de tecnología

COMPARATIVA

Samsung Galaxy S8 vs iPhone 7, ¿qué smartphone elegir?

Samsung galaxy S8 iPhone

Si te ves en en esta situación, te contamos cuál es el mejor de la gama alta.

La rivalidad entre Samsung y Apple es tan clásica como un Real Madrid-Barcelona para nuestros compañeros de AS. Pero a diferencia del evento deportivo, el equipo de personas que diseñan y producen un smartphone es más amplio y ponen todo su esfuerzo en ser los más vanguardistas. Con la llegada del nuevo terminal coreano toca hacer una comparación Samsung Galaxy S8 contra el iPhone 7.

 

Aprovechando la pantalla al máximo

Es muy fácil afirmar que todos los smartphones son iguales en diseño, pero en realidad es que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia entre un terminal y otro. Esto se aprecia mejor si comparamos el Samsung Galaxy S8 con el iPhone 7. Es cierto que se llevan seis meses de diferencia, pero ambos están en el mismo segmento.

El primer detalle en el que hay que fijarse es la pantalla. Es el elemento clave de todo teléfono móvil actual, ya que sin ella no puedes ver la información de tus apps ni interaccionar con ellas. El terminal de Apple ha sido muy conservador con esta pieza, manteniendo su diseño minimalista hasta carecer de botón mecánico por uno táctico.

iphone 7 rojo

Pero los coreanos han ido mucho más allá con su Samsung Galaxy S8. La herencia de aprovechar los bordes de la pantalla del Samsung Galaxy S7 Edge se aplica a ambos lados del terminal, aunque la gran novedad ha sido la ausencia de botones en esta parte. Estos se sustituyen por una navbar propia en el display, lo que supone un problema del que preocuparse.

El tamaño también importa, y aunque la pantalla Retina de 4,7 pulgadas del terminal de la manzana mordida es de lo mejor del mercado, el Infinity Display del Galaxy S8 no le tiene nada que envidiar con sus 5,8 pulgadas de extensión a una resolución QHD+ que da mayor nivel de detalle.

 

Un armazón seguro

Antes de adentrarnos en el interior de ambos terminales toca examinar el exterior, donde nos encontramos con dos móviles muy resistentes. La diferencia es apenas inapreciable a menos que los dejes en remojo un tiempo. El Samsung Galaxy S8 es algo más resistente que el iPhone 7. que ahora puedes elegir con el chasis en rojo, con un punto más en su certificación IP67. Esto te permite hacer las mismas tomas que harías con una cámara de acción, aunque nunca está demás comprarte una carcasa para este tipo de uso.

Y ahora que aparece el tema de la cámara aquí encontramos otra de las diferencias entre el Samsung Galaxy S8 y el iPhone 7. El terminal de Apple supera al coreano con sus 12 MPX, pero lo importante no es la potencia del sensor sino su resolución. En este sentido, es el Samsung el que destaca alcanzando los 4K y la posibilidad de grabar para VR, ahora que está tan de moda la tecnología de imagen inmersiva.

 

Autonomía y espacio

Comparar los procesadores de ambos móviles no nos llevarían a ningún sitio. Tanto el A10 como el Snapdragon 835 son dos cerebros únicos en el mercado y que ofrecen un rendimiento fantástico en ambos casos. Por eso, lo mejor es centrarse en dos apartados que preocupan a los usuarios. El almacenamiento nunca ha sido un problema para los usuarios de Android ya que la gran mayoría tienen espacio para un microSD, que en este caso los 64 GB del Samsung se pueden ampliar con hasta 256 GB. En Apple la cosa cambia, ya que es uno de los factores que determinan el precio del móvil. En su caso asciende a los 256 GB de espacio en su versión top.

Llegamos a la pregunta más importante: cuál es la diferencia entre el Samsung Galaxy S8 y el iPhone 7 en cuanto a autonomía. La respuesta es la de siempre: depende del uso que le des al teléfono, pero nunca está demás contar con 3.000 mAh como los de Samsung frente a los 1.960 mAh. La diferencia es notable, sobre todo si eres de los que utiliza la app de Netflix en el transporte público de camino al trabajo.

 

 La IA

Apple es toda una pionera en esto de los asistentes virtuales. Siri es ya veterana en el sector, aunque todavía tiene mucho que aprender de Google Assistant. Pero le ha salido otro rival en el que fijarse: Bixby. La nueva IA de Samsung está más a la altura que de Google con todas las funciones que incorpora en cuanto a accesibilidad y funcionalidad ya que aprende de las interacciones del usuario. El único defecto que tiene es que todavía no entienden el castellano

bixbit

 

¿Cómo afectan al bolsillo?

No podemos acabar una comparativa sin hablar de costes. Si tenemos en cuenta que iPhone 7 no tiene versión de 64 GB podemos considerar que el terminal coreano tiene un precio más que razonable. Este se sitúa en los 809 euros, más o menos a mitad de camino entre los 769 y 879 euros de las versiones de 32 y 128 GB respectivamente.

 

Un rival ejemplar

No cabe duda que en este duelo de titanes es el terminal coreano el que ofrece más posibilidades. Como decíamos al principio de esta comparativa son seis meses lo que les separan y podemos observar cómo han mejorado los smartphones en este tiempo. Aunque el iPhone 7 no alcanza Samsung Galaxy S8, ¿sentará este las bases de lo que Apple proponga con su iPhone 8?.