BeTech: noticias de tecnología

BULBASAUR

Sedric, el coche autónomo de Volkswagen que recuerda a un Pokémon

Sedric, el coche autónomo de Volkswagen que recuerda a un Pokémon

Este taxi sin conductor acude con sólo pulsar un botón.

Si en algo coincide la Ciencia Ficción de los últimos 36 años es en el concepto de los coches autónomos. Salían en Blade Runner (que también eran voladores, como los aerotaxis de Dubai), en Demolition Man, Minority Report, Yo Robot. Coches capaces de ser conducidos pero también de autoconducirse. Y hoy, en pleno 2017, tenemos sobre la carretera a los Testa con sus modelos autónomos. No es ciencia ficción, es realidad.

 

Sedric, el coche autónomo de Volkswagen

Siguiendo una estela que parece imponerse entre las principales marcas tras la irrupción de Tesla Motors en el mundo de los automóviles, la alemana Volkswagen ha querido presentar su concepto para el coche de un futuro no muy lejano. Y el resultado es Sedric, un acrónimo de Self-Driving-Car en forma de un híbrido entre un coche de uso personal y al mismo tiempo transporte compartido que ha sido presentado en el Geneva Auto Show.

Catalogado como un vehículo autónomo de Nivel 5, lo que quiere decir que no necesita un conductor humano para ser conducido, el Sedric opera de forma automática. Y si necesitamos que nos lleve simplemente tenemos que pulsar un botón para que se presente allá donde estemos. Según sus creadores, “con sólo tocar un botón se garantiza la movilidad para todos, en cualquier parte y en cualquier momento“. Pero si eso de compartir coche con alguien no es lo tuyo, el Sedric está diseñado también como concepto de taxi autónomo privado para lo que sea, desde recoger y transportar la compra del mes a dejar los niños en la escuela.

Pokémon design

Sin volante, pedales ni habitáculo para el conductor, el Sedric tiene un espacio interior grande que comprende un parabrisas en forma de pantalla OLED que nos va mostrando datos de todo lo que nos rodea. Pero exteriormente, esta especie de mini-bus cuadrado tiene un diseño frontal que a los fans de cierto juego de Nintendo seguro que les producirá un Déjà Vu. Y es que es inevitable no recordar la cara y la forma del pokémon Bulbasaur, sobre todo con los ‘ojitos’ de luces LED que el coche tiene en el display frontal.

Dada su concepción, desde Volkswagen aseguran que el Sedric es el ‘padre’ de los diseños de la compañía en cuanto a vehículos autónomos, por lo que su concepto está pendiente de ser refinado y evolucionado, aunque no obstante señalan que no pasará demasiado tiempo hasta que veamos nuevos diseños inspirados en él.