BeTech: noticias de tecnología

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Roborace, así es la primera liga de Fórmula E sin pilotos

devbot 1

La inteligencia artificial también está pensada para la velocidad tal y como se muestra en la Roborace. E3 2017: Conferencia EA

Poco a poco, los vehículos incorporan mejoras tecnológicas para una conducción más sencilla. Una de las más útiles ha sido la integración del Bluetooth para conectar tu smartphone o los puertos USB para conectar la consola central con apps como Android Auto o Apple Car. Los coches eléctricos también ganan peso poco a poco y se nota en el interés de algunas compañías por mejorar las estaciones de carga por placas inalámbricas.

Pero la próxima mejora importante tiene que ver con la inteligencia artificial. Mientras que unos se esfuerzan por ganar fiabilidad en la carretera, otros prefieren que la IA compita en una liga de Fórmula E sin pilotos.

 

La IA también sabe correr

Tesla está a la vanguardia del uso de la tecnología para crear coches no tripulados. Sus ingenieros trabajan para crear un software cada vez más sofisticado, capaz de reaccionar con rapidez y diligencia ante cualquier situación. Esto implica muchas pruebas para establecer límites de velocidad o parámetros de prevención de accidentes, pero en la Fórmula E (donde se compiten con coches eléctricos) también se suman estos datos junto a la velocidad de una competición.

La Roborace lleva funcionando desde 2015 con prototipos de coches eléctricos de esta categoría tripulados única y exclusivamente por un ordenador. Las carreras se realizan a 20 vueltas y sin parar por el Pit Stop para cambiar neumáticos. Al estar preparados para correr, estos coches inteligentes exprimen el rendimiento del motor para alcanzar una velocidad máxima de unos 250 km/h, mientras que lo máximo que se ha logrado en esta liga es 115 km/h.

Hasta ahora, todas las carreras tenían un formato basado en el tiempo que se tardaba en completar el trazado, pero los ingenieros quieren dar un paso adelante. Este fin de semana correrán por primera vez dos coches en una carrera real por posiciones, como las que ves por la tele en la categoría de Fórmula 1 con Carlos Sainz, Fernando Alonso o Kimi Raikkonen entre otras figuras.

 

Un proyecto lento pero constante

Como te contábamos, la primera liga de Fórmula E sin pilotos lleva tres años en activo. Durante todo este tiempo el espíritu competitivo se ha mezclado con el afán de mejorar una IA para ofrecer un espectáculo a la altura. Sin embargo, como ocurre con los proyectos mencionados, el progreso es lento, pero después de tres temporadas la Roborace pisa el acelerador para poner por primera vez dos robots en la misma pista. En este caso, serán los ingenieros del vehículo más rápido los que se suban al podio.