BeTech: noticias de tecnología

TRATAMIENTOS CÁNCER

Este ejército de mini robots puede combatir el cáncer dentro del cuerpo

Este ejército de mini robots puede combatir el cáncer dentro del cuerpo

Los bots operan como un enjambre atacando los tumores.

Si hay un sector que se beneficia siempre de los últimos adelantos tecnológicos, ese es el de la Medicina. Actualmente, detectar un cáncer a tiempo es ganar media batalla contra este, siendo la otra media una batalla que bien puede que acaben librando ejércitos de minirobots como los que forman parte del último estudio presentado sobre el tema esta misma semana, el 15 de febrero. Investigadores del Philips Innovative Technologies en Hamburgo, Alemania, han presentado sus descubrimientos en el prestigioso Journal Science Robotics.

 

Un ejército de mini robots

Lo que hace una década era materia de novelas de ciencia ficción como La Presa, de Michael Crichton, hoy es algo científicamente probado y en experimentación como es la Nanotecnología aplicada a curar enfermedades. Y es que la comunidad científica ha estado años trabajando para utilizar robots en los procesos médicos, con éxitos como pequeños dispositivos usados para inyectar medicamentos a una persona a través de su ojos, u operarla en zonas difíciles de alcanzar. Pero uno de los objetivos más ambiciosos es el de controlar un enjambre, un ejército de micro-robots que se inyectase dentro del cuerpo de un paciente para combatir el cáncer desde dentro.

El principal problema era el control de los micro-robots, ya que todos se comportaban de la misma forma al estar controlados por el mismo campo magnético. Pero con este nuevo método, los investigadores han conseguido una forma de controlar a cada robot de un enjambre de manera individual, y asignarles tareas específicas usando campos magnéticos, lo que supone un enorme avance de cara a los futuros tratamientos.

 

Semillas radiactivas

¿Qué puede conseguir un ejército de micro-robots que no puedan los tratamientos actuales con quimio y radioterapia? Según los científicos, el enjambre de robots puede ser introducido en el cuerpo, dirigido a una parte específica del cuerpo con tumores, y depositar en ellos una serie de ‘semillas’ radiactivas que maten al cáncer. De esta manera, el tratamiento es mucho menos invasivo que los actuales para partes como el tejido del paciente, y reduce los efectos secundarios más dañinos.

También puede usarse para crear implantes médicos que cambien con el tiempo a medida que un paciente se vaya curando. En definitiva, y como reseña el investigador jefe Jürgen Rahmer, “nuestro método permitiría realizar manipulaciones complejas dentro del cuerpo humano”, lo que abre la puerta a un futuro más esperanzador en el tratamiento de esta enfermedad.