BeTech: noticias de tecnología

Navidad

Cómo reparar las luces de tu árbol de Navidad

luces arbol de navidad

Sigue estos consejos para reparar el elemento decorativo más importante de tu árbol de Navidad. E3 2017: Conferencia EA

Si todavía no has llenado tu casa con la decoración típica de esta época aún estás a tiempo. Te tocará desempolvar las cajas donde tengas guardadas las figuritas del Portal de Belén, las guirnaldas, y alguna flor de Pascua de tela. Uno de los elementos que nunca faltan es el árbol de Navidad con sus bolas de colores, cintas y luces. Sin embargo, este último elemento se deteriora con el tiempo aunque no se utilice y las bombillas dejan de lucir. Para que tu abeto destaque siempre en tu salón te enseñamos a reparar las luces de tu árbol de Navidad en caso de que se hayan estropeado.

 

Revisa el enchufe

Un punto de especial importancia es el enchufe. Es el elemento más importante de las luces de Navidad, ya que es el punto desde el que se distribuye la energía eléctrica. Si tu circuito es muy antiguo es posible que el conector presente cierto desgaste en la zona del cableado. Si este es el caso sentimos decirte que la reparación del juego de luces navideñas es imposible. Una cosa es empalmar dos extremos del mismo circuito, pero el enchufe es muy delicado. Lo mejor será que guardes las bombillas como repuesto y compres unas nuevas.

bombilla navidad

Comprueba que las bombillas estén bien ajustadas para comprobar si funcionan.

 

Comprobación del cableado

Como hemos dicho antes, las luces de Navidad son un elemento que se queda guardado en un armario la mayor parte del año. La falta de uso también causa fallos en los aparatos y antes de que tu abeto (natural o de plástico) arda por un chispazo te recomendamos que pruebes antes las luces. Así podrás detectar si hay algún fallo eléctrico y solucionarlo como te enseñamos a continuación

 

Problemas con las bombillas

Las luces de Navidad son, básicamente, un circuito eléctrico que se activa y apaga con un interruptor. Los elementos lumínicos que lo componen son claves para detectar el problema que sufre. Por ejemplo, si una bombilla parpadea y se apaga lo más probable es que no esté ajustada. Si das unos golpecitos con la uña o bolígrafo y la luz titila lo único que debes hacer es colocarla correctamente. Si definitivamente no funciona pero el resto si lucen comprueba el filamento que recibe energía en el interior de la ampolla está roto tendrás que sustituirla.

Ten en cuenta que si un casquillo está mal afectará al resto y las luces no se encenderán. Para arreglar tus luces de Navidad te recomendamos un proceso laborioso pero efectivo: sacar todas las bombillas y probar todos los huecos hasta encontrar el que falla. Una vez localizado el foco del problema, y con el sistema desconectado de la red eléctrica, procede a eliminar el punto que ha dejado de funcionar y solapa los otros dos. Para ello utiliza unos alicates o una herramienta pelacables para unir las dos partes posteriormente. Recuerda aislar correctamente el empalme para que no se produzcan chispazos.