BeTech: noticias de tecnología

Fotografía

Elige el mejor formato para utilizar tus fotos

Mejores formatos fotografía

Te explicamos los diferentes formatos en los que un archivo de imagen se puede comprimir y para qué sirven..

Cada archivo que generas con un programa lleva un formato que lo define. Este ‘apellido’ indica cuál es tipo de datos que contiene y permite utilizarlos o no según el programa con el que los ejecutes. Los .docx, .jpeg o .mp4 son algunos de los más comunes y seguramente que los has ubicado perfectamente con un software para abrirlos. El segundo es uno de los muchos formatos para comprimir tus fotos y hoy te enseñaremos cuáles puedes utilizar según tus necesidades.

 

RAW

Empezamos nombrando al ‘peso pesado’ de los formatos fotográficos. El archivo RAW no pierde información en su compresión, es decir, capta todos los datos que el sensor capture sin aplicar ningún filtro. Esto hace que los archivos de este estilo pesen mucho, pero son más sencillos de editar en lo que correcciones de iluminación y color se refiere.

A la hora de hacer la foto la cámara necesitará un tiempo para procesar toda la imagen, así que no te servirá para hacer varias fotos seguidas, pero el resultado de la que hagas será mucho mejor a la de las extensiones siguientes.

formato foto cámara

Las cámaras profesionales utilizan varios formatos para la toma de fotos que tú puedes elegir.

 

PNG

Las imágenes con formato PNG te servirán si quieres subirlas a internet. Esta extensión es mucho más liviana que la RAW, pero también tienen un nivel bajo de compresión. Esto le da ventaja a la hora de evitar impurezas en la foto y guardar propiedades determinadas como una transparencia. Por este motivo es ideal para la creación de logotipos.

 

JPEG

El JPEG es el formato más extendido. Puede parecer que es un universal ya que aparece por defecto en las cámaras digitales y se utiliza para el diseño Web. Además, comprime las imágenes lo suficiente para que cualquier programa o web site pueda cargarlo o modificarlo sin problemas.

Sin embargo, la parte oscura de este formato es que ‘ahorra’ información juntando los píxeles contiguos que tienen colores similares. De este modo puedes trabajar fácilmente con la imagen, pero su calidad se verá afectada. Para impedir que esto suceda puedes elegir el nivel de calidad de la foto cuando la guardes desde un programa de edición. Eso sí, a mayor valor más peso.

 

TIFF

Este formato es el mejor para utilizar las fotos en un programa de maquetación profesional y portales de imágenes de alta calidad. Los usuarios familiarizados con el mundo del diseño lo utilizan porque aunque la imagen se comprima no se pierden píxeles. Cuando abres una imagen JPEG varias veces esta va perdiendo información porque va juntando los píxeles como te hemos explicado antes, pero en las TIFF se mantienen se mantienen como la dejaste.

 

 

GIF

Para finalizar nuestra lista con los formatos fotográficos más utilizados os mencionamos el formato GIF. En los últimos años ha cogido mucha fuerza, hasta tal punto de convertirse en uno de los más extendidos por las redes sociales. Su compresión es muy alta y la calidad, por lo tanto, es muy baja. Sin embargo, permite juntar varias imágenes y reproducirlas en bucle dando una sensación de movimiento constante. Así parece un video de baja calidad, pero en realidad son una consecución de tomas en calidad baja.