BeTech: noticias de tecnología

Google Pixel

Así es por dentro el Google Pixel XL

Así es por dentro el Google Pixel XL

Aunque se trata del primer teléfono creado y diseñado por la gran G seguramente te interesa qué componentes lleva en su interior.

A principios de octubre Google lanzó su nueva línea de smartphones: Google Pixel y Google Pixel XL. Ambos terminales ya compiten en la gama alta con los más grandes desde el minuto cero y son los primeros diseñados y fabricados por la gran G, por lo que la gama Nexus se queda atrás. Aunque ya se conocen sus especificaciones técnicas seguramente te pique la curiosidad sobre lo que esconde el modelo XL bajo su carcasa. Antes de empezar, te recomendamos que no abras tu terminal bajo ningún concepto ya que la garantía puede anularse en caso de que tu terminal no funcione.

 

Pantalla y batería

Que Google haya fabricado y diseñado el Google Pixel no quiere decir que haya componentes fabricados por otras compañías en su interior. Según el procedimiento de los chicos de iFixit, lo primero que nos encontramos al abrirlo por la parte frontal es una pantalla QHD de 5,5 pulgadas fabricada por Samsung. Está colocada entre el marco de cristal Gorilla Glass 4 y una placa de magnesio que la separa del resto de componentes. Una vez retirada encontramos el resto del chipset.

google Pixel XL interior

Así es el interior del Pixel XL cuando le quitas la pantalla.

Lo primero que salta a la vista es la gran batería colocada en el centro de la placa. Está fabricada por HTC y tiene una capacidad de 3450 mAh. Si nos vamos a la parte superior encontramos, de izquierda a derecha, la cámara frontal de ocho megapíxeles junto a la bombilla LED que se activa para informar de la entrada de notificaciones y la entrada para minijack. Detrás de una pequeña placa se esconde el sensor y la cámara de 12,3 mpx.

 

Así es la placa base

Ahora viene la parte interesante del interior del Google Pixel XL: la placa base. Por un lado está la memoria de 4 GB de Samsung que apoya al procesador Snapdragon 821 de cuatro núcleos. Muy cerca también están los chips Qualcomm encargados de la gestión de la batería y su carga rápida. En la parte trasera destaca el pequeño chip de almacenamiento de 32 GB también cortesía de Samsung.

En una placa distinta, colocada en la parte inferior del chasis, están los receptores del micrófono y la entrada USB Tipo C. Como guinda del pastel reservamos el panel táctil de la parte trasera.

Un rival importante

Después de despiezar el Google Pixel XL comprobamos que tiene componentes que están a la altura de la gama alta. Destaca por la capacidad de su batería y la calidad de su cámara trasera que son superiores al de sus rivales de Apple. Aunque está bien sellado solo ha conseguido una categoría IP53, algo más bajo al que lograron sus rivales (entre IP67 y 68), pero eso no quiere decir que no pueda aguantar 30 minutos bajo el agua.