BeTech: noticias de tecnología

ROPA INTELIGENTE

Así es la ropa que puede almacenar energía solar

Tu próxima camiseta podría ser un panel solar móvil si se hiciera con este tejido inteligente capaz de almacenar energía solar de forma barata y limpia.

0
Así es la ropa que puede almacenar energía solar

Si este es el año de la Realidad Virtual, parece que el 2017 será el de los tejidos inteligentes a tenor de todo lo que estamos viendo. El sector de los Wearables o dispositivos ‘smart’ está experimentando un boom en todas sus variantes, y lo que antes eran objetos cotidianos hoy lo siguen siendo, solo que además son ‘smart’. Ya hemos visto a Levi's enseñar una chaqueta inteligente que presentará a inicios del próximo año, y tejidos que a modo de dinamo son capaces de acumular energía. Pero hoy os traemos la alternativa más ecológica de las propuestas: Energía solar.

 

Camiseta de placas solares

Catalogada como una de las energías más limpias, seguras, eficientes y baratas, la energía solar es el futuro una vez que los combustibles fósiles hayan sido desechados (que buena falta va haciendo ya). Y hoy día, gracias a los dispositivos smart hemos visto placas solares adaptadas hasta a mochilas con las que podemos cargar cosas y el móvil al mismo tiempo. Pero la idea que plantea este nuevo tejido inteligente va más allá, ya que con él puesto no necesitaríamos ni llevar encima siquiera una batería extra o una portátil, sino que cargaríamos el móvil directamente con la camiseta.

La fibra textil solar

Esa es la idea tras este tejido ‘smart textile’ que un grupo de investigadores chinos ha presentado, y que se basa en fibras textiles inteligentes que pueden ser cosidas y utilizadas como el algodón a la hora de fabricar ropa con ellas, pero que están tratadas para captar la energía solar y almacenarla convirtiendo al usuario en una central energética andante a la par que en un generador con el que poder cargar el móvil, el smartwatch o lo que necesitemos. Según dos de ellos, Wendie Mai de la Universidad de Jinan y Xing Fan de la Universidad de Chongqing, “esperamos que en el futuro [este tejido] pueda ser producido para el consumo diario”.

Fibra energética

Este tejido textil combina dos componentes principales, una célula solar que genera energía solar, y una fibra supercapacitadora que puede cargar, almacenar y descargar la energía eléctrica. Cuando se juntan, los componentes forman un tejido que puede ser cortado, cosido y adaptado a las especificaciones del diseñador, lo que le otorga una ventaja importante frente a otros tipos de fibras inteligentes que son más difíciles de manejar porque forman un dispositivo en sí.

La fibra textil solar inteligente

De momento la fibra debe ser probada a fondo para demostrar que es económicamente viable, energéticamente eficiente y resistente, ya que de momento no es por ejemplo resistente al agua y algunos de sus componentes son orgánicos y volátiles. Según los expertos, el primer uso comercial de este tejido podría estar disponible en los próximos cinco años, y como la mayoría de avances tecnológicos el sector Militar sería el primero que lo utilizaría de forma masiva, seguido del personal de Emergencias y luego se pondría a disposición del gran público.