BeTech: noticias de tecnología

CUIDA TUS DISCOS SSD

Firefox y Chrome pueden estropear tu disco SSD

Firefox y Chrome pueden estropear tu disco SSD

Las unidades de almacenamiento SSD son una mejora con respecto al disco duro estándar, pero los navegadores Firefox y Chrome son un peligro para ellas. Aprende cómo cuidar tus discos SSD.

Desde que IBM los inventó en 1956, la Informática se ha valido de los discos duros para almacenar millones de información y nosotros nos hemos acostumbrado al particular sonido del brazo sobre el disco metálico. Pero en la actualidad la tecnología de un disco duro mecánico está más que obsoleta, y aquí entran las unidades SSD, los nuevos discos duros que aplican la tecnología de almacenamiento Flash que tenemos en los USB, las tarjetas de memoria y demás. Al no tener elementos mecánicos, las SSD son más eficientes, rápidas y precisas, pero debido a que funcionan con tecnología flash, tienen una cantidad finita de número de veces que se puede escribir sobre su memoria.

 

Cuidado con Firefox y Chrome

Ciertamente una memoria Flash posee una cantidad más que suficiente de ciclos de escritura y lectura como para asegurarle un uso normal, por lo que los discos SSD parece que serán el estándar en los nuevos equipos informáticos como ya lo son en otros ámbitos de almacenamiento. Aunque si tenéis una unidad SSD y soléis navegar desde el PC, cuidado porque un análisis reciente de la web Servethehome.com ha puesto en duda la fiabilidad de los navegadores web Firefox y Google Chrome, que ahora mismo parecen ser los menos indicados si tenemos un disco duro SSD en el PC. ¿El motivo? Precisamente en el talón de Aquiles de los SSD, el ciclo de escritura.

Si uno se fija en la cantidad de datos que ambos navegadores escriben en un disco duro al cabo del día como cifra media, vemos la enorme cifra de 10GB a 30GB. La razón de esto es que los dos browser crean constantemente archivos de recuperación de la sesión en curso (los recovery.js), por si hay un cierre inesperado de esta al irse la luz, apagarse el ordenador de repente, etc. Y si sois de los que abrir varias páginas webs y pestañas al mismo tiempo, esto daña más aún al disco SSD. Toda esta cantidad de datos gastados en recoverys de sesión es mucho más elevada que la recomendada por un fabricante de discos SSD. ¿Resultado? Que navegar en la Red con Firefox o Chrome en un PC acorta considerablemente la vida a las unidades de almacenamiento SSD.

Plan de contingencia

Si usamos Mozilla Firefox, la buena noticia es que es posible configurar el navegador para que se creen menos archivos de recuperación y cookies, con lo que se reduciría el daño sobre los SSD. Solo hay que abrir una pestaña, colocar en la barra de dirección ‘about:config' y entrar en el menú de configuración avanzada de Firefox. Ahora scrolleamos buscando la entrada ‘browser.sessionstore.interval’ y veremos que por defecto está puesta en 15000, lo que significa que escribe cada 15 segundos en el disco duro.

Menu secreto de Firefox

Modificando a mano podemos hacer que los recoverys se creen cada 5 minutos, cada media hora o el tiempo que queramos, simplemente poniendo un número y la cantidad correcta de ceros detrás. Con esto el navegador escribirá menos en el disco SSD y le alargaremos la vida, aunque por desgracia el Chrome de Google no dispone de la misma solución, por lo que su uso seguirá minando la vida útil de las unidades SSD de momento.