BeTech: noticias de tecnología

Estaciones de carga

¿Cómo funciona la carga rápida sin cables?

¿Cómo funciona la carga rápida sin cables?

Algunos teléfonos móviles ya se pueden cargar sin cables. De momento hemos visto esta tecnología en terminales de gama alta, pero tendrá que ganar popularidad si quiere desplazar al clásico cable USB de esta tarea. Si tienes curiosidad cómo funciona esta tecnología que mantendrá a tope la batería de tu móvil te lo enseñamos más abajo.

Las bases de cargar rápida sin cables podrían ser el futuro para rellenar la batería de tu smartphone. Los modelos actuales, en su gran mayoría, cuentan con una entrada USB por la que puedes recargar de energía tu móvil si tienes un adaptador de corriente y un enchufe cerca. Pero algunos modelos de a gama alta también son capaces de nutrirse de los pulsos electromagnéticos de una plataforma cercana con rapidez. En esta entrada te enseñamos cómo funcionan estos aparatos.

El estándar Qi

Para entender cómo funciona la carga rápida sin cables es necesario explicar qué es el estándar Qi. Se trata de una homologación creada por el Wireless Power Consortium, una asociación que agrupa a fabricantes de diferentes sectores interesados en investigar una tecnología Wireless para rellenar las baterías de sus productos. Para ello han desarrollado un sistema por el cual dos bobinas son capaces de crear un campo electromagnético para transferir energía eléctrica de una a otra.

Por desgracia, ambos dispositivos deben estar muy cerca para enviar la mayor cantidad de energía posible, concretamente a menos de 7 mm en el caso de la inducción y 45 mm por resonancia (en el caso de que un objeto impida el contacto físico entre ambos aparatos). Este es el motivo principal por el que se recomienda colocar el dispositivo receptor encima de la base, para hacer más eficiente el proceso. Además, las bases de carga son capaces de reducir la velocidad y cantidad de vatios enviados si notan que el smartphone que tienen cerca está casi al completo de su capacidad.

Base de carga S6

Los modelos de gama alta más modernos son compatibles con la tecnología Qi

¿Mejor que el cable USB?

La mayor parte de los usuarios utilizan su clásico cable USB para cargar su smartphone. Obviamente es la opción más asequible, ya que siempre viene incluido en todos los terminales, pero las bases de carga sin cables pueden acoplarse en cualquier superficie, como una mesa o la guantera de un coche. Sería una opción perfecta para un café, por ejemplo, ya que mientras te tomas un respiro puedes dejar tu móvil sobre una mesa con esta tecnología para cargarlo.

Sin embargo, no es tan rápida. El nuevo estándar IQ permite que las bases de carga sin cables aumenten su potencia un 300 por ciento más que las primeras versiones. Esto implica que podrás tener tu teléfono a la mitad de su carga en 30 minutos, pero tendrás que esperar 60 más para la carga completa. El USB sigue siendo un rival a batir, sobre todo si los nuevos Tipo C son más rápidos en velocidad que los actuales.